El mejor papel de…Maggie Gyllenhaal

 

“I keep livin’ this day like the next will never come”

En un vieja nota que escribí sobre Maggie Gylleenhaal y, especialmente, sobre Sherrybaby, remarcaba las similitudes entre esta gran actuación y la de Mickey Rourke en El luchador. En ambas películas, la atención está puesta en individuos que buscan por todos los medios quemar el pasado y disfrutar del presente (de un presente con hijas que los necesitan), pero que no logran erradicar por completo los demonios, o bien porque no pueden o bien porque no quieren. Sus vidas, con esas imperfecciones, están en una especie de torbellino del que salen momentáneamente, como para ver qué hay allí afuera. La diferencia entre la película de Aronofsky y la de Laurie Collyer es que la primera tiene momentos de luz (el baile de Randy con su hija, por ejemplo), mientras que la segunda es dura y desesperanzada.

Sherrybaby, sin embargo, no es oscura con golpes bajos, no es oscura por ser cínica: es oscura porque su personaje central también lo es. Es humana, es una tempestad permanente. Su fragilidad se vuelve cada vez más notoria, así como la seguridad de que no puede haber un futuro si no se mira hacia atrás y se combaten esas debilidades que regresan para amenazarlo. En medio de esa lucha sanguínea de identidades – la mujer que fue y la mujer que puede llegar a ser -, Maggie Gyllenhaal, así como Mickey Rourke, entrega su cuerpo al del personaje, lo suda, lo padece. Por eso, es imposible no sufrir al verla ir y venir, equivocándose cada vez, con una mirada perdida que intenta siempre hacer foco.

¿Les gusta Maggie Gyllenhaal? ¿Qué interpretación de ella destacarían en este post? ¿Qué otros personajes conflictuados del cine podrían sumar al post? ¡Espero sus comentarios! ¡Buen Finde para todos!

* RECUERDEN QUE SI QUIEREN SEGUIR LAS NOVEDADES DE CINESCALAS POR FACEBOOK, ENTREN AQUÍ. Y CLICKEEN EN EL BOTÓN DE “ME GUSTA” ¡GRACIAS!