Fotos (de cerca) del festival de Cannes

 

El puerto de Niza, antes de zarpar hacia Cannes

El diario me mandó al festival de Cannes. Lo mejor fue el reencuentro con el sol. París está gris, lluvioso y poco cálido. Algunos meteorólogos prevén que este año ni siquiera habrá verano. Estamos todos atemorizados. Pero tenemos esperanza de que va a llegar esa época en la cual vivir en París es canchero. Mientras, está Cannes. Fueron sólo tres días, pero hubo de todo. Acá va, un nuevo photomatón. 

El potro. Parte del crew del barco alquilado por Stella Artois

El camino de Niza a Cannes

Los barcos privados que llegan a Cannes. Este es de un ruso

Antes de que empiece todo. No es la escalinata principal, pero todo está alfombrado en Cannes

Las acreditaciones son todo en Cannes. Dependiendo del color, más o menos espera.

Piden invitaciones. Si no tienen, no pueden entrar

Durante el festival se ve de todo

Las tarimas de los medios, que bordean la alfombra, vistas de atrás

Así y todo tuvo que pasar por la entrada del costadito. Nada de alfombra

Los fotógrafos, también obligados al moño. Hay varios huecos de espera entre cada fotocacería

Y no por eso dejan de mirar

Los invitados, los más desconocidos, caminan despacio y se autosacan fotos

Llegó el equipo de una peli. La alfombra se despeja. Empiezan los flashes

Adentro en la sala es casi como en cualquier lado

Llegó el director de la peli Drive, que presenta “Only God Forgives”

Se paran todos a aplaudir. No será igual al final de la película

Con Kristin Scott Thomas

La película de Lucía Puenzo estaba seleccionada en “Un certain regard”

El club sandwich de final de día, muy tarde

Y al día siguiente, en un cuarto de hotel alquilado por Stella Artois..

Carla Peterson, Juan Cruz Bordeu y su mujer Ileana (invitados x la cerveza) se sacan fotos

Y una buena vista desde un piso más alto