Casi la mitad de las mujeres asesinadas en el mundo fueron víctimas de sus parejas o familiares

A pesar de los avances en la lucha contra la violencia de género, los femicidios siguen en auge en muchos países. Según el Estudio Global de Homicidios 2013 de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el 47 % de las mujeres víctimas de homicidio en 2012 fueron asesinadas por sus parejas o por miembros de la familia.

“El hogar puede ser el lugar más peligroso para una mujer: es particularmente desgarrador cuando aquellos que deberían estar protegiendo a sus seres queridos son las mismas personas responsables de su asesinato”, señaló Jean-Luc Lemahieu, director de Análisis de Políticas y Asuntos Públicos de UNODC en el lanzamiento del informe.

A nivel mundial, el 79% de las víctimas de homicidio son hombres, pero en el contexto familiar y de relaciones de pareja son las mujeres las que están frente a un riesgo mucho mayor que los hombres.

El género masculino también predomina en los victimarios: el informe da cuenta de que el 95% de los homicidas son hombres.

En Argentina, el relevamiento más actualizado sobre los femicidios fue llevado a cabo por la Casa del Encuentro. Según esta ONG, en 2013 hubo al menos 295 asesinatos de mujeres víctimas de la violencia de género. Es decir, ocurrió un femicidio cada 30 horas.

El informe estableció que 83 mujeres murieron baleadas, 64 fueron apuñaladas, 37 golpeadas y 28 fallecieron tras ser estranguladas. En el 38 por ciento de los casos, los asesinos eran esposos, novios, parejas o amantes de la víctima.

La mayoría de las mujeres tenía entre 19 y 30 años al ser asesinadas, aunque también muchas de ellas estaban entre los 31 y los 50 años.

Los crímenes tuvieron lugar principalmente en la casa de la víctima o la vivienda que compartía con el asesino.

Del total de femicidios, en unos 46 casos había denuncias previas o medidas cautelares por violencia de género.

 

Sin comentarios

El mapa de la pena de muerte en el mundo

Según el reporte de Aministía Internacional (AI), en 2013 fueron ejecutadas miles de personas en el mundo.

Algunos de los datos más relevantes del informe:

  • China sería el país con más muertes por ejecución, pero la cifra exacta se desconoce porque esta información es considerada secreto de estado en ese país
  • El segundo lugar lo ocupa Irán con 369 ejecuciones y en tercer lugar Irak, con 169.
  • El número de ejecuciones conocidas en todo el mundo aumentó en casi un 15 por ciento en 2013
  • Estados Unidos está entre los cinco países en los que se realizaron más ejecuciones.

Datos positivos según AI

  • Gambia y Pakistán suspendieron las ejecuciones después de haberlas retomado en 2012
  • Europa se mantuvo libre de ejecuciones en 2013 por primera vez desde 2009
  • No hubo sentencias de muerte en Bahrain, Benin, Chad y Jamaica
  • Tampoco hubo condenados a muerte en Grenada, Guatemala y Saint Lucia
  • En Estados Unidos hubo 39 ejecuciones, un 10 por ciento menos que en 2012

Datos negativos según AI

  • Hubo 9 países que no dejaron de realizar ejecuciones en los últimos 5 años
  • Unos 13 países usaron la pena de muerte para delitos relacionados a las drogas
  • Tres países usaron la pena de muerte para delitos económicos
  • Las ejecuciones en Irán aumentaron un 18% y en Irak un 30%
  • El 41% de las ejecuciones de EEUU ocurrieron en Texas, lo que representa un aumento del 34% en ese estado con respecto a 2012
  • Hubo ejecuciones de personas que cometieron el delito cuando eran menores de 18 en Arabia Saudita y posiblemente en Irán y Yemen

El informe completo

Sin comentarios

Cuando los olores ayudan a esclarecer crímenes

Observar en detalle una escena del crimen, levantar todos los indicios posibles, realizar mediciones, todo sirve para reconstruir el hecho. Pero de lo que poco se sabe aunque aporta mucho es de la posibilidad de resolver crímenes a partir de los olores en el lugar de los hechos.

La ciencia que trabaja con este sentido es la odorología forense, que se sirve de perros para detectar los olores que pueden llegar a dar con el culpable, por ejemplo, de un homicidio.

Esta semana el médico Mario Rosillo, único especialista en esta técnica en la Argentina, recibió en el Senado el premio Domingo Faustino Sarmiento por su aporte a las Ciencias Forenses.

