Llega la 2º Semana de las Milongas

Con la llegada de marzo empieza a activarse el calendario de las milongas porteñas, que apuestan a sacarle el jugo a lo que queda de la temporada alta y preparar la pista para el acostumbrado receso de turismo extranjero, que se impone, como siempre, cuando empieza a cerrarse el segundo semestre del año.

En principio la AOM – Asociación de Organizadores de Milongas, que nuclea a unos 68 organizadores de todo el país – junto con la Dirección General Patrimonio e Instituto Histórico organiza del 9 al 15 de marzo la 2ª Semana de las Milongas, un encuentro que permite por un precio promocional acceder a distintas milongas del circuito. El ciclo incluye orquestas en vivo, shows, exhibiciones y clínicas de baile en algunas de las 103 milongas que habemus en la ciudad (existen cerca de 150, creen). Este encuentro tiene por objetivo difundir la danza y generar la circulación de los milongueros por otros barrios que no son los habituales, considerando que son ellos los portadores de uno de los aspectos clave del patrimonio: el baile.

La Baldosa, de los más lindos salones de Buenos Aires Foto Balconeando.com

Para quienes lo desconocen, en un mismo salón pueden funcionar varias milongas durante la semana, todas convocan públicos diferentes y hasta suelen distinguirse por la musicalización, y claro, por el carisma del anfitrión. Según un listado aportado por referentes del ambiente local, hay seis en la ciudad que tienen características propias y representan muy bien el tango y la evolución de los salones vernáculos, donde la etiqueta y el protocolo se respeta más o menos. Lo cierto es que el ambiente y sus espacios están en permanente cambio. Van mutando los usos y las costumbres, mal que le pese a muchos. Felizmente, el tango que bailamos en la mayoría sigue siendo el mismo de siempre…

Las entradas gratuitas para acceder a una de las milongas (el resto tendrá precios accesibles,de 50 a 70 pesos) de esta segunda edición de la Semana de la Milonga se retiran en Bolívar 466 de 14 a 18 desde hoy lunes 2 de marzo y la programación completa, aquí!

Sin comentarios

Has recorrido un largo camino, milonguera

Es un acto de fe abrir una milonga, y en pleno verano. El sueño de Marité Luján empezó a gestarse hace muchos años, casi en 1994, cuando una segunda generación de jóvenes curiosos se acercaba a las clases y milongas alentados por el efecto de Tango Argentino. Entonces recorrió salones, aprendió los yeites, planchó como Dios manda, bailó sin parar, se hizo de amigos y vió crecer y formarse a muchos de los grandes bailarines hoy reconocidos internacionalmente. Además de conducir el ciclo Póker de Reinas junto con Omar Viola en el Parakultural y colaborar en el ciclo Tango de mis amores que organiza la Secretaría de Cultura de la Nación dentro del marco de los festejos del año gardeliano, acaba de inagurar Seguime si podés, su propia milonga que funciona cada miércoles en el Club Fulgor, Loyola 828, Villa Crespo, barrio de ilustres tangueros.

Le pedí que me contara algunas anécdotas de aquellas primeras noches y ella encantada se puso a escribir. Les comparto el texto, un poco abreviado, porque, como bien dice, “20 años no son nada”… hasta que empezás a hacer memoria!!. Gracias Marité!

“Corría el año 1994 y yo estaba terminando mi.profesorado en la Escuela Nacional De Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón cuando empecé a tomar clases en la Universidad del Tango, hoy Cetba. Vengo de una familia de tangueros fanáticos, gente que pasaba 24 horas escuchando tango, y pegados a la tele cada vez que pasaban Grandes Valores. Sin embargo solo mis tías abuelas eran milongueras “enfermizas.” Llegué al tango por las mías, a los 18 años, y por una apuesta que hice con unas amigas, así fue como tomé mi primera clase en la recova de la Feria de Mataderos, de casualidad y para cumplir con esa apuesta. Pero, como decimos todos los que bailamos, aquello fue un antes y un después. Decia Troilo ‘el Tango siempre espera’ …pero mi mamá me decía esperá a los 30, y cuando sufras un desamor…

