Estás, España silenciosa, en nosotros

 

Qué dramática es la situación económica de España. Números casi redondos y horribles sin casi para el 2010, según Bruselas: 1% de inflación, -1% de crecimiento, 10% de déficit fiscal, 20% de desempleo. Esperemos que la justicia divina no los compense con su primer título mundial de fútbol. Una compensación más humana y más razonable sería el retorno de la peseta (con algunos ceros menos).