¿A qué estás dispuesto a renunciar para terminar con la pobreza?

En este post, les comparto la entrada de Lucila Rodriguez-Alarcon en el blog PLANETA FUTURO del diario El País, de España.

¡Sin desperdicios! Y para que cada uno reflexione sobre a qué está dispuesto a renunciar para que todos podamos tener lo mínimos indispensable y llevar una vida digna.

Desigualdad

Portada del informe de desigualdad de @oxfamintermon

Al igual que la esclavitud y el apartheid, la pobreza no es un fenómeno natural. La causan los seres humanos y puede ser superada y erradicada gracias a la actuación de esos mismos seres humanos. Acabar con la pobreza no es un gesto de caridad; es un acto de justicia. Es proteger un derecho humano fundamental, el derecho a la dignidad y a una vida decente. Mientras siga habiendo pobreza, no habrá verdadera libertad. Nelson Mandela.

El otro día me citó mi buena amiga Isabel Ramis (@yayel) para contarme una idea que le ronda la cabeza. Durante un viaje a Sudáfrica este verano, tras leer una frase de Mandela escrita en un muro, ha decidido que va a dedicar parte de su talento como experta en comunicación para concienciar a la gente de que acabar con la pobreza es posible. Quería saber mi opinión.

Sin duda acabar con la pobreza es posible en términos absolutos. La pregunta es ¿a qué estamos dispuesto a renunciar para que los demás dejen de ser pobres? La pobreza es un estigma de otros. Como explica magistralmente Martin Caparrós en su libro “El Hambre”, hay millones de hambrientos en el mundo pero nosotros no conocemos a ninguno, porque se encuentran todos concentrados en sitios alejados. Lo interesante de la pobreza en este mundo globalizado es que nos beneficia a todos a distancia. Una distancia suficientemente grande para que gocemos de sus ventajas sin sentir un ápice de responsabilidad.

Me explicaba mi amiga que en realidad ella no quería que todos fuéramos iguales, no se trata de que todo el mundo tenga lo mismo, se trata de que no haya pobreza extrema. “Se trata de asegurar que los que menos tienen por lo menos tengan suficiente para comer y acceso a la educación”. Ya, pero, eso destruirá el desequilibro que nos nutre de ropa barata, aparatos electrónicos baratos, comida barata, en definitiva consumo barato, e incluso, de consumo a secas. La gente que trabaja en las maquilas no lo hace porque les guste. Trabajan hacinadas miles de hambrientas con el único de fin de sobrevivir un día más y así nosotros podemos tener una camiseta fabricada en El Salvador que cuesta 10 euros, o mucho menos. El hambre de un mundo es la energía que nutre al otro.

Mi amiga estaba convencida que es todo una cuestión de información. “La gente no sabe que se puede acabar con la pobreza, cuando se lo contemos reaccionarán”. La verdad es que las personas en general somos buena gente. No deseamos mal a los demás. Pero estamos inmersos en un sistema perverso que no nos deja mucho margen para pensar. Vamos corriendo como el conejo de Alicia en el País de las maravillas. Para sobrevivir en este contexto construimos barreras emocionales que nos protegen del entorno. Aun así, cuando algún estimulo externo nos toca reaccionamos y ponemos nuestro grano de arena para el cambio. Compramos de un modo ético, comercio justo o ecológico, colaboramos con alguna organización, somos solidarios. Los mercados aceptan esos pequeños destellos de humanidad que emergen mercantilizándolos rápidamente. Lo eco y lo fair son tendencia. Algo en que pensar. Pero de todos modos, como dice Martin Caparrós, los pequeños tenemos una pequeña responsabilidad en lo que pasa, comparado con la gran responsabilidad que tienen los que producen las camisetas en El Salvador. Aunque seguramente los que se lucran gracias a la miseria de los demás no son conscientes del todo de su responsabilidad, como no lo somos los que compramos las camisetas. Pero eso, como a nosotros, no les exime de ella.

Pero entonces, “¿no podemos hacer nada para acabar con la pobreza?”. La verdad es que si pensara que no podemos hacer nada no estaría aquí escribiendo este artículo. Yo creo que sí podemos hacer, creo que debemos hacer y creo que concretamente ahora vivimos un momento excepcional de cambio inminente que realmente puede abrir las puertas de un nuevo modelo económico-social. Existe todo un movimiento que está impulsando el cambio y gracias al nuevo paradigma de la revolución digital puede llegar a ser global. Cada uno tenemos que encontrar la forma de participar activamente en este cambio empezando en todos los casos por aceptar que el modelo en el que vivimos no es bueno, aunque estemos cómodos en él. De hecho, no es un modelo que aporte la felicidad, sino más bien lo contrario.