Me anoté en la Universidad del Tango porque quería conocer la historia de esta danza que nos representa en todo el mundo. Entender la música. Un viernes después de una clase clase decidimos con mis compañeros ir a una milonga en la entonces Galería del Tango, porque además ahí se podía cenar, recuerdo que servían fideos ‘rulito’ con tuco y queso. Debo admitir que entonces nadie nos sacaba a bailar, eso que tenía 18 años, era flaca ¡y con un lomo bárbaro!. Pero mirar era igualmente importante. Así fue que descubrí algo que me dejó sorprendida: una mujer mayor, muy grande de tamaño, bailando con un hombre delgadito. Me detuve a mirarlos porque parecían flotar en el.suelo, era algo delicadísimo. Un señor que estaba cerca, me dijo:” tenés que ir a aprender con.él”. Era nada menos que Osvaldo Zotto. A él le debo las bases del tango, las sutilezas. Después llegaron grandes maestros como Graciela González, Puppy Castello, El Tete, Pepito Avellaneda, Julio Balmaceda, Valencia Batiuk, Olga Besio, Carina Losano, José Garófalo y Patricia Lamberti, pero la mayor escuela fue sin duda la milonga….

Rodeada por el padrino de la milonga, Javier Rodríguez, y su compañera Noelia Barsi  Foto gza Marité Luján/fb

 Un rito que para las mujeres comienza en casa, desde el momento en que miramos el placard y decidimos qué ponernos, cómo te vas a arreglar, maquillar. Es un ritual sagrado. Cuando llegábamos a ese templo que es el salón, el tango estaba a flor de piel en cada unos de esos milongueros y milongueras con más de 50 años de baile en el cuerpo. Uno podía distinguirlos con solo mirarles los pies, es decir, los pasos: entonces estaba casi prohibido copiar pasos de otro bailarín, era una deshonra. Había un lenguaje invisible en esas coreografías y figuras que solo podía distinguirlo un ojo muy afinado. Pasé un año entero sentada esperando que alguien me cabeceara hasta que entendí que la mujer invita solo con su mirada. No bailaba porque no estaba a la altura de sus expectativas. Era muy difícil entrar…

Seguir leyendo

Tangos inéditos en un radioteatro lleno de humor

Yo la vi a en Chaucito, historias de milonga y me enamoré del personaje que hacía Vera Czmerinski, una actriz inmensa que además de actuar y bailar tango, canta. Ahora lo hace junto con su Agrupación Tan Tanguera, que el mes pasado estrenó un pequeño show musical que es una joyita, ya que todo sucede dentro de la ficción de un radioteatro de los años 30, siglo pasado.

La obra propone un viaje al pasado de la mano de dos señoritas, Amanda Rosamonte y Sarita Dolores Seca y Escurra, desopilantes conductoras de un ciclo radial en el que cantan y hacen reír al oyente con sus ocurrencias, al tiempo que conducen realmente este espectáculo guionado por una selección de tanguitos y milongas de las décadas del 20 y el 30. Toda una apuesta porque las chicas eligieron un repertorio que abarca solo piezas inéditas, rescatadas especialmente.

Junto con Leticia Kleiman – que investigó y seleccionó la música – nos pasean por el mundo del radioteatro que hizo furor en esos años en los que no existía la tele. Especialmente recomendado, además el espectáculo es gratuito y con entrada libre. Este martes a las 22 será la última función, hasta abril, cuando vuelvan con todo al las instalaciones del bar Tiempos Modernos, en Vicente Lòpez. Hoy están en Todo Mundo, Anselmo Aieta 1095, San Telmo, Plaza Dorrego. No se lo pierdan!!!

Sin comentarios

La Novia de Gardel abre el año de homenajes al cantor

Unos días de descanso me han venido bien para refrescar el disco rígido y recordar que una intensa corriente gardeliana invadirá este año el calendario tanguero. Así como celebramos a Troilo en 2014 este año se cumplirán 80 años de la desaparición de nuestro ídolo máximo, el primero, mucho antes que Maradona, el Papa y la reina Máxima y el mismísimo dulce de leche. No hay quien no admire a Carlitos Gardel aquí, y en el resto del mundo.

La fecha del accidente en Colombia se ha tomado casi formalmente como la de su nacimiento, aunque suene como un oxímoron, dado que sigue siendo polémico el dato certero de su nacimiento (y si fue en Uruguay o en Francia), y es en rigor cuando desaparece que nace su mito, eternizándolo. Asi es que habrá festejos, homenajes y su leyenda será fuente de constante inspiración para espectáculos, como esta deliciosa obrita que estrenó hace unos días en el Teatro Regio, que quiso plegarse al aniversario inaugurado la temporada 2015 con “La novia de Gardel”, un musical de tango que mezcla pasión y suspenso. Entre ´sus aportes figura el guión, que toma letras de los grandes poetas que pertenecen al repertorio de Gardel y los lleva naturalmente al parlamento de los personajes, que alternan los versos notables con las melodías de piezas tan queridas como “La morocha”, “El día que me quieras”, “Por una cabeza” entre otros “hits”.

