Mi primer VHS

 

NOTA

Para todos los Duckie Dale del mundo. Para todos los nostálgicos.

La cosa fue así: estaba limpiando mi viejo cuarto de la adolescencia y redescubrí mis queridos VHS’s (?). Algunos los compré en mi época de estudiante y otros, la gran mayoría, en un videoclub que estaba en la esquina de mi casa que un día decidió hacer liquidación. Me acuerdo que Javier (así se llamaba el dueño) me dejaba al módico precio de $2 Intriga Internacional y Ferris Bueller’s Day Off. Un capo.

Hablando de John Hughes y, si bien no puedo precisarlo con exactitud, creo que el primer VHS que me compré fue el de Pretty in Pink (el fotomontaje de ahí arriba es de dicho film). Al verlo, me emocioné mucho, no solo por lo que significa la película para mí (y Molly Ringwald… y ese final que debería haber sido otro) sino porque perdimos a John Hughes y se sigue notando.

Hay algo en eso de agarrar un trapo, limpiar la cajita y poner la película en la videocassettera (!), como hay algo en hacer sonar un vinilo. Ahora será cool ser retro, pero en otra época era lo que, cajita tras cajita que se apilaba en la videoteca, nos convertía en cinéfilos. Así, casi sin quererlo.

Escuchá a Jon “Duckie” Cryer cantar “Try a Little Tenderness”:

¿Cuál fue el primer VHS que compraste? ¿Todavía conservás tu colección?