Hay que pagar la renta

La película seleccionada para el post de hoy bien podría responder una consigna alternativa ligada al declive de ciertos directores que, en una mejor época, supieron entregar pequeñas obras maestras. Duele que la primera vez que escribo sobre Lawrence Kasdan en el blog sea por un motivo tan desafortunado como su último film, Darling Companion. No hay nada en esta obra que se asemeje a una marca de autor y es, de hecho, totalmente genérica e impersonal. Como siempre que presenciamos un retroceso en un determinado realizador, cuesta encontrar en sus recientes producciones algún destello que nos retrotraiga a sus películas más emblemáticas. Por lo tanto, y aunque me haya empecinado en ver en Darling Companion vestigios de The Big Chill y de Mumford (mi favorita personal), lo cierto es que estamos ante una fotocopia de una comedia romántica de Nancy Meyers, lo cual ya es decepcionante a priori. El componente romántico, sin embargo, no se gesta entre una pareja (si bien hay alusiones a cómo le pesa a un matrimonio el paso del tiempo) sino entre un perro y su dueña. Beth (Diane Keaton) rescata a un can herido en una autopista, en consecuencia lo bautiza como Freeway y lo adopta como forma de suplir la ausencia generada por el síndrome del nido vacío. Un año después, su marido Joseph (Kevin Kline) se distrae en un paseo con el perro y éste se pierde en las Montañas Rocosas. Esto deriva en que tanto la pareja (que se resiente aún más luego del traspié del marido) como sus familiares (interpretados por Richard Jenkins, Mark Duplass y Dianne Wiest) pasen dos horas de película buscando al perro en cuestión. Todo el ingenio que condujo a Kasdan a escribir clásicos como The Empire Strikes Back y Raiders of the Lost Ark acá se evapora cuando nos entrega frases como “el amor es el amor, no importa que sea un perro o una persona” o cuando introduce una secuencia hipotética animada que nos muestra lo que podría estar sucediendo con el perro perdido mientras su familia colisiona por su ausencia. No hay un solo momento del film – con excepción de algunos intercambios entre Jenkins y Duplass – que resulte genuino y cuesta entender qué motivó al elenco (del que también forman parte Sam Shepard y Elisabeth Moss) a sumarse a una película que intenta hablar de la vejez con nulo éxito (Land Ho! de Aaron Katz sería su contracara). Cuando en un film el destino de un perro adorable deja de importarnos, sabemos que estamos en problemas. De eso – entre tantas cosas – adolece Darling Companion. ♦  

………………………………………………………………………………………….

► [TRAILER] Las penosas imágenes de Darling Companion:

DARLING COMPANION trailer from minneapolis on Vimeo.

………………………………………………………………………………………….

¡BUEN MARTES PARA TODA LA MUCHACHADA! Hoy la consigna es simplemente la de mencionar malas películas de buenos actores (o las clásicas películas “para pagar las cuentas”); espero que se arme un interesante debate; por lo pronto, nos reencontramos mañana con el post de Lilting y amores trágicos e imposibles del cine; ¡que tengan un buen martes y que arranque la charla! ¡los leo, como siempre!

…………………………………………………………………………………………………

…………………………………………………………………………………………………………

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

El post de los trailers

Un juego. Una fiesta. Una noche. Una generación. 2 Gin-Tonics. Una persecución. Un rechazo. Una mirada. Una mirada. Una mirada. Una mirada. Violencia. Un portal. Una despedida. Un secuestro. Unas llaves. Un profeta. Un beso. Sangre. Historia. Una historia. Una historia de amor. Un impulso. Un cigarro. Unas sábanas. Un amigo. Un reflejo.