Gza Agencia Tommy Pashkus

Ana María Cores protagoniza la historia de una chica inmigrante, una suerte de groupie, que alcanza a concretar el sueño de todas las mujeres de la época: ponerse de novia con el ídolo máximo del momento. Consigue su amor, hasta que el accidente del 24 de junio de 1935 cambia para siempre su historia y la de todos sus fans.

La obra ya recorrió varios festivales internacionales y tiene por protagonista a la divina Ana María Cores (se acuerdan?) y a Mariano Depiaggi, que se pone en la piel del “Zorzal Criollo” para interpretar los temas que lo hicieron conocido a nivel internacional. No dejen de verla, es una preciosa pieza para recordar a Gardel, están de miércoles a sábados de las 21 y domingos a las 20 en Av Córdoba 6056.

Fiesta del Tango para todos en Punta del Este

Uno de los encuentros más lindos de la vecina orilla es el festival de tango que todos los años se realiza en Punta del Este y que tiene como objetivo principal fomentar la inclusión de las personas con discapacidad.

Esta vez vuelve a celebrarse en el divino escenario de las arenas esteñas, y gracias a la perseverancia de sus organizadores, Matías Haber y Andrea Seewald, y a la Intendencia de Maldonado que apoya el evento costeando una red de traslados y alojamiento gratuito para aquellos que no puedan viajar solos hasta la ciudad donde se realiza. El festival es parte de un proyecto que todo el año lleva adelante la Asociación Tinkers con la intención de fomentar las actividades recreativas, formativas y de participación de quienes tienen alguna discapacidad. Desde hace dos años el proyecto cruzó el Atlántico y desembarcó en Bregenz, Austria, donde también hay festival.

Ariadna Naveira milongueando en Uruguay fotogentileza Tangoenpunta
.
Para quienes estén de vacaciones en Uruguay, la cita es del 20 al 22 de febrero. Como siempre habrá talleres y clases con los principales bailarines del Río de la Plata (Ariadna Naveira & Fernando Sánchez; Noelia Hurtado & Carlitos Espinoza, entre otros) milongas musicalizadas por famosos DJ’s (Marcelo Rojas, Mariano Romero y Octavio Fernández) y milongas en la playa, en la calle y conciertos del que participan músicos, bailarines profesionales e integrantes de las asociaciones de personas con discapacidad. Las sedes son la Liga de Punta del Este, el Cantegril Country Club y la playa (y la rambla) a la altura de la Parada 1 de la Mansa. El concierto del sábado a la noche será en la Sala Teatro Cantegril, donde se le rendirá un homenaje especial a la gran Olga Delgrossi, “La Dama del Tango” uruguaya, una de las mejores voces femeninas de la década del 50, y que estará presente.

Nos sacamos el sombrero por la iniciativa y desde acá apoyamos, como siempre, con difusión. Y pienso que estaría bueno que la inclusión se incluyera en el próximo Mundial de Tango de Buenos Aires…

Adiós a una embajadora del tango canyengue

Febrero trajo nuevas penas para el ambiente del tango. Además de la desaparición del músico Osvaldo Berlingeri, el sábado inesperadamente falleció Martha Antón, una de las representantes más destacadas del canyengue dentro del circuito local e internacional. Junto con el “Gallego Manolo” (Manuel Salvador) formaban una de esas parejas de bailarines mayores a la que todos en el ambiente querían. Imposible, no quererlos. Martha siempre te saludaba con una sonrisa, y doy fe que amiga de sus amigas, y dueña de una gran fuerza de voluntad. Hacia menos de un año que estaba tratando de superar la muerte de su hija.

Había tomado clases de ballet en la escuela del Teatro Colón y también de danzas españolas, pero se enamoró del tango a fines de los 80, cuando fue parte de esa generación que rescató el baile de los viejos salones para devolverle la gloria perdida. Entre sus maestros figura el recordado Antonio Todaro, del que fue ayudante en tres de las academias que fundó este mítico bailarín. Martha hizo innumerables giras por el mundo llevando como una verdadera embajadora su pasión por este tango menos “marketinero” y casi fundacional, tan parecido a la Habanera, antecedente del 2×4, de andar suave y pícaro, con movimientos cortados que destacan la velocidad de los pies y los contratiempos de la música. En fin.