“¿Has hablado de un movimiento global?”, me espetó mi amiga. Sí, un movimiento global. Prueba de ello es que “El capital” de Picketty es un best seller mundial…

¿A qué podrías renunciar de tu día a día para que otros puedan tener más y así llegar a tener una sociedad más justa?

Chicos que son grandes ejemplos

Santiago Aranguri tiene 14 años y cuando se enteró de que cada día se pierde una persona en la Argentina, supo que tenía que hacer algo para colaborar con esta problemática. Se le ocurrrió que podía crear una plataforma digital para que las personas puedan colaborar en tiempo real, con las búsqueda de estas personas.

Pero había un problema: no sabía nada de programación. Sin embargo, eso no fue un impedimento. Le pidió a un profesor que le explicara lo que necesitaba saber para poder llevar adelante su idea. “No saber por dónde empezar, pero empezar igual”, esa es la propuesta de este joven que dio una charla en TEDxORTArg. Hoy, Santiago está trabajando con la ONG dedicada al tema, Personas Perdidas, que ya está empezando a utilizar su aplicación.

Hay cientos de casos de chicos y chicas que ponen su tiempo y energía al servicio de los demás y son ejemplos a seguir. Algunas de ellas, son las finalistas del Premio Impulsar 2014, el galardón anual pensado para jóvenes de 13 a 18 años que con su acción social inspiren a sus pares.

Camila Fretes, 18 años, Quilmes (Buenos Aires)

Cami brinda ayuda comunitaria en Villa Luján, un barrio muy humilde ubicado en su barrio donde viven más de 40 niños en situación de calle. Todas las semanas, les lleva abrigo, calzado, comida e infusiones calientes para tomar. Además, les enseña cuidados básicos de higiene personal y los ayuda con los deberes alentándolos a seguir en la escuela.

Luján Zuñiga, 17 años, General Roca (Neuquén)

En 2011, junto a compañeros de colegio, Luján formó el grupo Ven y Verás. Con ellos, viaja todos los años a la zona de la meseta de la provincia de Chubut a construir tinglados y casas para familias necesitadas. Además, realiza actividades solidarias en su propia ciudad.

Franca Duje, 17 años, Córdoba (Córdoba)

Todos los sábados a la mañana, Franca ayuda a niños de familias carenciadas del sur de Córdoba Capital. Además de meriendas, charlas y apoyo pedagógico, colabora con la recaudación de fondos para financiar el arreglo de plazas y la contratación de profesores particulares.

Estos son todos chicos que son impulsores de ideas para ayudar a otros. Pero también existen los que se suman como voluntarios a propuestas de ONG como Techo, Universitarios para el Desarrollo, Fundación Reciduca, Idealistas o 1minutodevos, entre tantas otras.

Chicos que son grandes ejemplos … que inspiran, que dan esperanza, que muestran que con buenas ideas y voluntad, SE PUEDE MEJORAR EL MUNDO.

¿Conocés otros casos de jóvenes solidarios?¿Qué ONG le recomendarías a chicos que quieren ayudar con alguna causa social?

¡Que no decaiga la solidaridad!

Una imagen de la inundación en La Plata

Una imagen de la inundación en La Plata

Ante el inesperado y desolador panorama de miles de personas que ven sus hogares y pertenencias sumergidos debajo de las impiadosas aguas de la tormenta del martes pasado (a la madrugada) y el dolor por la muerte de más de 50 personas, la sociedad sale de su ostracismo para ponerse su traje de gala de la SOLIDARIDAD.

Gestos genuinos de ayuda, de donaciones, de compasión, campañas organizadas por ONG a las que se suman desde todos los puntos del país. Siempre el pueblo argentino reaccionó positivamente ante las catastrofes y aportó lo que tenía – horas hombre, dinero, donaciones materiales, conocimientos, logística – para poner el hombro por sus conciudadanos.

De hecho, en este preciso momento cientos de personas se deben estar acercando a los lugares que concentran la ayuda. Y muchos otros serán los que se seguirán sumando con el correr de los días.

El problema es que este impulso de empatía y generosidad no se sostiene en el tiempo y es una llama que se va apagando hasta casi extinguirse. Según el último estudio elaborado por TNS Argentina, los voluntarios en el país se redujeron en el último año. Hoy en día, sólo el 15% de la población declara haber realizado trabajos voluntarios durante el 2012 (mientras que en 2011 esta cifra ascendía al 21%).

Cabe destacar que el pico máximo de solidaridad entre los argentinos se registró en 2002 alcanzando el 32%, seguramente relacionado con las consecuencias sociales de la crisis de 2001.

