¿Cómo ayudar a una persona de la calle?

 

Son los invisibles, los olvidados, los marginales. Son personas que se encuentran en el límite de la sociedad y que, en gran medida, ya no se sienten parte de ella. No tienen casa, ni trabajo, ni cobertura médica y en algunos casos, ni siquiera identidad. Sólo preservan unas pocas pertenencias que abrazan hasta cuando duermen para sentir que, al menos, algo les es propio.

Son aquellos que viven en situación de callesegún la ONG Médicos del Mundo son más de 15.000 las personas que viven en la calle, en paradores del gobierno o intermiténtemente en hoteles/conventillos en la Ciudad de Buenos Aires – y que cuando llegan las bajas temperaturas del invierno, alcanzan su nivel máximo de vulnerabilidad y peligro.

Por eso, numerosas organizaciones sociales llevan adelante diferentes iniciativas tendientes a brindarles comida caliente, ropa de abrigo y frazadas, pero también una asistencia social y una contención emocional que sigue funcionando durante el resto del año. Porque los problemas estructurales que cargan estas personas, necesitan de un acompañamiento permanente y paciente.

Es asi que la comida es una excusa para poder devolverle la humanidad a estas personas, reconocerlos como iguales, mirarlos a los ojos, tenderles una mano y a partir de eso ver qué pueden hacer para ayudarlos a salir de esa situación: tramitárles el DNI, conseguirles una pensión o plan social, acompañarlos a un hospital cercano, ponerlos en contacto con una asistente social o hasta reinsertarlos laboralmente.

ACA LES DEJO UN MAPA INTERACTIVO CON TODOS LOS LUGARES QUE AYUDAN A PERSONAS EN SITUACION DE CALLE (fijate el que te quede más cómodo para poder sumarte)

Jorge, voluntario de la Parroquia Nuestra Señora de Loreto, charla con Carlitos

Carlitos duerme todas las noches en la puerta de un negocio en la calle Coronel Díaz al 2400 y recibe con felicidad a los voluntarios de la Parroquia Nuestra Señora de Loreto, que sale los lunes a las 21:30 en diferentes recorridos a ofrecer comida y una mano amiga a quienes viven en la calle. Allí, Jorge – uno de los voluntarios – se acerca para asesorarlo sobre cómo recibir un subsidio habitacional o la mejor manera de pedir un turno para conseguir el certificado de discapacidad.

Esta parroquia es una de las 30 que conforman las Noches de la Caridad, un movimiento que ya agrupa a 1000 voluntarios que salen por las noches a atender a aquellos que no tienen techo. Las personas interesadas en sumarse pueden escribir a nochescaridad@lumencor.com.ar

Otra movida interesante es la campaña “¡Frío Cero!” que lanzó la Red Solidaria bajo el lema “No mata el frío, mata la indiferencia”. Ubicados en una carpa situada al lado de la Catedral Metropolitana, voluntarios de esa organización, junto a los de otras instituciones religiosas, educativas y deportivas, reciben donaciones, trazaron trayectos para recorridos nocturnos de ayuda y suman nuevos colaboradores.

La oficina del Operativo Frío Cero en la Catedral de Buenos Aires

 

La carpa, denominada “Oficina en la Calle”, permanecerá abierta hasta la primavera. Quienes deseen colaborar con frazadas o como voluntarios pueden acercarse a la Plaza de Mayo todos los días, entre las 19 y la medianoche. El teléfono de la Red Solidaria es 4796-5828, y su mail hola@redsolidaria.org.ar

Por su parte, la Fundación Sí, que lidera Manuel Lozano, retomó sus habituales “recorridas solidarias”. En estos trayectos, los voluntarios asisten a personas en situación de calle de la Capital, el conurbano y distintas ciudades del interior del país con alimentos y ropa de abrigo. El punto de encuentro es la esquina de Riobamba y Mitre. Para unirse a los más de 2000 voluntarios de la Fundación Sí hay que escribir a recorridas@fundacionsi.org.ar o llamar al 4858-0154.

La Fundación Pobre de Asís, que acoge a hombres mayores de 40 años en situación de calle, solicita frazadas, ropa de abrigo y alimentos, especialmente lentejas. La dirección del hogar, al que se pueden acercar las donaciones, es Rómulo Naón 3200, en el barrio de Saavedra. El teléfono es 4547-0230.