Rosillo explicó en una entrevista con la agencia Télam que la práctica es utilizada por el FBI y por algunas policías europeas, y aclaró que en el país está siendo desarrollada en las provincias de Río Negro y Corrientes.

“El olor humano es único en cada persona, como el ADN y las huellas dactilares, y cada persona nace con un determinado número de bacterias que se juntan con las escamaciones epiteliales que tiene cada uno”, explicó Rosillo.

¿Cómo se hace el peritaje?

La pericia consiste en levantar el olor con gasas calientes (a no más de 72 horas de ocurrido un hecho), de los lugares u objetos que se crea que puedan haber sido utilizados por el autor del crimen. Luego se ponen en frascos esterilizados de vidrio y se depositan en un banco de olor.


Cuando aparece un sospechoso, el cotejo es similar a una ronda de reconocimiento: se ubican cinco frascos en una sala determinada con olores testigos que se sacan de las manos y el del acusado.
El perro tiene que oler primero el olor de la escena del crimen. Después pasa a oler los otros frascos y cuando encuentra el que coincide con el de la escena del crimen, se sienta en el frasco. La prueba se hace con tres perros y el procedimiento se repite cambiando el orden de los frascos. La pericia se considera completa cuando la elección del frasco se confirma tres veces.

 

 

Sin comentarios

México: del narcotráfico a los rituales con órganos humanos

El Chayo habría obligado a sus súbditos a comer órganos humanos

El pasado mes de marzo, las autoridades mexicanas anunciaron la captura del capo narco y líder de Los Caballeros Templarios, Nazario Moreno “El Chayo”, que fue abatido en un enfrentamiento con fuerzas de seguridad.

Se trataba de uno de los líderes del narcotráfico de la región de Michoacán, al oeste de México, que había sido dado por muerto en 2010. Diás después de su muerte, el gobierno mexicano informó que obtuvo testimonios que acreditaban que El Chayo se dedicaba también a realizar rituales con órganos humanos. Se trataría de ritos de iniciación o pruebas de obediencia para sus seguidores.

Esto salió a la luz cuando las autoridades del estado de Michoacán informaron la detención de Manuel Plancarte Gaspar, sobrino de Enrique “Kike” Plancarte, uno de los principales líderes templarios. Plancarte Gaspar es investigado por la muerte de menores de edad, a quienes se cree que extraía sus órganos para venderlos.

“Habíamos tenido una línea de investigación en donde como un proceso de iniciación también utilizaban los órganos, en este caso el corazón, en donde obligaban a las personas, en este proceso de iniciación, a comérselos, y podría ser en ese sentido el tema de los órganos”, informó , el comisionado federal para la seguridad y el desarrollo integral de Michoacán, Alfredo Castillo, según consigna El Universal.

“Hay declaraciones de personas que dicen que llegaron a estar presentes cuando Nazario Moreno (El Chayo) llegó a decirle a personas, sea por iniciación, sea por formar parte o como ritual, y que su consideración era ‘hoy vamos a comer el corazón de una persona’, y que los obligaban a comer el corazón”, explicó Castillo.

De todos modos, Castillo indicó que por el momento sólo se sabe con certeza que el grupo criminal extraía órganos de niños, pero aún no está claro con qué fin, ni cuántos menores fueron asesinados.

Los Caballeros Templarios, que tomaron su nombre de una orden militar cristiana de la Edad Media, surgieron en 2011 en Michoacán como sucesores de la mermada Familia Michoacana y actualmente se les considera una de las organizaciones del crimen organizado más violentas en México.

 

Sin comentarios

Linchamiento: qué dice el Código Penal y los especialistas

En estos días la palabra “linchamiento” rebotó por todos los medios de comunicación y las redes sociales. Se contó que, según la versión más aceptada, el origen del término viene de Charles Lynch, un juez estadounidense de la época de la Guerra Revolucionaria, que ordenó ejecutar a un grupo de partidarios del Rey (leales) sin sentencia judicial.

Lo cierto es que el linchamiento no figura bajo ese término en nuestro Código Penal, pero dependiendo de cómo se lleve a cabo, de la cantidad de personas que participen, y del resultado final –sea la muerte o la lesión de otra persona-, los ataques en grupo, como los que ocurrieron en esta semana, son delitos y pueden ser representados por distintas figuras penales.

