El ayer, el mañana y el caldinho de feijão

De a poco la región portuaria de Río de Janeiro va tomando nueva forma. Después de años de obras se empiezan a ver los resultados: el Museo del Mañana, proyecto de Santiago Calatrava, que parece un yacaré para algunos, un dinosaurio para otros, es el protagonista de esta región a la que antes nadie le daba importancia. Primero porque no había nada y segundo porque era difícil llegar. Ahora se puede tomar el VLT, de lunes a viernes de 10 a 16hs, o caminar por la costanera recién inaugurada que une el Pier Mauá con la Iglesia Nossa Senhora da Candelaria, en la Av. Presidente Vargas. Seguir leyendo

Sin comentarios

Alaska

Algunos se meten al agua igual. Otros se sientan en la arena a escuchar el sonido del mar y levantan el rostro cuando asoma el sol. “Por eso estaban tan baratos los pasajes”, dice Noelia, una argentina que se compró un pasaje a Río por dos mil novecientos pesos con una semana de anticipación. “La línea aérea sabía que se venía una helada y lanzó la promoción”. Pero lo que se ahorró en el vuelo se lo tuvo que gastar en ropa de invierno para toda la familia. Nadie espera que en Río de Janeiro haga tanto frío. Seguir leyendo

Bipolar

Estoy escribiendo una nota sobre Río para una revista dirigida a mujeres jóvenes, y empieza así: es inevitable, nombrar Río de Janeiro y que se te dibuje una sonrisa en la cara. Visitarla diez veces y querer volver mil más.

Y es la pura verdad, pero, pero, pero Seguir leyendo

Un ser mitológico del Matogrosso

Fora Cunha, fora Cunha, fora Cunha,
fuera Cunha, fuera Cunha, fuera Cunha

Gritaba el público antes de que empezara el show. El Circo Voador estaba repleto, entradas agotadas para la segunda noche consecutiva de Ney Matogrosso en Río, que entró al escenario transformado en un condor.  Seguir leyendo

Sin comentarios

El mortal triunfal

Feriado religioso, corpus christi. Soleado, 25 grados, una delicia. Salgo a correr. El Aterro está cerrado al tránsito y la velocidad vuelve a ser humana, tracción a sangre, silenciosa. Seguir leyendo

Sin comentarios

Río de plástico

-Es la gente, dicen casi todos cuando hablo de la basura del arroyo Antoñico, del río Paraná, la Bahía de Guanabara o la playa de São Conrado. Es la gente, dicen. Como si la gente fuera una entidad abstracta en vez de personas y quienes conversamos unos cactus.  Seguir leyendo

Sin comentarios

Realismo mágico

Hay un chino en mi casa. Eso es porque la nota que escribí sobre los actos piscomágicos de Alejandro Jodorowsky fue traducida al francés. La publicaron en el diario Courrier International y la leyó Marianne Costa, ex pareja, colega durante catorce años y co-escritora de dos libros con Jodorowsky. A partir de ese texto Costa decidió volver a dar clases sobre psicomagia, y me invitó a una en Buenos Aires. Así que fui y le alquilé mi casa al chino.

Seguir leyendo

Brasil de película – Parte II

Mientras la actualidad brasileña escribe el mejor guión de su historia, lleno de suspenso, villanos, mentiras y heroínas, seguimos con el cine del gigante. Había propuesto 22 títulos, así que muchas buenas películas seguro quedarán afuera de esta segunda tanda cronológica de 11. Pueden agregar recomendaciones en los comentarios así se forma una buena filmoteca.

Seguir leyendo

Brasil de película

Cuando la realidad supera a la ficción, mejor hablar un poco de la ficción. Sabemos muchísimo de música y de playas brasileñas, pero poco del cine nacional. Desde la década del 30 hasta hoy, 22 películas para conocer lo más notable del cine brasileño (primera parte).

Seguir leyendo

El descanso

Ayer escuché que bañarse hace que la mente entre en un estado parecido al que entra cuando se corre, un estado meditativo, o tal vez creativo; también pasa cuando se anda en bicicleta, cuando se viaja del lado de la ventana en el colectivo. A mí me pasa. Capaz a otros no. Pero con lo del baño seguro que algo debe haber. Seguro. Por eso, al menos una vez al día, todos los brasileños, y quiero decir todos, los ricos, los pobres, los negros, los blancos, los travestis, los enanos, los nordestinos, los tapaxós, los gauchos, no los gauchos argentinos, los del sur de Brasil, todos, en algún momento del día dicen vou tomar banhoSeguir leyendo