A su  vez, Amigos en el Camino ayuda a personas solas y familias que duermen a la intemperie. Lo hacen durante todo el año en varios barrios de Capital Federal. Además del plato caliente y abrigos, dan una mano con necesidades puntuales como medicamentos o muebles y mano de obra cuando las familias logran salir de la calle y empezar de nuevo en una vivienda. Los interesados pueden visitar su página de Facebook.

Por último, Caminos Solidarios son un grupo de voluntarios que realiza los recorridas nocturnas por varios barrios de la Capital Federal llevando un plato de comida caliente, ropa y abrigo a la gente en situación de calle. Como el resto de las organizaciones, invitan a la comunidad a unirse. Para contactarlos, escribir un mensaje privado al facebook Caminos Solidarios Argentina.

Al trabajo de las organizaciones sin fines de lucro se suma el operativo Plan de Prevención contra el Frío, del Ministerio de Desarrollo Social de la ciudad. A través de diferentes móviles se acercan a asistir a las personas en situación de calle y convencerlas de que ingresen a los refugios, que permanecerán abiertos las 24 horas. Se abrió además la línea telefónica de Atención Social Inmediata (108) para reportar casos de personas en situación de calle que necesiten de la asistencia social.

 ¿Qué te parece que hace falta hacer desde las políticas públicas o el sector social para conseguir que todas las peronas puedan salir de la calle y tener una vivienda digna?


  • Meryam

    Hay mucha gente de la calle que no puede darse un baño y la que peor la pasan son las mujeres.Seria bueno establecer baños públicos con toallas y jabón, alguna maquina de afeitar,donde la gente pueda donar ropa para estas personas para que puedan cambiarse , es tan renovador darse una ducha.
    Seguramente con estas pequeñas cosas puedan sentirse mejor y pensar en salir adelante.

    • ana maria

      genial idea , pero….como????crees que el estado se ocupará de “esa nimiedad” para ellos ??????????

      • Betty

        Creo que si se organizan diferente los planes sociales, estas personas pueden ser ayudadas. Hay muchas familias que reciben planes, asignación universal etc, y no los necesita, trabajan en negro, y en muchos casos no quieren ser blanqueados para seguir cobrandolos, hay que revisar que quienes los reciban realmente los necesiten y no estén especulando con un ingreso extra.

        • gabi

          hola tengo a un conocido en situacion de calle hace dos meses esta viviendo en una estacion de trenes ayer lo golpearon y le sacaron lo poco que le quedaba de abrigo hoy esta en mi casa pero ya que no hay lugar pero desearia saber en donde poder alojarlo tiene 40 años de edad y vive ne moron en la estacion muchas gracias

      • leprafull

        Hace muuuchos años, esa tarea, se hacía en las comisarías: se llevaba al vagabudo, se lo hacia bañar, afeitar, le cortaban el cabello y le daban ropa limpia! Creo que ahora las municip.deberían habilitar algún tipo de gimnasio que tenga duchas, lugares donde sentarse a tomar unplato caliente y ropa limpia! No creo que sea muy costoso!!!!

  • juliana

    La línea telefónica 108 funciona todos los días, los 365 días del año; no solamente en el invierno o en el Plan de Prevención Frío. Y creo que no se las convence, se les ofrece ir a pernoctar a los paradores, respetando la decisión de la persona o el grupo familiar.

  • POCHITA

    EN MAR DEL PLATA TENEMOS RED SOLIDARIA SI ES ASI ME PUEDEN PASAR LA DIRECCION Y TELEFONO DESDE YA MUCHAS GRACIAS

  • LILIANA

    ES MUY TRISTE VER A PERSONAS ,SERES HUMANOS EN LAS CALLES,Y LAS POLITICAS ACTUALES NO SE FIJAN EN ESTO,NO TODOS LOS QUE VIVEN EN LAS CALLES SON VAGABUNDOS ,ALGUIEN SE PARO A PREGUNTARLE A LAS PERSONAS QUE VIVIEN EN LA CALLE PORQUE ESTAN AHY,ESTO NOS PUEDE PASAR A CUALQUEIER SER HUMANO DE TENER QUE IR A LA CALLE ,EL GOVIERNO ES EL UNICO RESPONSABLE DE ESTA SITUACION,CUANDO YO ERA CHICA ,A ESTAS PERSONAS SE LES DECIA CROTOS, TUVE EL HONOR DE CONOCER ALGUNAS DE ESTAS PERSONAS,Y QUIZAS LAS SIRCUNSTANCIAS DE LA VIDA LOS LLEVO A VIVIR EN LA CALLE Y PORQUE NO LA MISMA SOCIEDAD,PERO MUCHOS DE ELLOS NO ERAN PERSONAS IGNORANTES,ERAN MAS SABIOS QUE CUALQUIERA DE NOSOTROS HOY EN DIA ,Y LO MAS TRISTE QUE SON PERSONAS SERES HUMANOS QUE SUFREN SIENTEN Y TIENEN VALORES COMO CUALQUIER SER HUMANO,EL GOVIERNO ES EL RESPONSABLE,PARA QUE ESTO NO PASE ,PORQUE DESGRASIADAMENTE SE ESTA BIENDO MAS PORCENTEJE DE PERSONAS EN LAS CALLES.LA GENTE NESECITA DIDNIDAD.