Estás son algunas de las explicaciones que los especialistas dieron en diferentes medios:

  • Eugenio Raúl Zaffaroni, ministro de la Corte Suprema y reconocido especialista en derecho penal: “No son ajusticiamientos, son homicidios calificados” por “alevosía y ensañamiento”(La Nación)
  • Roberto Carlés, coordinador de la Comisión que redactó el anteproyecto de reforma del Código Penal: “En el caso sucedido en Rosario le correspondería la figura de “homicidio calificado”, mientras que los demás hechos podrían encuadrarse como supuestos de “lesiones gravísimas o graves””. (Tiempo Argentino)
  • También pueden considerarse instigación a la violencia o apología del delito, como el caso de los vecinos de Santa Fe que colgaron carteles que decían “Ratero, si te agarramos no vas a ir a la comisaría. Te vamos a linchar”.
  • Otra cuestión a aclarar es que todos los especialistas concuerdan en que no se trata de casos de legítima defensa.  La legítima defensa está contemplada en el artículo 34 del Código Penal, inciso 6, que exime de pena al que actúe en defensa propia o de sus derechos siempre que se den las siguientes circunstancias: a) agresión ilegítima; b) necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla c) falta de provocación suficiente por parte del que se defiende. El punto b es básico: nada de racional puede haber cuando un grupo de personas golpea hasta la muerte-o hasta herir de gravedad- a una persona que ya está en el piso, indefensa.
  • María Laura Garrigós de Rébori calificó el asesinato del joven rosarino como “homicidio agravado por alevosía y por la participación de dos o más personas y porque la víctima está en amplia desprotección y ensañamiento por la forma que se comete” (Tiempo Argentino)
  • Mario Juliano, juez y director de la ONG Pensamiento Penal: “Lo que hicieron es un acto criminal que podría quedar incluso dentro de las figuras agravadas del homicidio calificado (artículo 80 del Código Penal), en este caso por el concurso premeditado de dos o más personas, que está sancionado nada más y nada menos que por la pena de prisión perpetua”. (Infobae)
  •  Eduardo Gerome, penalista: “Si un grupo de personas ataca a otra, la mata y no se determina quién fue el autor del asesinato, quien da el golpe mortal, el delito se caratula como homicidio en riña porque participaron varios sujetos y todos ejercieron violencia sobre la víctima” (Clarín)

Qué establece el Código Penal:

Homicidio o lesiones en riña

ARTICULO 95. - Cuando en riña o agresión en que tomaren parte más de dos personas, resultare muerte o lesiones de las determinadas en los artículos 90 y 91, sin que constare quiénes las causaron, se tendrá por autores a todos los que ejercieron violencia sobre la persona del ofendido y se aplicará reclusión o prisión de dos a seis años en caso de muerte y de uno a cuatro en caso de lesión.

ARTICULO 96. - Si las lesiones fueren las previstas en el artículo 89, la pena aplicable será de cuatro a ciento veinte días de prisión.

Más allá de las cuestiones relacionadas a la pena y la figura penal, más allá de si hay o no hay un Estado ausente, creo que cabe hacernos una pregunta fundamental: ¿Es esta la sociedad que queremos?

Sin comentarios

Comienza el juicio por el crimen de las turistas francesas en Salta

Hoy comienza el juicio oral por el crimen de Cassandre Bouvier y Houria Moumni, las turistas francesas que fueron asesinadas en Salta en 2011.

Los padres de las jóvenes serán los primeros en declarar.

En esta causa están detenidos e imputados como presuntos coautores del delito de doble homicidio calificado criminis causa, con abuso sexual agravado y robo calificado en concurso real, Gustavo Orlando Lasi, Daniel Octavio Eduardo Vilte Laxi y Santos Clemente Vera. En tanto que Omar Darío Ramos y Antonio Eduardo Sandoval están procesados por el delito de encubrimiento calificado.

 

Cassandre y Houria fueron halladas muertas en la Quebrada de San Lorenzo el 29 de julio de 2011.

El juicio será transmitido en vivo en la página del Centro de Información Judicial. Para seguirlo, hacé click acá.

Cómo fue el doble homicidio

Según pudieron reconstruir los investigadores del caso, Bouvier y Moumni llegaron a la Quebrada de San Lorenzo a las 16.23 del 15 de julio de 2010 .

Dos horas y cinco minutos después comenzó la brutal agresión. Fue en la zona de El Mirador. Antes de llegar a El Mirador, Bouvier y Moumni se sacaron dos fotos. Cuando quisieron fotografiar la vista panorámica fueron atacadas y golpeadas por atrás.  El fugaz instante del comienzo del ataque quedó registrado en la última foto de una secuencia total de 20 tomadas por la cámara de una de las turistas, que Lasi, regaló a su novia tras el crimen.