Un abrazo a Manolo, desde acá….

 

Sin comentarios

Los carnavales, una excusa para abrazarnos

El abanico no me alcanza, el aire acondicionado tose casi asmático y el hielo de la Coca hace agua en cuestión de segundos. Y sí. No es para menos: la temperatura de estos días es mortal, literalmente. La mayoría de la poca gente que yacía (si, yacía) en el salón de Palermo permaneció sentada un largo rato, mirando a los pocos audaces que salían a abrazarse en la pista de piso pegajoso.

Pensar que en otros tiempos era yo reacia al tango en verano. El haberme aventurado al sopor del abrazo extraño bajo estas altas temperaturas significa que, sin duda, lo necesitaba. Me preguntaba la razón, y recordé que yo había descubierto el subsuelo de La Viruta en 2000, durante los tiempos aciagos del corralito y los saqueos y el drama social que ya auguraba un despiadado comienzo de Siglo XXI. Quince años después me invade el mismo desespero, no sé describirlo pero en estos días siento una suerte de desamparo nacional, como si los brazos musculosos de la patria hubieran flaqueado y ya no alcanzaran para sostenernos con la firmeza de otros tiempos. Entonces el abrazo milonguero vino a devolverme aquel cobijo que me preocuró amorosamente en el 2000. Unas tandas bastaron, y me volví a casa, menos agobiada.

Tanto con tan poco...Foto gentileza Carlos Furman

Se lo conté a una amiga y ella a cambio envió por mail una nota interesante sobre los beneficios del abrazo, algo que ya sabía pero que vuelvo a comprobar, una vez más. Necesitamos abrazos y caricias para sobrevivir. Investigaciones recientes revelan que el cerebro de un bebé falto de caricias es aproximadamente un 20% más pequeño. Sin gestos de afecto en la infancia tampoco se produce suficiente hormona del crecimiento, dicen los científicos de la Universidad de Duke (EE UU), dando lugar a lo que se conoce como “enanismo psicosocial.” La importancia de tocarnos no disminuye en la edad adulta, más bien al contrario. Estudios de la Universidad de Carolina del Norte revelan que cuando nos abrazan aumentan en la sangre los niveles de oxitocina, o la “hormona del amor”, y así disminuyen la presión arterial y el ritmo cardíaco. “Pasear de la mano de nuestra pareja durante diez minutos o, simplemente, un breve abrazo pueden tener un efecto protector sobre el corazón al comenzar una dura jornada laboral”, explicaba Karen Grewen, coautora del estudio que me envió mi amiga.

Mañana sábado arranca el calendario de carnavales barriales, (viernes 6 en Balvanera/ Pasaje Discépolo, viernes 13 en Parque Patricios/ calle Corrales Viejos y Patagones / Plaza Pringles; viernes 20 en Vera al 500 y viernes 27 Villa Urquiza, en Pampa y Av. Constituyentes) que incluyen clases de tango y milongas al aire libre., entre otras actividades.

No dejen de ir, aunque no hayan bailado jamás. Intenten abrazarse a un extraño, así afuera hagan 40 grados de calor. Después me cuentan….

La Evasión, o el tango existencial

Después de participar en festivales prestigiosos del circuito, como el de Tarbes, Shangai y Dinamarca, finalmente La Evasión encontró en la sala Pablo Neruda del porteño Complejo La Plaza un espacio digno para que los amigos del tango y los espectadores sibaritas puedan disfrutar de esta pequeña y deliciosa obra dirigida, producida y coreografiada por Ariadna Naviera, Cecilia Capello, Diego Amorin, Fernando Sánchez, Martín Maldonado y Maurizio Ghella.

Bailarines de tango de larga y probada trayectoria internacional, los chicos – todos asiduos concurrentes a las milongas y a los festivales de todo el planeta – soñaban con presentar este primer trabajo en Buenos Aires. La obra se aleja felizmente de los espectáculos de tango clásicos e indaga en asuntos dantescos de la naturaleza humana (con repertorio de Piazzolla) combinando elementos de la danza con técnicas actorales, algo que el grupo domina bellamente, y lo afirmo.