Recuerdo que la primera vez que vi el trailer de Stockholm – luego de haber visto la película completa – pensé que presentar la historia mediante una sucesión de palabras (las enumeradas aquí arriba) no solo era una buena manera de exponer la cantidad de hechos que se producen en un corto lapso de tiempo en el film sino también una forma de aprovechar el beneficio del trailer como vehículo para el engaño. Pero el adelanto de Stockholm no engaña con malicia, pereza o torpeza – como muchos otros trailers con los que nos encontramos diariamente -, sino que nos posiciona ante ese pantallazo de palabras haciéndonos creer que éstas tienen un significado unívoco. Un juego puede aludir a un coqueteo nocturno. Un profeta puede ser alguien que le saca la venda de los ojos a alguno de los protagonistas y unas sábanas pueden ser solo eso: unas sábanas que se lavan después del sexo. Pero el trailer de Stockholm justamente funciona cuando se lo observa en detalle luego del  film, instante en el que todas esas palabras se vuelven mucho más oscuras, densas, casi letales. Es decir: el trailer resignifica. Recientemente, al hallar el avance de The One I Love, comedia negra que espero por una suma de factores (protagónico de Mark Duplass, dirección de Charlie McDowell), volví a tener una sensación similar a la que me produjo el trailer de la película de Rodrigo Sorogoyen. La música, algunas palabras precisas aquí y allá y las imágenes que se nos ponen delante con la velocidad de un parpadeo fueron razones suficientes como para querer comprobar hasta qué punto estoy conociendo algo de la narrativa y hasta qué punto todo cambiará de piel cuando pueda acceder a esa misma narrativa sin rupturas, cortes o fragmentaciones.

…………………………………………………………………………………………

► [TRAILER NÚMERO 1] Las prometedoras imágenes de The One I Love de Charlie McDowell:

………………………………………………………………………………………..

► [TRAILER NÚMERO 2]: El adelanto de la secuela de Kick-Ass que te cuenta toda la película:

………………………………………………………………………………………..

► [TRAILER NÚMERO 3]: El Honest Trailer de Forrest Gump que tiene un remate simplemente épico: 

………………………………………………………………………………………..

¡BUEN MIÉRCOLES PARA TODOS! La consigna para este día es que hablemos de (y dejemos en el mismo post) distintas clases de trailers: los que nos incentivaron a ver una película, los que cuentan demasiado en pocos minutos, los que nos hacen huir hacia una dirección contraria, los bizarros, los paródicos, los que prometen una cosa totalmente diferente a la realidad, los que quieran; asimismo, me gustaría saber si son de estar pendientes de los adelantos de las películas o si les resulta indistinto la salida de sus respectivos trailers; ¡espero sus comentarios a ver qué tienen para mostrar y también espero que tengan un gran día! ¡nos reencontramos el lunes!

…………………………………………………………………………………………….

…………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Sus películas del año (y un video de regalo) (¡y Feliz 2013!)

Foto: Florencia Cames & Santiago Idelson

Harry: so how’s the writing going?
Erica: puring out of me now, go figure 

(Alguien tiene que ceder, 2003, Nancy Meyers)

“No sé cómo hice todavía para superar ciertas cosas que me pasaron este año”. Del otro lado del teléfono estaba la voz de mi amigo, que me dijo: “creo que fue por toda la catarsis que hiciste en el blog”. Nunca lo había pensado de esa manera. Mejor dicho: siempre supe que en la categoría “A la deriva” mis textos eran por lo general personales o estaban ligados a una experiencia reciente (o no tanto). Lo que nunca supe es que las horas y horas de escritura acumuladas, los minutos y minutos de pánico ante la página en blanco, iban a colaborar a expulsar lo que no podría hacer de otro modo. Vivir y respirar palabras. No es secreto, porque ya lo conté, pero este año murió mi tío y se generó una suerte de efecto dominó, réplicas que me forzaron a cambiar mi manera de ver las cosas. Sobre todo porque nadie lo esperaba. Sobre todo porque cuando alguien se va, lo hace sin la noción de lo que esa partida ocasiona en el resto. No sé si fue ese hecho puntual el que me hizo volverme más consciente de que si no tomaba a la escritura en serio (o más en serio), si no ponía algo de mí entrelíneas, entonces todo lentamente iba a empezar a carecer de sentido, todo iba a tornarse monótono e impersonal, exactamente lo opuesto a lo que me propuse cuando hace dos años y medio concebí este blog. Pero esa idea ya se había cristalizado antes, en mi viaje de vuelta a Argentina este año, cuando en el avión pasaron Moneyball y pensé que su trasfondo estaba relacionado con ese regreso. Sin saberlo, eso marcó el pulso de muchos de los posts de este año, donde me encontré con el cine desde un lugar que a veces se abandona en vías de análisis más estructurados. Y ese lugar, creo yo, es la vida de uno. Y no solo porque determinadas historias presenten episodios reconocibles, no solo porque una escena puede teletransportarte a un momento, no solo porque algunas palabras se asemejan a nuestros pensamientos. El vínculo también es otro: las películas son parte de lo cotidiano incluso cuando están de manera inconsciente rebotando y rebotando, hasta que las hacemos salir a la superficie, también sin quererlo.