Con trompadas y golpes de machete, más la amenaza de la carabina, las sometieron para conducirlas unos 50 metros más arriba. Según el relato de Lasi -que dijo haber oficiado de campana-, Vera tajeó con su machete los pantalones negros y el elástico trasero del corpiño de Cassandre. Vilte rasgó con sus manos las prendas de Houria. Y ambos les arrancaron las otras prendas íntimas que, luego de reiterados ultrajes, arrojaron a la vera del mismo atajo.

Siempre según los dichos de Lasi a la policía en cierto momento Houria logró huir unos metros de sus agresores. A la carrera, llegó hasta el centro de El Mirador, cuando Vilte le disparó por la espalda. La bala le atravesó varios órganos y le provocó una hemorragia masiva.

Rehén de sus agresores, Cassandre se mantuvo en el mismo lugar donde fue sometida. Tras abusar una vez más de ella, la hicieron arrodillarse. Vilte tomó la carabina Bataan y, a menos de dos metros de distancia, le disparó allí donde termina la frente y comienza la cabellera.

Para los investigadores, todo eso no duró más de media hora. A las 19.50, Lasi encendió el celular de Houria. Fue la primera pista que guió a los investigadores en busca de los asesinos de las dos mujeres

Sin comentarios

Motín de Sierra Chica: la película

El próximo 20 de marzo se estrena una película basada en el sangriento motín en la cárcel de Sierra Chica, ocurrido en la Semana Santa de 1996. La película fue dirigida por Jaime L.Lozano y cuenta con el debut cinematográfico de Juan “Piti” Fernández, cantante de “Las Pastillas del Abuelo”.

El trailer:

Y aquí un trabajo que hicimos cuando se cumplieron 15 años del motín.

Sierra Chica: las huellas del motín más sangriento de la historia argentina

FOTO: Martina Matzkin

Los espejos apuntan hacia las dos arcadas de rejas que separan el pabellón del patio general. Están apoyados sobre las tapas de las ventanas de las puertas de hierro y madera de las celdas que cuelgan hacia afuera a un metro y medio del piso. Simbolizan el contacto con el exterior de los presos de la Unidad 2 de Sierra Chica. A ambos costados se pueden ver los rostros curiosos de los presos rodeados de fotos, adornos, cortinas y otros objetos con los que intentan personalizar lo que, por ahora, es su hogar. Hacia atrás sólo se ve la luz de la entrada y se escuchan ritmos de cumbias. Los espejos siguen ahí, pero ahora apuntan hacia el otro extremo del corredor.

Pocos de estos internos estaban en Sierra Chica el 30 de marzo de 1996 cuando se desató uno de los motines más cruentos y macabros de la historia carcelaria argentina. Sólo algunos fueron testigos del canibalismo, la violencia, los ajustes de cuenta, la muerte y el descontrol que dominó el penal durante ocho días. Una de las excepciones es Carlos Eduardo Robledo Puch, el asesino serial más famoso de la Argentina que ya lleva más de 30 años confinado en la cárcel de máxima seguridad. Hoy permanece tan ajeno a la vida del penal como en aquellos días violentos.

Hace 15 años la banda liderada por Marcelo Brandán Juárez y Jorge Pedraza encabezaba una rebelión de 1500 presos. Recibieron el nombre de los Doce Apóstoles por llevar a cabo la revuelta durante Semana Santa. Diecisiete rehenes, entre ellos una jueza y su ayudante, siete reclusos muertos, cuerpos descuartizados e incinerados, canibalismo y caos son la síntesis de un motín que mantuvo en vilo a las fuerzas penitenciarias y políticas y cuyos rastros se sienten aún en el penal. lanacion.com recorrió Sierra Chica junto a algunas de las personas que sufrieron aquella revuelta para reconstruir los hechos que forman parte de esta historia.

Días de cautiverio. Sierra Chica está ubicada a 12 kilómetros de Olavarría y a 350 kilómetros al sudoeste de Buenos Aires. Tiene una población estimada de 5000 habitantes y 3000 presos distribuidos en tres Unidades: N° 2, N° 38 (régimen semiabierto) y N° 27 (régimen semiabierto y abierto). El penal 2, de máxima seguridad, fue construido en 1882 en forma de panóptico compuesto por 12 pabellones, con capacidad para 140 presos cada uno, y otros cuatro de hasta 60 internos.