El resultado es un relato bailado que no recurre a los estereotipos (ni prostitutas ni conventillos ni farolitos ni guapos) sino hombres y mujeres comunes luchando contra sus propios demonios: hacer el bien o el mal, nuestras elecciones y el precio que pagamos por ellas. El tiempo, la memoria, la conciencia son elementos claves del argumento, que se desenvuelve en una atmósfera oscura y atemporal, muy oportuna, pues una lectura más finita permitiría inferir la demoledora actualidad que plantea: “¿Cómo puede un hombre que elige hacer el mal vivir con su decisión el resto de sus días? ¿Puede vivir impune, libre del peso que le impone la propia conciencia? ¿Qué pasa cuando en el ocaso de la vida los fantasmas del pasado vuelven para cobrar antiguas deudas?” se preguntan los actores en la gacetilla de prensa…

No se la pierdan. Es sencilla, elegante y los bailarines son de los mejores representantes de la generación del tango joven. Quedan dos funciones (hoy y mañana martes) en Teatro Paseo La Plaza Corrientes 1660, las entradas se consiguen por ventanilla o por www.plareanet.com

Los mellizos Filipeli abren el ciclo de tango en la ciudad

La Boca, el sur de la ciudad, se ha vuelto el escenario favorito para las actividades tangueras públicas y gratuitas. Este fin de semana arranca por fin la programación 2×4 del ciclo Verano en la Ciudad, con unas cuantas actividades de nivel. En principio en La Usina del Arte habrá dos conciertos importantes,el sábado a las 18 Rodolfo Mederos con su Trío presentará su trabajo “En su huella”, un homenaje a Aníbal Troilo en el centenario de su nacimiento; el domingo a la misma hora, hará lo propio el gran Luis Salinas. Después, si tienen resto, no dejen de visitar el hermoso Bar Los Laureles, una esquina centenaria de Barracas donde los sábados hay milonga musicalizada con discos de pasta (Iriarte 2290)

También el sábado habrá clases de tango para principiantes con Silvia Toscano, a las 20 show de la Orquesta Típica Sans Souci y súper exhibición de Nicolás y Germán Filipeli, una pareja muy singular que por primera vez llegó a la final de un mundial y sacó el 4 ªpuesto de la categoria Escenario (en 2014). Me encantan, aunque son muy del estilo de los Hermanos Macana, estos mellizos que además son idénticos físicamente presentarán un espectáculo propio, “Twins Tango”, digno de ver, en especial para apreciar la dinámica del cambio de roles en el baile de tango. El domingo la milonga abre a las 20 con exhibiciones imperdibles de Eduardo Capussi y Mariana Flores.

 

Fuegos artificiales para honrar al tango de verdad

Este sábado no se olviden de ir hasta el barrio de La Boca para ver el Riachuelo iluminado con los fuegos del artista chino Cai Guo-Qiang, un reconocido experto en el manejo de pirotecnia que vino a Buenos Aires a homenajear lo mejor que tiene esta ciudad: el tango. Desde hace unas semanas Qiang trabaja con su equipo de colaboradores montando un magnífico escenario flotante (todos hecho con materiales ecológicos) desde donde, al ritmo del bandoneón, detonará explosiones de color que en el aire dibujarán coreografías de baile. Buena noticia es que convoco a artistas locales para ejecutar el proyecto, tal y como el tango es.

La Vida es una Milonga: Tango en fuegos artificiales para Argentina propone un recorrido por la historia de esta danza en el contexto del siglo XX narrado mediante música, nueva tecnología pirotécnica y la participación del público.

En el video de producción que subió PROA a su Web encuentro algunas caras conocidas, entre ellos a José Garófalo (maestro y bailarín) que dio clases teóricas acerca de los estilos del tango danza y tuvo a cargo la producción coreográfica, además de la contratación de los artistas locales, entre ellos, Paula Ferrío, Federico Elguero y Omar Viola, para la selección musical. Al final del espectáculo sonará La Cumparsita y José y Paula bailarán en vivo con los fuegos de fondo, sincronizados; también participa Corporación Tango, que adaptó sus coreos a pedido del artista anfitrión. Concebido por la Fundación Proa y Cai Studio, el evento cuenta con la producción de la Fundación Alon y el Gobierno porteño.

En caso de lluvia el evento pasa al domingo 25 de enero, aunque todo indica que el tiempo estará más que bueno!.