Soy tu fan

 

“A reminder that once we really did meet”

Recuerdo que solo tenía dos días en París y quería aprovecharlos. Antes de viajar, distintas voces te aconsejan que visites distintos ámbitos y los libros turísticos se aseguran de que no te pierdas todo aquello que hace que París sea lo que es. Pero antes de llegar a la ciudad – mejor dicho, mucho antes de pisarla -, yo sabía que tenía que bajarme del tren e ir caminando a ese lugar donde se produjo uno de los reencuentros cinematográficos más intensos que he visto: el de Jesse y Cèline en Antes del atardecer. Luego de toda una mañana y gran parte de la tarde buscando la librería Shakespeare & Co., finalmente la encontré, pasé un largo rato adentro y salí sabiendo que iba intentar hacer el mismo camino que ellos dos hacen en la película. Esa decisión me costó una visita al Louvre, pero, para ser honesta, no me importó.

La foto del camino que recorren Jesse y Cèline en Antes del atardecer, sacada por mí en París:

Hace tiempo hice un post sobre este gran film de Linklater (que, en realidad, es también un film de Julie Delpy y de Ethan Hawke), pero, por esas cosas raras de la plataforma bloggeril, se borraron todos los comentarios sobre esta y sobre otras historias de amor que ustedes sumaron. Entonces, de algún modo, esta es la posibilidad de traer a colación nuevamente a una película que a nivel personal tuvo/tiene un gran impacto – creo que para muchos el guión es una suerte de biblia sobre las relaciones – y que me llevó a rendirle ese pequeño homenaje, hace justo un año, en París. En este otro martes personal, me gustaría retomar la línea anecdótica y que me cuenten sobre esos films que los marcaron a tal punto de haber ejecutado pequeños actos de devoción…ya sea demostrando fanatismo con compras coleccionistas o cubriendo las paredes con imágenes. En mi caso, quisiera agregar el tatuaje de La naranja mecánica, el primero de ocho que decidí hacerme en plena adolescencia no solo por amor a Kubrick. Por amor al cine.

¿Cuál es la película que les generó cierto grado de fanatismo? ¿Cómo le hicieron honor a ese fanatismo? ¡Comenten, vamos!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!