Ensayos técnicos

Es diciembre, navidad, pan dulce, regalos, familia, con quién vas a pasar año nuevo y todas esas cosas. Pero en Río ya se piensa en carnaval. Mañana, sábado 20, se hace el primer ensayo de las Escolas de samba en el Sambódromo y continúan todos los fines de semana hasta el 8 de febrero. Ese domingo se hace la prueba de luz y sonido con la Escola que salió campeona el año pasado, Unidos da Tijuca.

Seguir leyendo

Viernes 3 pm

Viernes, 3 pm. 2009. Recorro en moto la avenida Mem de Sá -la arteria principal de Lapa- de principio a fin. La ciudad está en llamas, los termómetros callejeros muestran 43 grados. Dentro del casco deben hacer 48. Pero el infierno se evapora al llegar a la subida de Alto da Boa Vista. Su nombre dice todo, curvas ascendentes, vistas deslumbrantes, verde, flores y frescor en el aire. Atravieso toda la Floresta da Tijuca, el cuarto parque urbano más grande de Brasil, hasta llegar a la casa de Aluá, que vive en una comunidad. A las favelas ahora se las llama así. Seguir leyendo

Una tapioca gloriosa

Eso redondo que vuela por el aire es una tapioca, probablemente la más rica de todo Río de Janeiro. La tapioca proviene de la raíz de la mandioca o yuca. Primero se prensa la raíz para retirar el ácido cianhídrico, un jugo potencialmente tóxico; luego se seca al fuego o al sol. Se muele y de esa harina fina se obtiene el almidón de mandioca, que es la tapioca, también conocida en Brasil como goma. En estado líquido es una especie de baba transparente (la misma que colocan en la sopa Tacacá), en estado sólido es blanca; cuando se cocina tiende a unirse y se suele comer rellena, como un panqueque pero de mandioca, sin leche ni huevo. Seguir leyendo

La primera vez de Juana Molina

-Es argentina. Es la Björk argentina, vocês vão gostar, le dice a sus amigas el chico que está sentado en la fila de atrás. Entre las butacas de Oi Futuro Ipanema también están Paulinho Moska, Moreno Veloso -hijo de Caetano- y la cantora Nina Becker.

Suenan tres timbres, se apagan las luces y en un video Nelson Motta da la bienvenida a la cuarta edición del Festival Sonoridades. Presenta a Juana Molina, a quien todos conocen por sus personajes televisivos y no tantos saben que su tercer disco, Tres Cosas, fue incluido entre los 10 mejores del año por The New York Times; y a su invitado, el director, productor musical y violonchelista carioca Jaques Morelembaum. Seguir leyendo

A medio kilómetro de altura

Bajo la sombra de un techo inclinado varios espectadores disfrutan de la vista de São Conrado y la Floresta da Tijuca. Playa, océano y bosque tropical desde 517 metros de altura.

Sobre ese mismo techo un instructor grita go, go, go, go y salta de la rampa con un turista en la espalda, en aladelta. Seguir leyendo

banana não tem carozo

En la feria de mi barrio hay un señor que tiene un puesto de bananas. El segundo puesto de la hilera. Vende banana da agua, banana oro -que es una chiquitita y dulce-, banana prata, la más común. Sólo bananas. El viernes pasado, como casi todos los viernes, fui a comprar. Era tarde, le quedaba poca cosa, unos “lotes” o sea unas montañas de bananas en racimo y sueltas. Tuvimos este diálogo: Seguir leyendo

Corazones isleños

Mirella Guidorizzi es diseñadora de indumentaria y como la mayoría de las personas que viven en Ilhabela, cambió la vista infinita de edificios paulistas por otra infinita, pero de mar y selva. La conocí en Baía dos Castelhanos, que integra el top ten de las playas más lindas de Brasil. Desde lo alto del mirador se puede ver su forma de corazón. Seguir leyendo

El colectivo

Ahora mismo voy en uno, por eso escribo en el celular. A mano imposible, porque salta y porque hay que usarlas para agarrarse de donde se pueda. Una botellita de jugo de naranja rueda por el piso, como probablemente lo haríamos los pasajeros si no tuviéramos manos. Con los pozos, el colectivo salta sin amortiguación, los únicos amortiguadores los tiene el chofer abajo del asiento. La carcasa entera vibra, se sacude y suena tan fuerte que parece que se va a desarmar. En Río de Janeiro no hay montañas rusas, o mejor dicho, hay miles, pero acá se llaman colectivos.

Seguir leyendo

Calles con historia

Si se le presta atención a la letra chica, se puede aprender mucho sobre personalidades y lugares importantes de Brasil. Basta leer la frase que está debajo del nombre de la calle en los carteles de Río de Janeiro. Así uno se entera de que Constante Ramos (1831-1895) era el propietario de esa parte de Copacabana, o que Santa Clara fue la mujer que fundó el ramo femenino de la orden franciscana. Seguramente es una casualidad, pero en esa calle hay una gran concentración de tiendas de bikinis y ropa de mujer. Allí está Santa Clara 33, un gigantesco edificio comercial repleto de tiendas que venden moda de playa por mayor y menor.

Además, en la parte blanca de los señalizadores de calle hay un número, es el CEP, o sea, el código postal de la región, y al lado el nombre del barrio. Pequeños detalles útiles para una caminata por la capital carioca.

Que gane el mejor

É o melhor! não sou eu quem fala, é o povo de Ipanema que diz. Así vende sus potecitos de mousse el paulista Seu Mario desde hace casi ocho años en la playa de Ipanema. El mejor mousse, el mejor açaí, el mejor restaurante, la mejor tienda de vinos, el mejor buffet, el mejor barman, el mejor postre, todos los años la revista Veja, igual que el pueblo de Ipanema, elige los mejores de Río de Janeiro para comer y beber. Los premios enmarcados adornan las paredes de los establecimientos, y algunos acumulan uno cada año.  Seguir leyendo