Entonces, ¿qué nos pasa a los argentinos que no entendemos que el resto del año también hay millones de personas que siguen viviendo en condiciones de vida indignas, que tienen sus necesidades básicas de alimentación, vivienda, vestimenta y salud insatisfechas, que necesitan de su ayuda?

Si tenés ganas de hacer algo pero no sabés por dónde empezar, acá te propongo 10 MANERAS DE COMPROMETERTE DURANTE EN 2013.

1 Donación

Convertite en donante de órganos, sangre y médula ósea. Enterate de los requisitos y lugares para hacerlo en:

www.incucai.gov.ar
www.dale.org.ar
www.fath.org.ar

2 Voluntariado

Anotate como voluntario permanente en una ONG (puede ser alguna de tu barrio o la que trabaje en una problemática que te movilice). Más información en :

www.rutassolidarias.org.ar
es.idealist.org
www.hacercomunidad.org
www.1minutodevos.com.ar

3 Becas

Apadriná a un chico de bajos recursos para que pueda terminar sus estudios primarios, secundarios o universitarios.

www.cimientos.org
www.manosabiertas.org.ar
www.mujeres2000.org.ar
www.gruposanfelipe.org.ar
www.voyconvos.org

4 Ecología

Aplicá el consumo responsable en tu día a día (reciclá, reducí tu consumo y comprá sólo lo necesario).

www.dondereciclo.org.ar
www.reciclajeinclusion.org.ar
www.bancodebosques.org
www.fundaciongarrahan.org.ar
www.aguayjuventud.org.ar

5 Vacaciones solidarias

Dale un costado solidario a tus vacaciones (visitá a alguna ONG en tu lugar de destino, llevá donaciones, fomentá el turismo rural, sumate a las propuestas de vacaciones solidarias).

www.comunidadesrurales.org
www.cruzadapatagonica.org
www.universitarios.org.ar
www.responde.org.ar
www.turismosostenible.org.ar

6 Comercio justo

Cada vez que tengas que hacer un regalo o comprarte algo, priorizá los artículos que provengan del comercio justo.

www.arteyesperanza.com.ar
www.fundacionsilataj.org.ar
www.artesaniasargentinas.org
www.otromercado.org.ar
www.sabelatierra.com

7 Redes sociales

Sumate a causas sociales a través de las redes sociales (con un clic o un Me gusta podés ayudar a visibilizar diferentes temáticas).

www.missingchildren.org.ar
www.porloschicos.com
www.personasperdidas.org.ar
www.dibujaunasonrisa.org
www.fundacionflexer.org

8 Donaciones

Adquirí el hábito de donar regularmente (pueden ser elementos materiales o dinero).

www.cottolengodonorione.org.ar
www.tzedaka.org.ar
www.emausbuenosaires.com.ar
www.ejercitodesalvacion.org.ar
www.cansatededonar.org

9 Voluntariado corporativo

Anotate en el programa de voluntariado corporativo de tu empresa (o gestioná para que se aplique si no existe).

www.caminandojuntos.org.ar
www.gdfe.org.ar
www.compromiso.org

10 Invierno

Sumate a las iniciativas que colaboran con las personas que viven en la calle durante el invierno.

www.fundacionsi.org.ar
www.parroquiasannicolas.com.ar

¿Creés que los argentinos sólo somos solidarios ante las catástrofes?

Un año para cambiar el mundo

Arranca el 2013 y siempre es una hoja en blanco para proponernos nuevos objetivos, armar proyectos y decir en voz alta deseos que esperamos podamos cumplir con el correr de los meses.

Pero este calendario sin estrenar, también nos da la oportunidad de salirnos de la lógica con la que encaramos el 2012 y tratar de ver las cosas desde otro lugar, con ojos más positivos, más esperanzadores. Para eso siempre es saludable poner las cosas en perspectiva, mirar en qué situación están las personas a nuestro alrededor, cuáles son sus problemas y padecimientos, de qué manera los encaran y resuelven. En conclusión, mezclar y volver a repartir las cartas de nuestra vida para poder encararla y disfrutarla con más paz, amor, generosidad y goce.

En general llegamos a fin de año tapados de preocupaciones, compromisos y bastante encerrados en nosotros mismos. Manoteando los restos de energía que nos quedan para poder llegar hasta el 31 de diciembre con vida.