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Este blog, como esas películas, es una gran parte de mi vida, casi una existencia paralela, con una familia paralela (ustedes), con desafíos paralelos (el pensar cada post), con necesidades paralelas (emplear el cadáver exquisito como técnica), con pequeños logros (textos que, al concluirlos, me dejan bien) y con algunas decepciones (textos a los que no pude dedicarles más tiempo). Lo mágico, para mí, es cuando la vida principal y la vida paralela se interconectan o se funden en una: cuando los leo, cuando los saludo, cuando me escriben, cuando a algunos los veo en el plano “real”. Como dice Charlie: “Sé que todo esto algún día va a ser una historia. Y que nuestras imágenes se van a convertir en viejas fotografías. Pero ahora estos momentos no son solo historias. Esto está pasando. Estás vivo, estás escuchando esa canción y, en ese momento, somos infinitos”. Este blog es como un diario íntimo signado por la inmediatez, por el ahora, por dar vuelta la página cada día que pasa. Sin embargo, el día que publico algo como esto y ustedes comparten sus impresiones, o el día en que me devuelven la confianza cuando me siento segura de haber escrito algo que la genere, esos días, esos momentos, efectivamente dejan de ser historias y pasan a ser, como dicen en una novela, unos cuantos “por siempre” en estos días “numerados” que un blog tiene. Porque se supone que un blog es algo de esencia automática, con pautas, reglas, condiciones sine qua non versión 2.0. Escribir, publicar, responder. Escribir, publicar, responder. Pero ya no estoy tan convencida. Este año especialmente llegué a la conclusión de que nunca me hicieron sentir eso, de que este lugar es bastante más. Que no necesita de reglas, de un cierto número de clicks, que está regido por otra cosa y que, en momentos en los cuales me costó mucho sentarme a escribir o a pensar qué podría ser interesante para ustedes, siempre hubo algo que me mantuvo con las manos en el teclado. Sí, Charlie dice que en algún momento todo esto va a pasar a ser una historia. A veces me pregunto a quién le voy a contar, dentro de unos años, sobre Cinescalas y todo lo que me trajo. El mero pensamiento me hace querer reconfortarme en esa idea de infinito pensando en un eterno transcurrir, en que esto no va a perecer nunca, en que podemos ser héroes por más de un día. Como compartí hace poco, cada comienzo de año (o de lo que sea) implica buscar un gran “quizás”. Yo, en este espacio, voy también en busca de uno nuevo. Espero en el 2013 seguir teniéndolos a ustedes del otro lado del monitor. O, mejor dicho, al lado mío.  

♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

MI TOP FIVE DE PELÍCULAS DEL AÑO:

*1. Eternamente comprometidos (Nicholas Stoller)

*2. Argo (Ben Affleck)

*3. Safety Not Guaranteed (Colin Trevorrow)

*4. The Grey (Joe Carnahan)

*5. Take This Waltz (Sarah Polley)

* Mención especial: Ted (Seth MacFarlane)

………………………………………………………………………….

