La odisea de alquilar en la Ciudad Luz

Edouard busca un departamento más grande para mudarse y su carpeta de presentación, esa que deja cada vez que visita un piso, reúne tantos documentos que parece un ensayo literario. Los propietarios exigen cada vez más requisitos para evitar, según explican, encontrarse luego frente a un inquilino deudor porque, por cómo están hechas las leyes, echarlo es difícil aunque no pague.

Edouard debe demostrar a través de sus recibos de sueldo, por ejemplo, que gana entre tres y cuatro veces el monto del alquiler, y presentar vida y obra de sus dos garantes, además de un contrato de trabajo estable y comprobantes del pago de impuestos. Cada vez que visita un departamento, Edouard se cruza con una decena de desconocidos y en grupo miran la cocina, el baño y los salones. Seguir leyendo

Sin comentarios

Ellos son Charlie, ¿y yo quién soy?

Gracias a Juju por estas fotos

Con un fondo rojo, el segundo número de Charlie Hebdo desde los atentados tiene una estantería propia en uno de los puestos de diarios del aeropuerto de Orly, al sur de esta ciudad. El miércoles, cuando el semanario volvió a los quioscos después de seis semanas sin aparecer, llegaron 1200 ejemplares. Antes de los atentados, eran 20. Ahora los turistas también lo compran. Seguir leyendo

#JeSuisNisman, en París y con fotos

Fueron diez, veinte, treinta, setenta. Gabriel el masajista, Luis y Rafael los arquitectos, Viole la mamá de dos nenas, Claire la hija de argentinos, Sara la estudiante en psicología, Daniel el historiador que estaba de turista en la ciudad con su familia. Se acercaron a la avenida Kléber, a metros de la embajada argentina de París, porque sentían que tenían que estar. Para homenajear a un fiscal que investigaba sobre la peor tragedia del país y que terminó muerto, para darles fuerza a los que se preparaban para movilizarse en la Argentina, para reunirse, para reencontrarse, para hablar de lo que pasó, para decir que no está bueno, para pedir que no haya nunca más un #YoSoyNisman, para rezar por que la próxima vez el encuentro sea por una linda noticia. Seguir leyendo

Las nuevas estrellas de la guía Michelin

En el restaurante La Bouitte, en Saint-Martin-de-Belleville, un pueblo montañoso en el este de Francia, el teléfono no para de sonar. Son muchos los que desde el martes pasado quieren reservar una mesa para probar esa cocina con productos de la región y pescados locales que se sirven en el chalet construido por sus dueños, René y Maxime Meilleur, y en el que también albergan un hotel, a 2500 metros de altura. Padre e hijo acaban de ser recompensados con una tercera estrella por la guía Michelin, y ello genera una avalancha de nuevos clientes. Lo mismo sucede en Pavillion Ledoyen, detrás del Petit Palais y a metros de los Campos Elíseos, al mando del chef Yannick Alléno, también distinguido el lunes con tres estrellas, en particular por sus salsas, realizadas a partir de una fabulosa técnica de extracción que permite obtener gustos ultrapuros e intensos.

La famosa “biblia roja” de la gastronomía francesa, publicada por primera vez en 1900, es actualmente, además de una referencia mundial, un evidente trampolín económico. Seguir leyendo

La nueva filarmónica en fotos

De lejos, la bandada de 340.000 pájaros en aluminio le da movimiento al edificio, rodeado por los árboles del parque de la Villette, que en esta época invernal se quedaron sin hojas. Después de la fundación Louis Vuitton, un proyecto privado construido por un arquitecto canado-estadounidense (Frank Gehry) al oeste de la ciudad, una nueva nave espacial de dimensiones sobrehumanas se apoya sobre París. Esta vez, al Este, para el equilibrio. Luego de cuatro años de obras, y otros cuatro desde el lanzamiento del proyecto, en 2006, la ciudad inauguró a mediados de este mes su Philharmonie, una iniciativa pública construida por el francés Jean Nouvel. Seguir leyendo

Cómo ser parisina

A fines de 2014 y en plena Vogue Fashion Night, la presentación del libro How to Be Parisian Wherever You Are, en el histórico concept store parisino Colette, sobre la rue Saint-Honoré, casi termina en pelea entre los cientos de fotógrafos que querían capturar la imagen de una de sus coautoras, la it girl Caroline de Maigret, mientras dedicaba algunos ejemplares.