Por eso una vez pasada la euforia de las fiestas, cuando ya tuvimos unos días de descanso y la cabeza está más relajada para empezar el año, es un buen momento para sacar la cabeza de nuestro ombligo y empezar a soñar a lo grande. Mirar a nuestro alrededor, empatizar con lo que le está pasando a nuestros vecinos, conocidos o amigos, comprometernos con su realidad social y con la misión de mejorarla. En definitiva: SOÑAR CON CAMBIAR EL MUNDO. Pero no el mundo a lo grande: no vamos a terminar con el hambre en la Argentina ni en la ciudad de Buenos Aires, pero sí podemos ayudar a que un jóven termine sus estudios universitarios, o que un jefe de familia consiga un trabajo digno, o que una madre aprenda un oficio, o que un barrio consiga instalar la red de agua potable … todas estas acciones son las que llevan adelante infinidad de fundaciones en nuestro país. Sólo hace falta que nosotros nos sumemos para colaborar.

Para que tengan algunas ideas concretas, acá les comparto una iniciativa de mi amiga Belén Quellet con propuestas sobre lugares con los que pueden colaborar.

También, les comparto este video que estuvo circulando para las fiestas sobre una ONG paraguaya llamada SONIDOS DE LA TIERRA, a través de la cual el director de orquesta Luis Szarán, enseña música clásica a chicos de muy bajos recursos pero que además utilizan instrumentos que confeccionan reciclando los desechos de los basurales. Mírenlo porque realmente vale la pena.

El trabajo de esta ONG es otro ejemplo de cómo cambiando la mirada sobre algo tan común y poco valorado como la basura, se puede hacer algo increíble como instrumentos de música que después son la puerta de salida para que muchos chicos tengan otro futuro, socialicen, mejoren su rendimiento escolar y conozcan el mundo ….

En nuestro país existen muchas organizaciones que utilizan el arte para integrar a las poblaciones vulnerables: está el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles, Crear vale la pena, la Red Latinoamericana de Arte para la Transformación Social, El Culebrón Timbal, entre otras.

Pero cada uno tiene que encontrar cuál es la temática social que lo moviliza: niños, ancianos, apoyo escolar, personas con discapacidad, deporte e integración y aportar desde ese lugar. Aprovechá las energías de este nuevo año para COMPROMETERTE.

¿COMO TE PROPONES VOS CAMBIAR
EL MUNDO ESTE 2013?

 

Más allá de la ceniza

Tuve el privilegio de ir este verano a Bariloche y La Angostura, dos de las localidades afectadas en el sur Argetnino por las cenizas del volcán Puyehue.

Sin embargo, más allá del debate clásico si hay o no ceniza, si es mucha o poca, si se puede ir de vacaciones o no, si se puede uno quedar a vivir alli o tiene que escapar. Encontré localidades enteras intentando apostar por la reconstrucción. Reconstrucción en todo sentido. No sólo porque efectivamente haga falta rearmar algo.

Cuando uno viaja, suele ver aquello que quiere, porque va buscando algo específico. Pero me pasó que casi sin querer fui encontrando cosas que pasan por allí que merecen ser compartidas.

Cuatro deportistas transplantados hicieron cumbre en el Lanin para pedir por todos los que aún esperan un transpante.

Carlota y María de los ángeles son hermanas. Una es médica, la otra  voluntaria de la Red Solidaria Neuquén. Carlota hace 11 años que está en diálisis por una insuficiencia renal; este verano recibió la donación de un riñón por parte de su hermana. Las dos se recuperan muy bien!

Encontré a Red Solidaria Bariloche y Emaus, construyendo juntos el primer hogar para personas en situación de calle. Una casa con colores vivos, un techo que dará dignidad, voluntarios que acompañarán y personas que no tendrán que pasar frío en la calle este invierno.

En Villa La Angostura vi como nace la Fiesta de los Jardines, y como desde el Grupo Artymaña, acompañarán la fiesta con mariposas intervenidas por artistas.

Fui también al Mercado de la Estepa, donde contribuí a la economía social de pobladores rurales comprando sus productos. Más de 250 familias viven de ellos, comercializados directamente por ellos y dentro del sistema de comercio justo.

Subí al Cerro Catedral, y allí encontré la foto de una chica perdida. Alguien decidió llegar a todos lados con la foto, para que todos la veamos. Hoy hay más de 330 jóvenes y adultos perdidos, pero en la semana que estuve en Bariloche, aparecieron 5.

También estuve en la cocina del armado de una buena idea, que se traducirá en un cartel de 5 km, para ser fotografiado por Google Earth y que dirá que podemos elegir la Patagonia, a pesar de la ceniza.

Las vacaciones sirvieron para seguir apostando a ver que el vaso está medio lleno. Yo digo que vale la pena ver estas otras cosas, aunque estemos de vacaciones. ¿que decís?