AHORA SÍ: SUS PELÍCULAS DEL AÑO:

Hace unas semanas, todos ustedes recibieron un mail de mi parte. ¿La propuesta? Que se saquen una foto con un cartel que represente su película del año (una que los haya marcado incluso no siendo del 2012). En el video de acá abajo están quienes pasan a comentar, quienes son lectores silenciosos, quienes participan asiduamente en la página del blog en Facebook, quienes ganaron concursos, quienes escribieron los lunes, quienes filmaron cortos. En síntesis: quienes integran la comunidad de este blog, cada uno a su manera. Este video es mi modo de agradecerles por la compañía constante, es mi modo de facilitar que se puedan conocer entre ustedes, es mi regalo para culminar un año personal del que han sido una parte fundamental. El agradecimiento lo quiero hacer extensivo a quienes no pudieron mandar foto pero igualmente se hicieron eco de la convocatoria (pido disculpas si a alguien no le llegó el mail, ese día me quemé las pestañas escribiendo/enviando y quizás dejé algún nombre afuera; si es así, háganmelo saber retándome o como sea y en la próxima lo compensamos) y a Matías Aimar, quien me ayudó con mucha paciencia a editar lo que van a ver. Gracias también a quienes se jugaron con la producción y a quienes se animaron a caracterizarse como algún personaje de su película del año (lo cual explica mi inexplicable foto de apertura del post). Sin más preámbulos, y con Queen como siempre musicalizando los momentos emotivos de Cinescalas, les dejo el video. Son grosos, sépanlo. A las pruebas me remito:

 

Cinescalas - Video Fin de año 2012 from lanacion.com on Vimeo.

………………………………………………………………………………………..

*De yapa: como todos los años, les dejo un compilado que, en este caso, hizo la gente de Cinema con todas las películas del 2012 en 8 minutos, y que arranca con uno de mis temas favoritos de los Black Keys. Que lo disfruten:

……………………………………………………………………………………………..

Bueno, muchachada, la última consigna del año: ¿Cuál es su Top Five de películas de este 2012? Pueden sumar menciones especiales si así lo desean; les agradezco de nuevo por la compañía en este espacio, es realmente un placer compartir parte de mis días con ustedes aquí; ¡Que tengan un excelente comienzo de año! ¡Feliz 2013 para todos! Nos reencontramos el miércoles 2 😉

………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Lo mejor del 2012: Las escenas

Cuando Mr. Oscar/Monsieur Merde come las flores del cementerio.

Cuando Dana y Marty toman el ascensor.

Cuando Margot tiene miedo a tener miedo.

Cuando Darius le habla por primera vez a Kenneth.

Cuando despega el avión y Joe le da la mano a Tony Méndez.

Cuando Sam y Suzy bailan al ritmo de Francois Hardy.

Cuando Violet y Tom se conocen en la fiesta de superhéroes inventados.

Cuando Adam reconfirma la amistad incondicional de Kyle.

Cuando Joe le cuenta a su “yo más joven” sobre el amor de su vida.

Cuando Sam y Frankie ven un video de cuando eran chicos.

Cuando Alfred se toma un Fernet en Florencia.

Cuando “Driver” le da un beso a Irene en cámara lenta.

Cuando Schmidt y Jenko entran a la secundaria.

Cuando Jeff y Pat lloran en el cementerio.

Cuando Maggie le hace recordar su infancia a Peter.

Cuando Ted presiona el botón de “I Love You”.

Cuando Jack le confiesa su amor a Iris.

Cuando Calvin reescribe a Ruby por última vez.

Cuando Erik y Paul empiezan a enfermarse mutuamente.

Cuando Dodge le acaricia el pelo a Penny antes de que llegue el fin del mundo.◄

………………………………………………………………………………………………

 *1. La escena “del acordeón” de Holy Motors:

*2. La escena “de los monstruos” de The Cabin in the Woods:

*3. La escena “del amusement ride” de Take This Waltz:

*4. La escena “de la cítara” de Safety Not Guaranteed:

  ………………………………………………………………………………………….

Seguimos con el balance y hoy hay una sola consigna: ¿Cuáles son las escenas que más recuerdan/que más les han gustado de este 2012? ¿Por qué los impactaron particularmente? ¡Comenten! ¡Buen Finde para todos! ¡Que tengan un hermoso festejo navideño! Nos reencontramos, después de los feriados, el miércoles 26 😉

………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!