  • Mariana

    Nosotros armamos bandejitas con comida que nos sobra (en vez de tirarla), la calentamos y ponemos una botellita con jugo, una fruta, una servilleta y cubiertos plásticos. Lo dejamos al lado de un container de basura que está en frente de casa. Siempre se lo llevan!! Es una manera chiquita de ayudar!!!

    • Darikeden

      jQue genia! =) jeje =)

  • Sergio

    Terminar con el VERSO de años; con ayudas momentañas e inefectivas para dar soluciones concretas. BASTA DE PURGAR MISERIA

  • Amigos en el Camino

    Muchas gracias Fundación La Nacion y Micaela Urdinez por hacer mención a nuestro trabajo!!!
    Pueden entrar a nuestra página para conocernos un poquito mas y regalarnos un Me Gusta para ayudarnos a difundir nuestra labor con personas en situación de calle.https://www.facebook.com/Amigosenelcamino.Pagina

  • hno Sebastián Ferrero

    Hoy
    vi que Naty Altamira (gracias Naty) posteó un artículo de un blog
    dependiente de la Fundación La Nación titulado “¿Cómo ayudar a una
    persona de la calle?”. En otro momento quizá los hubiese dejar pasar,
    pero me animo a reescribir algunas ideas que gracias a la ayuda de
    muchos de ustedes y de otros fui haciendo carne. Por eso quería
    compartirlas.
    Está bueno que se haga visible, aunque la realidad se
    encarga sola de hacerlo, es uno que no se atreve a mirarla, de estas
    situaciones de vulnerabilidad, injusticia, irresponsabilidad. Pero
    algunas expresiones de la autora son poco felices.
    El título plantea
    la ayuda a una persona de la calle. Las personas no son de la calle,
    están en situación de calle. Si son de la calle, son parte del paisaje,
    así como el tacho de basura, la mugre, los autos, el semáforo, etc. Por
    ello no sólo los objetivamos, sino que dejamos de verlos, de darnos
    cuenta, que los que están ahí son personas, igual que nosotros. Que no
    lo puedas entender, que te desagrade, que te moleste (Boedo sin los
    puestos y sin los “negros” que estaban ahí, ahora parece más
    civilizado), es otro tema.
    En el cuerpo de la nota dice: “Sólo
    preservan unas pocas pertenencias que abrazan hasta cuando duermen para
    sentir que, al menos, algo les es propio”. Las cosas que uno tiene no
    definen a las personas y siguen siendo personas aunque no tengan nada,
    ni techo, ni campera, ni zapatillas, no comida. Lo propio son los
    afectos que están lejos, los que están distantes porque hacen daño, los
    que están cerca porque con ellos compartís la vida, el frío, el hambre,
    las tristezas… las angustias porque querés y no podés, las alegrías por
    encontrarte de nuevo, porque conseguiste un trabajito, porque alguien te
    escuchó y te regaló un rato de su tiempo, la bronca de los sueños
    incumplidos, la esperanza de los que podrán ser.
    “Cuando llegan las
    bajas temperaturas del invierno, alcanzan su nivel máximo de
    vulnerabilidad y peligro”. Entiendo qué es lo que quiere decir, pero el
    riesgo de vulnerabilidad no lo define el invierno o el tiempo. El riesgo
    de vulnerabilidad está dado porque los hemos naturalizado, porque no
    pueden estar en su casa, porque el amigo los dejó sin nada, porque la
    familia es un riesgo, porque la madre no está más, porque sino lo
    mataba, porque eligió estar ahí, porque no lo hizo. La vulnerabilidad
    está definida porque no nos hacemos cargo de esta situación, de estas
    personas.
    “Porque los problemas estructurales que cargan estas
    personas, necesitan de un acompañamiento permanente y paciente”. Además
    de estar en situación de calle les cargamos los problemas estructurales.
    No sólo están ahí, sino que además tienen la culpa de estarlo. ¿Alguna
    vez nos atreveremos a hacernos cargo del otro?
    “Es así que la comida
    es una excusa para poder devolverle la humanidad a estas personas,
    reconocerlos como iguales, mirarlos a los ojos, tenderles una mano y a
    partir de eso ver qué pueden hacer para ayudarlos a salir de esa
    situación: tramitárles el DNI, conseguirles una pensión o plan social,
    acompañarlos a un hospital cercano, ponerlos en contacto con una
    asistente social o hasta reinsertarlos laboralmente”. La humanidad nunca
    la perdieron, que nos cueste reconocerlos como personas no es un
    problema que deben cargar los que están en situación de calle, sino
    nosotros. Si un plato de comida, un DNI, un trabajo, un plan social te
    “devuelve” la humanidad, es lo mismo que decir vos sos un animalito y yo
    que soy muy buenito te doy una mano, báñate, ponete perfume, está
    ropita que no uso más (en el mejor de los casos)… ahora si que parecés
    una persona. La pregunta del millón es ¿quién te dio la autoridad para
    ponerte en ese lugar de determinar quién es o no persona, por lo que
    tiene, hace o deja de hacer, dónde vive, cómo huele, qué come, y dónde
    duerme?
    No somos ni sus papás, ni dios. Sólo algunos que se atreven
    a darse cuenta que son hermanos que viven una situación de
    vulnerabilidad y ESO es injusto, inaceptable, indigno, inhumano… ellos
    también tienen voz, sueños, proyectos, ganas. Hay que detenerse, poner
    la oreja, las manos y construir JUNTOS.
    No me creo nadie especial,
    ni autoridad en el tema. Hago lo que puedo (espero que sea aún más, que
    seamos más). No tiro piedras contra nadie, quizá sólo un aporte a la
    reflexión, para que sigamos pensando, analizando y evaluando cómo
    hacemos lo que hacemos.
    hno Sebastián Ferrero sc. miembro de la Asociación Civil No Seas Pavote.