El Sábado Santo de 1996 Edgardo Torres y otros tres testigos de Jehová predicaban el Evangelio en uno de esos pabellones cuando fueron sorprendidos por ráfagas de tiros y gritos. “Entraron unos encapuchados, preguntaron quiénes eran los civiles y nos apresaron”, dice Torres, 15 años después. “Toda la población estaba afuera. Había cosas tiradas, fuego, humo.ese humo penetrante de los colchones”.

Torres recuerda dos episodios que lo marcaron. “El sábado fue enigmático, sobre todo después que la jueza [María de las Mercedes Malere] quedó cautiva. Estábamos con personas armadas dispuestas a todo”, relata. El lunes siguiente, Torres temió por su vida. “Esperaba lo peor. Teníamos expectativas de que se solucionaba, pero algunos de mis compañeros terminaron apuñalados o con tiros”.

El guardiacarcel Jorge Avendaño tenía 26 años cuando el motín lo encontró inspeccionando el pabellón 6. Una faca apoyada en su espalda lo paralizó. Fue rehén de los Doce Apóstoles y soportó una herida de bala hasta que se resolvió el conflicto. “Nos usaron de escudo porque nuestros compañeros empezaron a tirar para defender la guardia [armada, en la entrada principal]. Me pegaron un balazo, pero no quise salir”, dice y muestra la cicatriz en su abdomen. Está parado en la vereda de la casa de Oscar Iturralde y junto a Carlos Nesprías, otros agentes que fueron presas del motín.

Guerra de bandas. La revuelta se inició por un frustrado intento de fuga y luego sirvió de excusa para saldar las cuentas pendientes entre dos grupos: el de los Apóstoles y el que lideraba Agapito “Gapo” Lencinas. Pedraza, Brandán y compañía asesinaron a Lencinas y a varios de sus soldados, desmembraron los cuerpos y los incineraron en el horno de la panadería del penal a 700 grados. “¡Fui el primero que vi a los internos descuartizados! Estaban en un carrito cubiertos por dos frazadas”, recuerda Jorge Kröhling, un guardia que ingresó como rehén en un intercambio cuando los líderes aceptaron liberar a los agentes Juan Francisco Piorno y Juan Domingo Oviedo, ambos heridos. Seguir leyendo

Sin comentarios

La muerte de la novia de Oscar Pistorius: ¿error u homicidio?

La noche del 13 de febrero de 2013, previo al Día de los Enamorados, Reeva Steenkamp, novia del atleta paralímpico sudafricano Oscar Pistorius murió tras recibir varios disparos. El que disparó fue nada menos que el propio Pistorius. El juicio se inició el 3 de marzo en la ciudad de Pretoria. En el debate se enfrentan dos versiones: la de los acusadores, que creen que él la asesinó intencionalmente tras una discusión; y la de Pistorius, que admitió haber hecho los disparos hacia la puerta cerrada del baño, pero asegura que creyó que se trataba de un ladrón que había ingresado a la casa.

En una producción especial, el Washington Post recrea el relato de los hechos según Pistorius. (vía @Gauyo)

FOTO: captura de pantalla del Washington Post

“El 13 de febrero de 2013 Reeva había salido con sus amigas y yo estama con mis amigos. Reeva me llamó y me dijo que prefería que pasemos la noche en casa. Acepté y nos quedamos contentos con tener una cena tranquila juntos en casa”.

“Alrededor de las 22 estábamos en nuestra habitación. Ella estaba haciendo sus ejercicios de yoga y yo estaba viendo tele en la cama. Me había quitado mis piernas ortopédicas. Estábamos profundamente enamorados y yo no podría haber estado más feliz. Se que ella se sentía de la misma manera.

Me había dado un regalo por el día de San Valentín pero me pidió que lo abriera al día siguiente.

Luego de que Reeva terminara sus ejercicios de yoga se metió a la cama y los dos nos dormimos. Yo dejaba mi arma, una Parbellum 9 mm debajo de la cama cuando me iba a dormir.

Me desperté y salí al balcón para traer adentro el ventilador y cerré las puertas corredizas, las persianas y las cortinas. Escuché un ruido en el baño y me di cuenta de que había alguien en el baño.

FOTO: captura de pantalla del Washington Post

Una sensación de terror me corrió por el cuerpo. No hay rejas en las ventanas del baño y yo sabía que los obreros que trabajaban en mi casa habían dejado escaleras afuera. Aunque no tenía mis piernas ortopédicas puestas tenía movilidad sobre mis muñones.