La mujer francesa, en particular la parisina, fascina en el mundo. La prueba son los más de 30 libros, muchos convertidos en best-sellers, que se publicaron durante estos últimos años. Uno de los últimos es el de esta ex modelo mediática, égérie Chanel, amiga de Karl Lagerfeld y, desde hace algunos meses, embajadora de Lancôme. Lo escribió junto con tres amigas parisienses que supuestamente conoce desde hace años. Despeinada, con look desarreglada, vestida con jeans, saco masculino o campera de cuero, zapatillas en tweed de la marca de las dos C, y muy activa en las redes sociales, De Maigret encarna la imagen de la parisina del siglo XXI. Seguir leyendo

Las huellas de Charlie Hebdo en los espacios de la ciudad

La tapa de la revista de Le Monde

Acá va la nota publicada el sábado en el diario.

El público se acomoda y llena la sala de más de 200 butacas en donde se proyecta la película argentina Relatos salvajes , que se estrenó en los cines franceses la semana pasada con el título Les Nouveaux sauvages . Pasados los cortos, la pantalla se vuelve negra y un JeSuis-Charlie , en blanco, aparece de golpe. Cinco segundos que serán suficientes para generar un silencio total en la sala y sacudir los recuerdos tan frescos de cada uno de los espectadores, en un cine a metros de la Bastilla y a pocos minutos de la redacción del semanario.

Los ataques terroristas que golpearon a Francia entre el 7 y el 9 de enero están muy presentes en cada una de las actividades culturales de los parisinos. La vida continúa, pero distinta. En las calles se escucha el ruido de la ciudad, pero la voz humana parece haberse apagado para ser reemplazada por señales visuales. Los grafitis se multiplican. Los carteles están presentes en todas las instituciones culturales, como la Comédie Française –el histórico teatro parisino–, y municipales, como el Hotel de Ville, de donde cuelgan dos banderas negras en las que se lee “París es Charlie” y “Somos Charlie”. Las programaciones de algunos museos se modificaron parcialmente, como el Grand Palais, que anuló la visita nocturna de la exposición de Niki de Saint Phalle, inicialmente prevista para la noche del 31 de enero. Seguir leyendo

Sin comentarios

El día en que llegaron las noticias de París

En la hora que me llevó llegar de Punta del Este a José Ignacio, los autores del atentado en la redacción francesa del semanario satírico Charlie Hebdo y en el supermercado kosher eran abatidos. La persecución de estos terroristas había tenido a Francia en vilo durante 48 horas, y a mí colgándome de cada Wi-Fi posible para seguir el paso a paso de este drama que me encontró lejos de la ciudad en la que elijo vivir desde hace seis años. Seguir leyendo

Navidad en París (con fotos)

En la épicerie del Bon Marché

Diciembre en esta ciudad son vidrieras animadas con conejos que saltan, trineos que se desplazan y efecto nieve por todos lados. Los padres tienen la costumbre de llevar a sus hijos a mirar estas decoraciones en las principales boutiques parisinas, como las del Bon Marché, Printemps y las galerías Lafayette.

Diciembre es también una iluminación especial en las calles que aparece como por arte de magia cuando empieza a oscurecer, a partir de las cinco y media de la tarde. Es una iniciativa de la municipalidad en conjunto con los comerciantes, para quienes decorar sus barrios en esta época del año es una manera de agradecer a la clientela. Ojalá que así sea, porque el presupuesto es millonario, aún si en los últimos años empezaron a utilizar el sistema LED de bajo consumo. Seguir leyendo

La Fondation Louis Vuitton, en fotos

La cascada en la entrada del edificio

Nuevo refugio parisino del arte contemporáneo, la fundación Louis Vuitton abrió al público a fines de octubre en los bosques de Boulogne, al oeste de París. La inauguración está prevista en tres tiempos (octubre-diciembre-marzo), cada uno alrededor de una exposición, una selección con parte de la colección, y diversos eventos. Esta primera fase está en su mayoría consagrada a la arquitectura. Un gran acierto: es lo que más impresiona. Las escaleras mecánicas, los ascensores y las puertas blindadas de acero de tamaños atípicos para París, además de las vistas panorámicas de la ciudad que ofrecen las numerosas terrazas, hacen que esta especie de observatorio de vidrio y acero construido por el arquitecto Frank Gehry logre imponerse como el gran protagonista durante todo el recorrido. A contracorriente con la tendencia mundial de los establecimientos culturales más minimalistas en donde los espacios buscan desaparecer para que la obra concentre toda la atención, aquí el contenedor supera el contenido. Y, a diferencia de los establecimientos franceses, la fundación LV transmite esa sensación de poder económico más típica de los museos estadounidenses. En 50 años, esta nave marítima pasará a ser propiedad de la ciudad de París.  Seguir leyendo

Sin comentarios