Bienvenidos los días de sol

 

La salida de la estación Quatre Septembre. O la salida de cualquier estación 

Un amigo argentino con conocimientos parisinos muy respetados asegura que el túnel parisino durante el invierno es como Terminator: cuando se empieza a ir, se escucha de fondo un “I´ll be back“. Lo cierto es que el post anterior quedó muy atrás. Nada de buscar programas para luchar contra el túnel invernal. Los días de sol empiezan a volver. Todavía con frío, pero chau lluvia, chau cielo gris, chau gris en todas sus tonalidades. Se huele la llegada de la primavera, esa época en donde extrañamente uno se siente tan canchero de vivir en París. El tiempo ya no es una preocupación ni una limitación social. La mini angustia incómoda da paso a la tranquilidad. Sigue siendo un tema de conversación repetitivo, pero porque hay sol. Todos contentos. Todos más buenos. Nuevo photomaton, esta vez muy azul. 

El jardín de Luxemburgo a la mañana, very nice

Esquina de rue Vaugirard y rue Madame

Hola manzanas parisinas

By Juancho

La sede del Partido Comunista Francés (PCF). Edificio de Oscar Niemeyer. By F.

Camino al Chateau de Versailles. Un día de sol cambia todo. By Juancho

La fuente y los jardines de Versailles

Sigue haciendo frío. Por suerte, ustedes ni lo sienten