Yo creía que alguien había entrado a mi casa. Estaba demasiado asustado para prender las luces. Saqué mi 9 mm de abajo de la cama.

Cuando me dirigí hacia el baño grité algunas palabras para que él/ellos se fueran de mi casa y le pedí a Reeva que llamara  a la policía. Había una oscuridad cerrada en la habitación y yo pensé que Reeva estaba en la cama.

Me di cuenta de que la ventana del baño estaba abierta. Y también noté que el/los intrusos estaban en el toilette porque la puerta del toilette estaba cerrada y en el antebaño no había nadie.

Escuché movimiento dentro del toilette. El toilette está dentro del baño y tiene una puerta separada.

Sabía que tenía que protegernos a mí y a Reeva. Yo creía que si los intrusos salían del baño estaríamos en grave peligro. Me sentí atrapado porque la puerta de mi habitación estaba cerrada y tengo movilidad limitada sobre mis muñones.

Disparé a través de la puerta del toilette y le grité a Reeva que llame a la policía. Ella no respondió y yo regresé a la habitación sin sacar mis ojos de la entrada del baño.

FOTO: captura de pantalla del Washington Post

Todo estaba muy oscuro en la habitación y yo todavía estaba demasiado asustado como para prender luces. Reeva no respondía. Cuando llegué a la cama, me di cuenta de que Reeva no estaba allí. Ahí es cuando me cayó la ficha de que podía ser Reeva quien estaba en el baño.

Volví al baño gritando su nombre. Traté de abrir la puerta pero estaba cerrada.

Corrí al dormitorio, abrí las puertas corredizas y salía al balcón a gritar pidiendo ayuda

Me puse mis piernas ortopédicas y corrí al baño y traté de tirar la puerta abajo. Creo que ahí prendí las luces. Volví a la habitación y agarré mi bate para romper la puerta del toilette.

Un panel o varios se rompiero y encontré la llave en el piso y pude abrir la puerta. Reeva estaba desplomada en el piso pero viva.

Luché para sacarla del toilette y arrastrarla hacia el baño. Llamé a Johan Stander quien estaba involucrado en la administración del lugar y le pedí que llamara una ambulancia. Llamé a Netcare y pedí ayuda.

Bajé y abrí la puerta principal. Volví y tomé a Reeva en mis brazos, ya que me habían dicho que no espere a los paramédicos, que la lleve a un hospital.

FOTO: captura de pantalla del Washington Post

La llevé abajo para trasladarla al hospital. En el camino llego Stander. Un médico que vive en el complejo también llegó. Abajo, traté de asistir a Reeva pero ella murió en mis brazos.

Mirándolo con perspectiva pienso que Reeva fue al baño cuando yo salí al balcón a entrar el ventilador.

Para ver la producción completa y original, hacé click acá

Sin comentarios

¿Qué pasa en la cárcel de Rawson?

Denuncian maltrato y pésimas condiciones de detención en el panel de Rawson. FOTO: Procuvin

Dos muertes en menos de dos meses. Numerosas denuncias de varios organismos de Derechos Humanos. Esto es lo que sucede en la cárcel federal de Rawson.

Por este motivo, el juez federal de Rawson, Hugo Ricardo Sastre, requirió la inmediata intervención por parte del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación del Instituto de Seguridad y Resocialización de esa ciudad.

El magistrado advirtió “un progresivo e intolerable deterioro de las condiciones generales de funcionamiento del mencionado establecimiento carcelario y de la prestación del servicio penitenciario, y una escalada de violencia institucional, que en conjunto comprometen seriamente la efectiva vigencia de los derechos humanos de las personas allí alojadas”.

“Frente al grave, intolerable y progresivo panorama apuntado, debo admitir con hondo pesar que las medidas alternativas dispuestas por este órgano jurisdiccional, en ejercicio de sus facultades de control y protección de los derechos fundamentales, han sido infructuosas para revertir la preocupante situación (órdenes judiciales, inspecciones frecuentes, interrelación con los diversos juzgados a cuyo cargo se encuentran los internos alojados, gestiones en orden al cumplimiento de trámites administrativos de los internos, etc.)”, agregó, según cita el Centro de Información Judicial.

“De persistir las deficiencias apuntadas, habré de disponer la correspondiente clausura del establecimiento carcelario señalado, ello en procura de garantizar los derechos humanos fundamentales de las personas allí privadas de su libertad”.

