Más allá de la ceniza

 

Tuve el privilegio de ir este verano a Bariloche y La Angostura, dos de las localidades afectadas en el sur Argetnino por las cenizas del volcán Puyehue.

Sin embargo, más allá del debate clásico si hay o no ceniza, si es mucha o poca, si se puede ir de vacaciones o no, si se puede uno quedar a vivir alli o tiene que escapar. Encontré localidades enteras intentando apostar por la reconstrucción. Reconstrucción en todo sentido. No sólo porque efectivamente haga falta rearmar algo.

Cuando uno viaja, suele ver aquello que quiere, porque va buscando algo específico. Pero me pasó que casi sin querer fui encontrando cosas que pasan por allí que merecen ser compartidas.

Cuatro deportistas transplantados hicieron cumbre en el Lanin para pedir por todos los que aún esperan un transpante.

Carlota y María de los ángeles son hermanas. Una es médica, la otra  voluntaria de la Red Solidaria Neuquén. Carlota hace 11 años que está en diálisis por una insuficiencia renal; este verano recibió la donación de un riñón por parte de su hermana. Las dos se recuperan muy bien!

Encontré a Red Solidaria Bariloche y Emaus, construyendo juntos el primer hogar para personas en situación de calle. Una casa con colores vivos, un techo que dará dignidad, voluntarios que acompañarán y personas que no tendrán que pasar frío en la calle este invierno.

En Villa La Angostura vi como nace la Fiesta de los Jardines, y como desde el Grupo Artymaña, acompañarán la fiesta con mariposas intervenidas por artistas.

Fui también al Mercado de la Estepa, donde contribuí a la economía social de pobladores rurales comprando sus productos. Más de 250 familias viven de ellos, comercializados directamente por ellos y dentro del sistema de comercio justo.

Subí al Cerro Catedral, y allí encontré la foto de una chica perdida. Alguien decidió llegar a todos lados con la foto, para que todos la veamos. Hoy hay más de 330 jóvenes y adultos perdidos, pero en la semana que estuve en Bariloche, aparecieron 5.

También estuve en la cocina del armado de una buena idea, que se traducirá en un cartel de 5 km, para ser fotografiado por Google Earth y que dirá que podemos elegir la Patagonia, a pesar de la ceniza.

Las vacaciones sirvieron para seguir apostando a ver que el vaso está medio lleno. Yo digo que vale la pena ver estas otras cosas, aunque estemos de vacaciones. ¿que decís?

  • Alberto Dolmann

    Encantador! Me emociono!! Gracias por hacer que el mundo se vea hermoso !!!

  • Barbara

    Gracias!!!! Necesitamos toda la ayuda posible para difundir que la Patagonia está full y con muchas ganas de que vengan a visitarnos y pasar sus vacaciones.. De verdad muchas Gracias!!!!!

  • Pochicar

    Alla vamos Bariloche a colaborar con las botellas y el Mercado de la Estepa. Gracias Belén por la información

  • Vanesa

    Gracias Belén por resaltar el trabajo y el esfuerzo de cada espacio y de cada lugar. Acá estamos trabajando MUCHO, poniéndole una garra que pocos saben y que nosotros mismos estamos descubriendo. Tal como decís: reconstruyendo nuestro propio poder como HUMANOS, porque casi todo – por no decir TODO – nace de la voluntad, de la garra, de las convicciones… y todo eso, unido a un esfuerzo COMUNITARIO, logra maravillas.
    Un fuerte abrazos desde BARILOCHE.

  • Mabel

    Hola Belen, muy linda la nota, gracias por tus comentarios. Soy voluntaria de hogar Emaus, y te invito a conocer más de nosotros en nuestra pagina de facebook “Emaus Bariloche”. Un beso desde Bariloche.

  • Fernanda Gould

    Muy buena la nota, Belén.
    Qué genial la idea del cartel de 5km para que se vea por Google Earth!. Eso es comunicación en grandes dimensiones!
    Por otro lado, mi prima está en diálisis hace muchos años, esperando un trasplante, así que me llegó lo de los trasplantados que hicieron cumbre. Para ellos, escalar una montaña debe ser un desafío menor después de haber superado semejantes obstáculos.
    Cariños!

  • MónicaOLIVERI

    Gracias por tu nota nos acercaste esperanza a partir de conocer el esfuerzo y garra de los que están reconstruyendo su lugar de vida con tanto espíritu comunitario