Ver siempre algo bueno en el prójimo

 

Sócrates dijo que LA CARIDAD es la virtud que consiste en ver siempre algo bueno en nuestro prójimo. Cuando siempre es más fácil hacer burla de los defectos o concentrarse en lo que falta, la caridad es una de las virtudes más difíciles de aplicar …

Por eso siempre me inspiraron las personas que tienen una visión positiva del mundo, que aún en los peores escenarios se arremangan para aportar su granito de arena, que no se desalientan ante el tamaño del desafío sino que ponen manos a la obra.

En esta misma línea, quiero señalar un pensamiento de Don Orione que afirma que SOLO LA CARIDAD SALVARA AL MUNDO. Esta fue la convicción que marcó la vida de este  sacerdote italiano que siempre tuvo una fuerte inclinación hacia los pobres y los que sufren. En 1935 fundó el Pequeño Cottolengo Argentino, en Claypole, que hoy lleva su nombre.

La semana pasada tuve la suerte de poder ir a visitar el Cottolengo Don Orione, una “pequeña ciudad” que hoy brinda atención integral a más de 400 personas con discapacidad de diferentes edades, quienes ingresaron por falta de recursos, situación de abandono y , en gran proporción, por ausencia de grupo familiar. “Buscamos darles una atención integral a estas personas desde una dimensión bio-psico-social. Atendemos a estas personas desde una visión de fe porque atendemos en ellos al Cristo que nos necesita“, explica el Padre Luis, mientras nos acompaña durante el recorrido.

Lo que más me sorprendió del lugar – además de la paz que reina en el ambiente, la infraestructura de primer nivel y la pulcritud en cada detalle – es que todos circulan con alegría, con una enorme sonrisa que ilumina la cara. Los 400 empleados – porque hacen una atención 100% personalizada de los pacientes – viven su trabajo con una profunda caridad y eso se transforma en gozo.

Acá les dejo algunas fotos del lugar:


Created with flickr slideshow.

Pero esta actitud de SERVICIO CON ALEGRIA es la que siempre admiré de las personas que se dedican al trabajo social, a aquellos que cuando dan sienten que están en contacto con su esencia, que incluso aunque trabajan con grupos muy vulnerables como enfermos terminales o personas con discapacidad, siempre celebran los PEQUEÑOS LOGROS y ponen el foco en ver lo BUENO y POSITIVO en el prójimo.

Por eso descato esa frase y espero que todos podamos ponerla en práctica, que dice: SI TIENES MUCHO, DA MUCHO; SI TIENES POCO, DA POCO: PERO DA SIEMPRE. Y el tener mucho o poco no habla de lo material, sino de lo que uno tiene para dar: que también es tiempo, amor, ternura, conocimientos …

¿Alguna vez experimentaste la FELICIDAD de ser voluntario?