LibreOffice 3.5 y un truco para escribir mejor

 

Como posiblemente ya saben, está para bajarse la versión 3.5 de LibreOffice. Esta suite de oficina, por lo que pude probar después de algunos experimentos, ya está en condiciones de reemplazar a OpenOffice, hoy en manos de la Fundación Apache. Ahí vamos.

Primero, las noticias. Ya pueden bajarse la versión 3.5 de LibreOffice. Aquí, las novedades, correcciones y características generales. Si usabas OpenOffice, no vas a tener ningún problema en mudarte a esta suite, son virtualmente idénticas (lógico, es el mismo código fuente). Por algún motivo (que todavía tengo que descubrir), tuve que desinstalar la versión anterior para que la instalación de 3.5 funcionara. Anotalo por si recibís un mensaje de error en el proceso.

Writer, el procesador de textos de LibreOffice

Ahora, a los experimentos. Como LibreOffice arrancó justo donde dejó OpenOffice, es decir la versión 3.3, el traspaso fue para la mayoría de los usuarios completamente transparente. Excepto para los que escribimos profesionalmente en otros idiomas que no sean el inglés. De entrada salió con diccionario ortográfico y de separación silábica en español (y muchos otros lenguajes), pero faltaba una herramienta vital, el diccionario de sinónimos. Esto me mantuvo usando el OpenOffice acá en el diario, donde hay que sacar mucho texto en tiempo récord y por lo tanto no daba para ponerse a hacer pruebas. O para pensar en ellas. En las vacaciones, sin embargo, se me ocurrió una idea (es una de las cosas buenas de las vacaciones): si comparten gran parte del código, ¿acaso será compatible con LibreOffice el diccionario de sinónimos que usaba en OpenOffice?

La respuesta breve es sí. Me bajé el excelente diccionario de Guillermo Moreno, basado en el de Santiago Bosio y J. Eduardo Moreno, y lo instalé en la nueva versión de LibreOffice. Ahora tengo el preciado thesaurus (que significaba almacén en griego, y también tesoro) a un atajo de teclado de distancia (Ctrl+F7), como antes.

Nota: los diccionarios son extensiones en OpenOffice y LibreOffice. Como tales, son compatibles con ciertas versiones, pero no con otras. El diccionario de español de la Argentina 1.1.1 de García, Bosio y Moreno anda bien con LibreOffice 3.5, pero eso no significa que vaya a seguir haciéndolo en futuras versiones. Estoy tratando de averiguar si este diccionario será incorporado en el futuro al pack de extensiones de LibreOffice.

Cómo instalar el diccionario de sinónimos

En realidad, es de sinónimos, ortografía y silabeo, y el procedimiento para instalarlo es muy sencillo. Así que ya que estamos, importemos también los diccionarios personalizados y de autocorrección, que tanto trabajo da crear y que, al menos para los que aprendimos a tipear en la Two Finger School, son fundamentales.

El primer paso es obtener el diccionario de García, Bosio y Moreno. Es un archivito de un mega y monedas con la extensión OXT. Ahora, hay que darle doble clic al archivo OXT y LibreOffice lo cargará e instalará. Así de simple.

Si por algún motivo esto no ocurriera, basta abrir LibreOffice, ir a Herramientas> Administrador de extensiones y apretar el botón Añadir.

Listo. Para que funcione, por supuesto, hay que asegurarse de que tener el español de la Argentina configurado como idioma del documento. Puede dejarse esto predeterminado en Herramientas> Opciones> Configuración de idioma> Idiomas. O bien establecerlo en cada documento por medio de Herramientas> Idioma.

Hecho esto, bastará seleccionar una palabra y apretar Ctrl+F7 para obtener la lista de sus sinónimos.

Rescatando diccionarios personalizados

Excelente. Ahora, vamos a traernos los diccionarios personalizados del OpenOffice. Para eso, tienen que ir a:
C:Users{cuenta}AppDataRoamingOpenOffice.org3userautocorr
y copiar el o los archivos que vean ahí. Lo más lógico sería llevarse el acor_ES-AR.dat ya que van a trabajar con un diccionario de español de la Argentina.
Luego hay que ir a:
C:Users{cuenta} AppDataRoamingOpenOffice.org3userwordbook
y copiar el archivo standard.dic –y cualquier otro que hayan creado.

Por último, hay que poner estos archivos en las rutas correspondientes del LibreOffice:

C:Users{cuenta}AppDataRoamingLibreOffice3userautocorr
C:Users{cuenta}AppDataRoamingLibreOffice3userwordbook

Obviamente, si tienen la suite instalada en otro disco (partición, en rigor) hay que cambiar la letra C: por la que corresponda. Donde dice {cuenta} debe decir el nombre de la cuenta de usuario que tengan en Windows, sin los corchetes.

En XP, las rutas son:

C:Documents and Settings{cuenta}Datos de programaOpenOffice.org3userautocorr

C:Documents and Settings{cuenta}Datos de programaOpenOffice.org3userwordbook

Misión cumplida. Ahora, si todo salió bien, el LibreOffice debería ofrecer las mismas herramientas de ortografía, autocorrección, diccionarios personalizados, silabeo y sinónimos de OpenOffice. Si ven algún error o tienen sugerencias, soy todo oídos.