Los hechos 

En febrero pasado, un joven de 22 años que estaba detenido en la Unidad Penitenciaria Federal 6 de Rawson falleció a raíz de graves quemaduras sufridas dentro del penal y se convirtió en el segundo muerto en esa cárcel en menos de dos meses.

El joven se llamaba Juan Carlos Moreno y resultó herido tras prenderle fuego a su celda porque le habrían negado hablar con su madre. Según fuentes de la Procuración Penitenciaria de La Nación(PPN), Moreno había sido condenado a 4 años y 6 meses de prisión por un robo y estaba en condiciones de salir en libertad condicional desde enero de 2013. Además, en cinco meses completaba su condena.

Según relató a LA NACION Ariel Cejas Meliare, Director General de Protección de Derechos Humanos de la PPN, el jueves pasado hubo disturbios en el penal, por lo que los internos fueron sancionados. “Si bien Moreno no habría participado de la gresca, al parecer no lo dejaron hablar con la madre, que estaría enferma, y ante esta situación, el joven prendió fuego a su celda para que lo saquen. Todavía no sabemos cuánto tiempo estuvo encerrado en medio del fuego. Lo cierto es que falleció en el hospital días después a raíz de las quemaduras”, explicó Cejas Meliare.

Una delegación de la PPN ya estuvo en el lugar y están enviando a un equipo especializado en investigación de fallecimientos en cárceles.

“Vamos a constituirnos como querellantes, porque ya son dos muertes en menos de dos meses en el mismo penal”, sostuvo Cejas Meliare.

En tanto, el fiscal federal de Rawson Fernando Gelvez investiga la muerte de Moreno pidió la declaración indagatoria del director del penal, Juan de la Cruz Céspedes, por la posible comisión del delito de violación de los deberes de funcionario público, informó el sitio Fiscales.gob.ar.

DOS MUERTES EN DOS MESES

Tal como había informado LA NACION , el pasado 22 de diciembre murió otro preso en el mismo penal. Se trata de Cristian Pereyra, que tenía 25 años y apareció muerto en una sala de internación del servicio médico de la cárcel.

Si bien el personal penitenciario informó que se trató de un suicidio, su muerte generó la apertura de una investigación.

Es que, días antes de su fallecimiento, Pereyra había sido entrevistado por el coordinador del Área de Encierro de la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin), Roberto Cipriano García, junto a la abogada Ana Laura López durante una inspección al penal.

“Lo vieron en muy mal estado físico y psíquico, muy sucio y con quemaduras”, relató Abel Córdoba, titular de la Procuvin. El día de la entrevista era su cumpleaños y el joven se encontraba solo.

“El día anterior, el cuerpo de requisa de la Unidad lo había encerrado en su celda tras golpearlo fuertemente”, informó Córdoba. “Al ser encerrado creció su temor a volver a ser agredido y reclamó que lo cambien de pabellón, y no tuvo respuesta, siguió reclamando y para tener la atención penitenciaria, prendió fuego en su celda. Ahí reaparecieron los agentes del SPF. Lo sacaron de la celda, lo golpearon y le inyectaron gas pimienta en los ojos y en la boca. En esas condiciones, lo encerraron en un buzón de castigo”, denunció el titular de la Procuvin.

Según los investigadores, Pereyra había presentado tres habeas corpus pero no fue trasladado. La conclusión de la autopsia dice que su muerte se produjo por una asfixia mecánica por comprensión extrínseca a nivel del cuello. Por el hecho se abrió una investigación que está en curso.

Por su parte, Adriana del Carmen Pereyra, madre del joven fallecido, pidió a la Defensoría General de la Nación patrocinio jurídico gratuito para querellar en la causa, que quedó radicada en el Juzgado Federal de Primera Instancia Nº 1 de Rawson. La solicitud fue aceptada dada la situación de vulnerabilidad en que se encuentra la familia y el Programa de Asistencia y Patrocinio Jurídico de la DGN se presentará como querellante en representación de la mujer.

“Los hechos investigados podrían contemplar conductas pluriofensivas que no sólo han violentado el derecho a la vida de su hijo, sino que también revelan un supuesto de violencia institucional que afecta la administración de justicia en general, en tanto no podría descartarse la responsabilidad del personal del Servicio Penitenciario Federal, ya sea por comisión u omisión”, dijo la Defensora General de la Nación, Stella Maris Martínez..

