Por qué soy Lib Dem

 

Hace mucho planteamos la idea de que había que regalarle Aerolíneas Argentinas a sus trabajadores –incluso: podríamos darles la parte correspondiente a sus actuales dirigentes marxistas, para que sigan disfrutando de la dulce placidez del capitalismo–  convirtiéndola en una auténtica empresa nacional recuperada. Lo mismo creemos para la salud: entregarle los hospitales a médicos, enfermeros y empleados, para que ricos y pobres puedan acudir a ellos con un sistema de seguro de salud universal, pagado por el Estado en el caso de los trabajadores informales. Pues bien, nuestro candidato Nick Clegg —última encuesta: perdemos 34% a 28.5%– acaba de proponer algo similar:

[Clegg] offered a radical new blueprint of the NHS, with employees forming John Lewis-style companies to take over services…

NHS es el sistema de salud británico. John-Lewis style companies lo tuve que wikipediar –disculpen los cosmopolitas–: es una cadena de tiendas, propiedad de sus trabajadores, que ocupa nada menos que el tercer lugar en el ránking de las compañías más grandes del Reino Unido.

Eficiencia + equidad: con menos dogma y más inteligencia, se puede.