Lo mejor del 2012: Las actrices

Un año después de la muerte de su hermano, Jack (Mark Duplass) escucha a un amigo de éste brindar un prolongado – y algo afectado – discurso homenaje. Que era una persona generosa, que siempre se ponía por detrás de las necesidades de los demás, que esto, que lo otro. Todo bueno. Porque nadie se atreve a hablar de las miserias de quienes no están, aunque sean miserias comunes a todos, o a la gran mayoría. No. Hay que evocar anécdotas que nos hagan sentir bien, que nos hagan recordar con una parcialidad bastante llamativa, y que no terminen por empeorar la situación. Para Jack todo eso es una pantomima. Por eso, interrumpe el discurso y refuta todas esas anécdotas con aquellas que hablan de cómo era verdaderamente su hermano: una persona compleja que no siempre tenía esa habilidad para poner a los demás primero. Pero en medio del momento tenso, la cámara de Lynn Shelton se concentra en Iris, se concentra en Emily Blunt, ex novia del hermano de Jack y ahora la mejor amiga de él. Dura menos de un minuto, pero ese plano desnuda, con total y bella honestidad, qué hace de Blunt una actriz formidable: su forma de preguntarle al personaje de Duplass si está bien, si quiere ayuda, si la necesita. A ese intercambio mudo de impresiones le sucede una de las conversaciones más naturales de Your Sister’s Sister, dos amigos hablando en un pasillo, uno reconfortando al otro. Posteriormente, la película (sí, otra indie, sí con la música como amparo) focaliza en la interacción entre Jack, Iris y la hermana de ella (la increíble Rosemarie DeWitt), quienes a partir de una seguidilla de circunstancias dignas de una sitcom (acá más pesadas) se van conociendo más, se van confesando y, sin buscarlo, se van cambiando el futuro.

Emily Blunt y Mark Duplass en Your Sister’s Sister

Mencionaría más de una vez el adjetivo “natural” para hablar del film de Lynn Shelton porque lo cierto es que hay pocos que le hagan la misma justicia. En la historia nada está forzado (tanto así que prácticamente no tiene final, los personajes están en un transcurrir eterno) y en los ojos celestes de Blunt se confunden la necesidad de decir en voz alta lo que siempre estuvo en un plano subterráneo, la preocupación por el presente de su hermana y la esperanza de construir de cero, dejando atrás tanto tanto a ese novio que ya no está como a los miedos por empezar de nuevo. Blunt es genuina. Y no solo lo percibimos en Your Sister’s Sister. También lo percibimos en Looper y su prestancia, mezcla de heroína de western, algo de femme fatale y mucho de mujer quebrada que quiere otra chance para demostrar que efectivamente puede proteger a su hijo. Y, claro, también lo percibimos en Eternamente comprometidos cuando su Violet se reencuentra con Tom y advierte que si la vida te vuelve a poner por delante a alguien que te merece, no tiene sentido girar sobre planes, planes y planes que retrasen la concreción de un destino en común. De eso se trató el año cinematográfico de Blunt. De personajes que tienen a su alcance segundas oportunidades. De personajes lo suficientemente inteligentes como para aprovecharlas.

 *Les dejo algunas imágenes de Your Sister’s Sister:

……………………………………………………………………………….

*Menciones especiales para…

Michelle Williams (Take This Waltz, My Week with Marilyn)

Brit Marling (Arbitrage, Sound of My Voice)

Felicity Jones (Like Crazy)

 ………………………………………………………………………………………….

Seguimos con el balance y las consignas: ¿Cuáles les parecieron las mejores actuaciones femeninas del 2012? ¿Cuál es el mejor papel de Emily Blunt? ¿De qué otros actores y/o directores quisieran ver post? ¡Comenten! ¡Buen Finde para todos!

………………………………………………………………………………………….

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” Y POR TWITTER, DENLE “FOLLOW” AL BLOG ACÁ; ¡GRACIAS!