BGH ahora hace celulares Joy, HTC apuesta por las selfies con Desire EYE, Samsung tropieza, BlackBerry quiere renovar el SMS

Un BGH Joy A2

Un BGH Joy A2

Esta semana (alargada por el feriado del lunes siguiente) tuvo varios anuncios interesantes.

En el ámbito local, una tiene que ver con la entrada de BGH al terreno de los smartphones con su propia línea, Joy; son equipos de hardware modesto que apuntan a un nicho específico: el de la gente que compra teléfonos sin línea (desbloqueados). ¿Les irá bien? Difícil decirlo; tiendo a creer que es un segmento muy chico y su propuesta no parece ser la mejor, pero tampoco creo que tengan grandes aspiraciones en el corto plazo.

Se confirmó, además, que Claro, Movistar, Personal y ArLink tienen todo en regla para competir por la licitación de frecuencias LTE, sería raro que alguna de las cuatro no llegue al final.

El fin de semana próximo es el Día de la Madre, es un buen momento para aprovechar la financiación que las operadoras ofrecen por estos días para cambiar de equipo, sea para regalarle a mamá o no.

En el nivel internacional, la noticia bomba es que se desploma la facturación y las ganancias de Samsung en su división de celulares, clave para la compañía. ¿Es el principio del fin? Difícil, Samsung es muy, muy grande y muy, muy pragmática, pero como comenté acá mismo en otra ocasión tiene cada vez más competencia en el segmento más alto y en el más bajo (con jugadores fuertes en los dos mercados de más volumen, como China e India), aunque también hay que decir que siempre la tuvo.

HTC, por su parte, presentó su Desire EYE: un One M8 con carcasa de plástico que reemplaza la cámara especial por dos cámaras de 13 megapixeles (una atrás, otra al frente, ambas con flash de doble tono) para tomar mejores autofotos.

HTC Desire EYE

HTC Desire EYE

Hablando de cámaras, una compañía llamada DynaOptics desarrolló un concepto novedoso para lograr un zoom óptico en poco espacio: mover los cristales en forma lateral para lograr el aumento, por lo que requiere un espacio menor al tradicional (que logra el zoom alejando uno de otro). Seguir leyendo

Sin comentarios

Actualización para Motorola Moto X y Nokia Lumia con Windows Phone 8, Apple y Samsung preparan sus cañones, probamos el LG G Flex

En la semana que termina hoy hubo varias noticias.

Primero, el anuncio local: Motorola publicó la actualización a Android KitKat 4.4.4 para el Moto X nacional (en las tres operadoras), como antes lo había hecho con el Moto G, aunque en ese caso, al parecer, falta la versión para Movistar todavía. Si van a las configuraciones del teléfono y luego a Acerca del teléfono acceden a la herramienta para actualizar el móvil.

En lo que refiere a Windows Phone 8.1, en la página de Nokia ya pueden ver qué modelos -y para qué operadoras- tienen disponible esta actualización: el Lumia 925 que se vende libre y la versión para Personal; el Lumia 1020 libre y el Lumia 625 de Movistar. Aquí también hay que ir a Configuración>Actualización de teléfono (puede requerir hacerlo en dos pasos). Los sagaces lectores de Movilandia notarán que en la lista aparecen también el Lumia 1320 y el 1520, que todavía no están a la venta, pero deberían llegar en los próximos meses.

Mientras, en LA NACION Tecnología hablamos de los más recientes rumores que rodean al iPhone 6 de Apple (que se presentaría el 9 de septiembre), al Samsung Galaxy Note 4, que se anunciaría unos días antes, y al Galaxy Alpha, el S5 de metal del que se vieron varias fotos.

Apple y Samsung fueron noticia, además, porque acordaron dejar de pelearse en los mercados internacionales y concentrarse en el estadounidense, que es el que más les importa a ambos.

Comentamos también la aparición de Navdy, un dispositivo para proyectar las notificaciones del teléfono en el parabrisas del auto, y nuestro Franco Rivero hizo una reseña del LG G Flex.

Además se anunció el Plan Prepago Nacional (acá, todos los detalles) y aumentos en los precios de los abonos pospagos. En el blog de Enrique Carrier tienen un análisis de a quiénes impacta el Plan Prepago Nacional. Seguir leyendo

Nokia por 2: Lumia 1020 y Android; Spotify e Instagram en la lucha y más

Un Nokia Lumia 1020 con el grip accesorio

Un Nokia Lumia 1020 con el grip accesorio

La noticia local más relevante de esta semana fue la llegada del Lumia 1020 a la Argentina. No pensé que sucedería (como me recuerdan en los comentarios del post original de julio), pero es obviamente una buena noticia que suceda.

El Lumia 1020, como el LG G2, hace un apuesta interesante por el lado de la fotografía; en esta nota puse algunos datos al respecto. Y llega finalmente a la Argentina con un precio que ronda los 4500 pesos, como explicamos aquí; Personal lo venderá con el grip que le agrega una batería extra y un disparador de dos tiempos, al estilo de las cámaras convencionales (media presión para enfocar, al fondo para disparar). Seguir leyendo

Sin comentarios

La cámara, la tangente por la que se escapan los fabricantes de celulares

Un HTC One durante su presentación en febrero último

Los smartphones modernos se parecen en muchos puntos, por una cuestión de formato y de tecnología disponible (usan todos los mismos procesadores, pantallas, etcétera). En el terreno de las cámaras de fotos, sin embargo, todavía existe terreno para la innovación y la diferenciación.

Lo que separa una cámara digital del teléfono de una de bolsillo (ni hablar de una DSLR) y más allá de la conveniencia que llevó a Philippe Kahn a iniciar una revolución, tiene que ver con el tamaño del sensor, el diámetro del lente y, eventualmente, la posibilidad de tener aumentos (zoom óptico). Seguir leyendo

Nokia Lumia 1020, un celular para amantes de la fotografía

La interfaz especial para la cámara del Lumia 1020 que hizo Nokia / EFE

Nokia presentó hoy su Lumia 1020, un móvil con un sensor descomunal de 41 megapixeles. Si les suena lo de los 41 megapixeles, es porque es el sucesor del 808 PureView que presentó en 2012.

Resumido: podés sacar fotos de 34/38 megapixeles y recortar sin que la foto resultante tenga baja resolución (es una suerte de zoom digital sin pérdida) o -en el modo convencional- tomar fotos de 8 megapixeles que tienen muy buena definición, fidelidad de color y sensiblidad a la poca luz, porque usa varios pixeles del sensor para generar un pixel de la foto final. En vez de una traslación directa (un pixel del sensor equivale a un pixel de la foto) hay un sobremuestreo para asegurar que ese pixel de la foto final sea lo más parecido a la realidad. Seguir leyendo