Un día para empezar a cambiar el mundo

Son una excusa, un recordatorio, una fecha conmemorativa o elegida al azar pero que nos pone cara a cara con dos certezas: HAY UN OTRO AL QUE PODEMOS AYUDAR y CAMBIAR EL MUNDO DEPENDE DE NOSOTROS.

“Podemos cambiar el mundo y hacer que sea un mundo mejor. Está en tu mano hacerlo realidad”

   - Nelson Mandela

El 18 de julio de cada año, día de nacimiento de Nelson Mandela, la ONU se une al llamamiento de la Nelson Mandela Foundation para dedicar 67 minutos de nuestro tiempo a ayudar a los demás, homenajeando a Nelson Mandela en su día.

Durante 67 años Nelson Mandela dedicó su vida al servicio de la humanidad, como abogado defensor de los derechos humanos, como preso de conciencia, trabajando por la paz y como primer presidente elegido democráticamente de una Sudáfrica libre. Por eso, este día se invita a las personas a realizar un pequeño gesto de solidaridad con los seres humanos y un paso hacia un movimiento mundial dedicado a hacer el bien.

Acá te dejo algunos ejemplos de cómo podés movilizarte y suscitar el cambio, como lo hicieron muchos en el día de Nelson Mandela:

  1. Hacé una nueva amistad. Conocé a alguien nuevo de una cultura diferente. Solamente comprendiéndonos podemos eliminar de nuestras comunidades la intolerancia y la xenofobia.
  2. Lee al que no puede. Visita una casa para ciegos y abrile las puertas de un mundo nuevo a otra persona.
  3. Ayudá en el refugio para animales de tu comunidad.
  4. Ayudá a alguien a encontrar trabajo, ayudalo imprimiendo su curriculum vitae, o entrenándolo para entrevistas.
  5. Muchas personas enfermas de muerte no tienen a nadie con quien hablar. Tomate el tiempo de conversar con ellas y llevarles un poco de alegría.
  6. Regalá una silla de ruedas o un perro guía a alguien que lo necesite.
  7. Comprá unas cuantas frazadas o agarrá algunas tuyas que ya no necesites y regaláselas a una personas que las necesite.

El 19 de julio también se celebra el “Día del Pequeño Gran Gesto”, un día especial para hacer algo por los demás. Todos están invitados a sumarse bajo el lema “Dibujá una sonrisa” en la cruzada de hacer algo por la comunidad, por el prójimo, por los demás, por quien lo necesita, a través de una ayuda específica o espiritual, cambiándole de alguna manera su día y, quizás, también su vida a esa otra u otras personas. Lo importante del pequeño gran gesto será el tamaño que tiene para quien lo recibe y el amor y el cariño con que se da o realiza.

La razón de esta iniciativa es que, justamente, son estos pequeños gestos los que hacen grande a una persona. A veces, por distintas causas, incluso la misma inmersión laboral, relegamos tiempo a la posibilidad de realizar alguna actividad solidaria concreta. Elegir un día determinado para proponernos hacer algo por los demás permite planificar la tarea, enfocarnos en la necesidad y poner manos a la obra. El resultado, sin dudas, será encontrar al día siguiente un mundo un poquito mejor.

10 acciones bien concretas

  1. Regalá un libro.

  2. Doná ropa de abrigo.

  3. Empezá a reciclar.

  4. Llamá a alguien que necesite.

  5. Promové valores.

  6. Perdoná y pedí perdón.

  7. Ayudá con tu profesión.

  8. Doná sangre.

  9. Sé voluntario en una ONG.

  10. Anotate como donante de órganos

¿Qué vas a hacer vos para empezar a cambiar el mundo?

Empezá tu día con una sonrisa :)

A este consejo de Libertad – inmortal personaje de Mafalda – yo le agregaría “verás lo divertido que es ir contagiando a todo el mundo”. Porque hay pocas cosas más contagiosas que una sonrisa, la alegría, el buen humor, la energía positiva.
Mañana, 19 de julio, cuando se celebra el Día del Pequeño Gran Gesto promovido por la ONG Dibujá una Sonrisa, podemos aplicar todas estas recetas y muchas más.

La consigna es simple. Que todos tengamos pequeños gestos cotidianos de amor y solidaridad con nuestros seres queridos, nuestros compañeros de trabajo o con cualquier extraño que nos cruzamos en el día. Desde saludar con un “Buen día” al colectivero hasta cederle el asiento a una persona mayor en el subte o ayudar a cruzar a una persona ciega la calle.

Acá les dejo 10 acciones concretas para ayudar en este día, y también el resto del año:

  1.  Donar ropa de abrigo (a alguien que duerme en la calle, a 1 ONG como Cruzada Patagónica  o Cáritas
  2. Ayudar a alguien necesitado a través de Rutas Solidarias
  3. Juntar tapitas y papel para el Garrahan
  4. Regalar un libro
  5. Convertirse en donante de órganos en el INCUCAI
  6. Llamar a un pariente o amigo que esté solo
  7. Hacer click en Porloschicos.com y de esta forma hacer una donación gratuita
  8. Sumarse como voluntario al Banco de Alimentos (por 1 día, turnos de 4 hs.)
  9. Donar sangre
  10. Perdonar a alguien o pedir perdón

Y para que vean lo potente que puede ser sólo un simple gesto, acá les dejo un video (perdón, es en inglés) sobre Hannah Brencher, una jóven que estaba deprimida y que cada día le costaba más levantarse de la cama. Un día estaba en el tren y una mujer se subió, parecía muy triste, sacó un anotador y le escribió una carta. Y se dio cuenta que algo pasaba en ese momento, que se olvidaba de su dolor en ese momento y ahí se prometió que le iba a escribir a cualquier persona que lo necesitara. Así fue como fundó The World Needs More Love Letters (“El mundo necesito más cartas de amor”), una movida que hoy le escribe cartas a personas de todo el mundo.

 ¿Qué gesto de amor vas a tener vos mañana?