    • Hector Damian

      Hola Hermano Sebastián: Si sos un religioso, es entendible que proporciones ayuda directa, caridad. Pero a las personas que sobreviven en la calle, que no tienen un habitat mínimamente digno, debe ayudarlas el Estado (nacional, provincial, municipal, el que sea). Hacernos los boludos es una cualidad típicamente argentina y no decir las cosas con claridad, otra. Nos llenamos de eufemismos. Al delito lo llamamos “inseguridad”. A las drogas “sustancias”. A los narcotraficantes “empresarios”. Las prostitutas son “modelos de TV” y así todo. Yo no soy un santo ni lo podré ser. Pero trato de ver y decir las cosas con claridad. Si aceptamos este Estado y aceptamos sus reglas de juego, debemos exigirles a los políticos que cumplan con su responsabilidad. Y su responsabilidad es con la gente, ce carne y hueso. No la economía abstracta, las tasas o el blue. El pueblo, palabra que me gusta más que la gente (difusa y tibia). Me gustaría conocer esa asociación Civil No seas Pavote. Saludos.

      • Walter Meza

        y si dejamos de esperar que los demás hagan algo (los políticos) y empezamos a hacerlo nosotros? tomemos la responsabilidad de cambiar este país y el mundo! Desde el día de hoy podes hacer algo por el otro, al fin de todo será por vos también, saludos!

  • Elsa

    Es muy difícil ver mas allá de las personas que viven sin hogar, y la calle es su casa. Mi profesión me llevo a trabajar con estás personas, cada uno tiene su historia que por lo general comienza con el alcoholismo, y por eso abandonan su actividad laboral, su familia…..no quieren o les cuesta reinsertarse de nuevo en la sociedad, tampoco buscar a su familia porque tienen vergüenza del estado de deterioro que tienen como persona. Para mi después de tantos años de experiencia seria lo ideal, volverlos a que su autoestima vuelva, crear lugares, donde ellos mismos se sientan útiles, con sus manos y su cabeza, y desde luego desintoxicarlos. De esa forma por ahí quieran volver a su hogar perdido. Asistente Social Elsa

  • corina

    estoy llamando al 108 y no atiende nadie,asi no sirve para nada,todo mentira