La Unidad Federal N°6 de Rawson es una de las tres de máxima seguridad, junto a la N°9 de Neuquén y a la N°7 de Chaco, y aloja alrededor de 400 personas privadas de su libertad. En el informe anual de 2012 de la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN) se destacó que fue una de las unidades que triplicó en un año la cantidad de casos de torturas y malos tratos.Fuente: Fiscales.gob.ar

Sin comentarios

Cómo el narcotráfico aprovecha las “grietas” del sistema

Por Juan Ignacio Bidone*

En artículo anterior (“La delincuencia organizada exige una investigación organizada) se hizo alusión a las “grietas” que facilitaron en extremo el ingreso de grandes cantidades de efedrina y su posterior desvío hacia el narcotráfico en nuestro país, a partir de la “no prohibición” de aquella sustancia hasta diciembre de 2008.

Quería en esta oportunidad referirme a un caso muy similar ocurrido en Rusia al menos hasta junio de 2010, fecha en la que se decidió la prohibición de la codeína.

Usos médicos. La codeína se utiliza, por lo normal, para tratar el dolor leve a moderado, como alivio para la tos, y para el tratamiento de la diarrea. Se vende tanto como una droga de un solo ingrediente como en preparaciones de combinación con paracetamol o ibuprofeno.

Uso indebido. Pero también es utilizada para producir desomorfina (un análogo del opiáceo diez veces más potente que la morfina, inventada en 19332 en los EE.UU). Esa sustancia –a través de una síntesis casera- se convierte en el Krokodil. Se suele señalar que el nombre de esta droga de síntesis deriva del nombre clorocodida (un compuesto que se produce durante el proceso) y el aspecto de piel escamosa que produce en sus usuarios.

Foto: Agencia de noticias Xinhua

En el país euroasiático aquella sustancia fue, hasta 2010, de venta libre, facilitando así la producción de este sustituto de la heroína, muy tóxico pero 20 veces más barato que aquella, y que ha ganado una terrible popularidad en Rusia al ser responsable de la producción de gravísimos daños en los tejidos, flebitis y gangrena, reduciendo en muchos casos la expectativa de vida de los adictos a tan sólo dos o tres años a partir de su primer consumo.

El éxito del Krokodil se debió a su fácil elaboración, alta potencia, pero principalmente a su bajo costo.

Lo que se intenta remarcar aquí es la existencia, dentro del fenómeno global del narcotráfico, de las denominadas NSP.[1] y la dificultad que existe para combatirlas, desde que su composición química varía adaptándose a las zonas grises de la legislación.

Así lo ha entendido la ONU a través de los distintos informes de la UNODC. (Oficina de las Nac. Unidas contra la Droga y el Delito), mostrando su preocupación por ser las “nuevas sustancias psicoactivas” las drogas cuyo consumo global más ha crecido en los últimos tiempos frente a  una cierta “estabilización” de las llamadas drogas tradicionales (marihuana, cocaína, heroína, LSD., etc.).

El aprovechamiento de las grietas legales generalmente va acompañado, como ocurrió en el caso que nos ocupa, de un crecimiento del negocio legal de las farmacias. En Rusia, el margen de ganancia subió en una media del 25% hasta su definitiva prohibición, y no necesariamente por que hubiera aumentado la cantidad de personas con dolores de cabeza o tos.

Según la UNODC., las “nuevas sustancias psicoactivas” -a diferencia de las drogas tradicionales- no se encuentran bajo control internacional, y muchos países han establecido medidas de control permamentes para algunas sustancias o emitido prohibiciones temporales.

Las autoridades rusas en la materia han anunciado que a partir de la prohibición de la codeína, el número de adictos al krokodil ha bajado en un 30%.

Una muestra más de cómo un pequeño ajuste en los sistemas de control puede aportar mucho en la lucha contra el narcotráfico[2].

 

*Fiscal. Profesor de la Universidad de Morón -licenciatura en seguridad-.



[1]                        [1] Nuevas sustancias psicoactivas, definidas como “sustancias de abuso, ya sea en forma pura o en preparado, que  no son controladas por la Convención Unica de 1961 sobre Estupefacientes ni porel Convenio sobre Sustancias Sicotrópicas de 1971, pero que pueden suponer una amenaza para la salud pública”.

[2]    En nuestro país, la codeína es considerada una sustancia estupefacinente de acuerdo al decreto 299/10, lo que exige su venta únicamente bajo prescripción médica.

Sin comentarios