Volvió OpenOffice… ¿qué hacemos con LibreOffice?

Mi respuesta a boca de jarro: seguir con LibreOffice.

UPDATE: una cantidad de comentarios entraron como spam. Recién hoy terminé de revisar las interminables listas de verdaderos spam y rescaté un montón de aportes. Como de costumbre, de lujo. Gracias por eso 🙂

Un análisis un poquito más profundo, a continuación.

Aclaración, no obstante: cualquiera de las dos suites libres de oficina son una bendición para los que ni estamos dispuestos a costear el Microsoft Office (en mi caso, debería desembolsar unos 3000 pesos para cubrir todos mis equipos) ni queremos bajarnos una versión pirateada de este software. En rigor, y como verán a continuación, el usar software libre excede por mucho el asunto del precio.

Así que la decisión sobre usar OpenOffice o LibreOffice no es de vida o muerte. Con todo, y debido a que me lo han consultado muchas veces desde que, hace algo más de un mes, apareció de nuevo en el radar el OpenOffice de la mano de la Fundación Apache, voy a responder con este post. Ojalá también puedan poner sus opiniones, porque, como suele ser, y muy a pesar de los tiempos maniqueos en los que vivimos, casi ninguna decisión en esta vida, ni grande ni pequeña, es por blanco o negro.

Seguir leyendo

LibreOffice 3.5 y un truco para escribir mejor

Como posiblemente ya saben, está para bajarse la versión 3.5 de LibreOffice. Esta suite de oficina, por lo que pude probar después de algunos experimentos, ya está en condiciones de reemplazar a OpenOffice, hoy en manos de la Fundación Apache. Ahí vamos.

Seguir leyendo