Las sonrisas que nos faltan …

 

Afiche promocional de la obra ALMA

El sábado pasado me invitaron a ver la obra ALMA, de cuando dejó de ser Victoria y empezó a ser Alma, en la que la actríz Lorena Székel personifica de manera impecable a una chica humilde de un pueblo del interior del país, que viaja a la ciudad de Buenos Aires para “progresar” trabajando en el cuidado de una señora mayor y termina cayendo en una red de trata. Les recomiendo que la vean todos los sábados a las 21 en el Vera Vera Teatro (Vera 108 CABA, 011-4854-3655).

Su historia refleja la problemática de muchas mujeres sometidas a humillaciones que la sociedad no quiere ver, por prejuicios o por intereses. Pasan los días, cambian las estaciones y hasta renovamos los calendarios sumergidos en las mismas preocupaciones, tomados por un día a día que a duras penas nos permite pensar más allá de lo que vamos a hacer mañana.

Pero en este devenir natural del tiempo, se pierde perspectiva de los agujeros que se van abriendo en nuestro tejido social y que de alguna manera nos transforman en una comunidad más inestable y con mayor tendencia a los tropiezos. Cuando una pieza es arrancada violentamente del inconmensurable rompecabezas ciudadano, nada puede reemplazarla y todos – en mayor o menor medida – sentimos su falta.

Aunque parezca increíble de creer, hace 10 años y 5 meses que no podemos mirar a los ojos a Marita Verón, hace 7 años y medio que no escuchamos la voz de Florencia Pennacchi y hace 1 años y dos meses que no sentimos los abrazos de María Cash. Estos son los casos más conocidos, pero son muchas más las mujeres que todas las semanas desaparecen bajo nuestra narices sin dejar rastros …

El 28 de septiembre, se cumplieron 4 años de la desaparición de Sofía Herrera, de un camping en el norte de Tierra del Fuego, a donde la familia había ido a pasar el fin de semana con amigos. Y aunque todos podamos seguir nuestra cotidianeidad, Sofía  - que en donde quiera que esté tiene ya 8 años – fue arrancada de las manos de sus padres y obligada a vivir una vida que no le corresponde.

Todavía rezando por que sigan con vida y en lo posible fuera de las garras de los monstruos de la trata de mujeres, sus familiares aún esperan respuestas de las autoridades para esclareces sus desapariciones (menos en el caso de Marita Verón cuyo juicio se encuentra en pleno proceso) y hacen lo posible por mantener el tema en los medios y en las conciencias de sus compatriotas.

Como integrantes de una sociedad que sangra la herida de no poder contar con los aportes de estas niñas y adolescentes, no podemos más que hacernos eco de este lamentable aniversario y comprometernos a pedir justicia para que estos crímenes no sigan impunes y para que ninguna otra familia sea desmembrada contra su voluntad.

Marita, Florencia, María y Sofia (y todas las demás desaparecidas) … sepan que extrañamos sus sonrisas.

 

  • Caro

    Yo también fui a ver la obra Micaela, es maravillosa. La actriz hace un trabajo alucinante y con ternura,  nos mete en una realidad que algunas mujeres viven día a día. Gracias por recordarlas.

  • Alejandro

    Muy bueno gracias, 
    En Argentina actualmente es tan dificil ser negativo
    De los 192 paises que tiene el mundo es sin lugar a duda el mejor para vivir
    ¿Razones? No hay problemas raciales,hay solidaridad, la economia cada vez mejor, paisajes los que quieras, mar, montañas, desierto, bosques, llanura…, comida, agua, podemos seguir
    Que mas se le puede pedir a la vida
    Alejandro Uteda