Construir Comunidad

Cuando hace menos de seis meses alguien donde trabajo pensó que sería  bueno que todos podamos construir algo, el acuerdo fue unánime.

No pensábamos en constuir nada en particular, o mucho en particular. Pensamos en construir no algo material, sino muchas cosas que sirvieran para poner en marcha la idea de transformar positivamente la realidad de alguien.

Alguien que no estuviera tan cerca, alguien que no tuviera eso que tenemos, alguien que necesitara más que nosotros.

Armamos un programa, propusimos algunas actividades, y el resultado fue impresionante! Se los resumo en estas fotos:

Estas fueron algunas de las acciones:

Ya estamos pensando en que acciones podremos hacer en el 2012. ¡Aceptamos sugerencias!

 

El escándalo de compartir

Ojalá compartir fuera un escándalo, porque seguro ganaría la tapa de algún diario, o abriría algún noticiero de la tarde/noche. Porque un corrupto le sigue ganando la tapa a millones de honestos; millones de personas que comparten lo bueno, lo que tienen, lo que saben, para que otros puedan salir adelante.

Pero hasta que lo sea, hasta que se convierta en una tendencia imparable, sigue siendo una sana costumbre argentina. Asi que mal no vamos.

“El Argentino es solidario por naturaleza” siempre dice Juan Carr y yo creo que tiene razón. Creo que una cultura solidaria se viene desarrollando y creciendo día a día, aunque aún nos falten generaciones enteras para que llegue la, al menos por mí, tan ansiada revolución solidaria.

Mientras, tenemos la posibilidad de aprovechar el día de la solidaridad, elegido por ser el cumpleaños de la Madre Teresa de Calcuta para pensar ser parte de estos revolucionarios que intentan mejorar la calidad de vida de quien está más necesitado.

La satisfacción de ayudar es real y no requiere que dones mucho o poco, requiere que des un paso, chiquito como donar un click al día o donar un tweet . Podés ver quien está transformado positivamente la realidad de alguien  cerca de tu casa y pasar a ver como se hace.

No hace falta ser un héroe, pero si conocés a alguien lo podés nominar. Y si querés ver a los nuestros heroes locales están a un click de distancia.

Y si querés acompañar a 210 familias que buscan a sus hijos perdidos, es tan fácil como ayudar a difundir su foto, pegando un poster o poniendolo en tus redes sociales.

A veces, cuando algo se pone en nuestro camino, pensamos que no hay nada para hacer. Otros piensan diferente, ¿no? mirá:

 

 

 

 

 

 

¿Qué es la dignidad para vos?

Esta pregunta surgió durante una reunión con integrantes de la organización Manos Abiertas, cuando nos mostraban cuál va a ser el foco de su próxima campaña institucional. Su tarea cotidiana – que comprende desde hogares, actividades educativas, talleres de oficios, cuidados paliativos y todo tipo de asistencia social - reside justamente en promover y dignificar a quienes más lo necesitan y por eso la idea de interpelar a la sociedad en general a que respondieran este interrogante.

Y les puedo decir que en mi caso, funcionó. Estuve todo el día pensando QUE ERA LA DIGNIDAD PARA MI, y mi respuesta más inmediata y natural  fue: “tener cubiertas todas las necesidades básicas como vivienda, educación, salud, etc”. De más está decir que son millones los argentinos que no tienen acceso a estos derechos, y muchos otros los que teniendo acceso – como puede ser una persona que se atiende en un hospital público o un chico que va a una escuela rural - el servicio y la atención son tan lamentables, que tampoco pueden llamarse dignas.

Enseguida, se me aparecieron todas las minorías que también ven vulnerada su persona al sentirse excluídos, discriminados, invisibles. Para ellos,  la dignidad también pasa por ser reconocidos como personas, escuchados, respetados en sus derechos y tenidos en cuenta. La tapa de este libro de Carlos March, con el sagaz humor de Tute, resume perfectamente esta idea …

Pero entonces, en mi caso, que tengo la enorme fortuna de poder contar con un buen acceso a la vivienda, a la salud y a la educación; que no formo parte de una minoría ni me siento discriminada …  ¿puedo decir que vivo dignamente? En función de mis circunstancias, ¿no tendrá la dignidad que ver más con la existencia o no de virtudes personales, con la mucha o poca solidaridad que tengo para con el prójimo, con lo que hago para aliviar el sufrimiento ajeno? 

Todavía sigo buscando las respuestas a estas preguntas, pero mientras tanto, algo me dice que me falta mucho para llegar a sentir que llevo una vida digna.

¿QUE ES LA DIGNIDAD PARA VOS?

#MeIndigna vs #MeComprometo

Un Techo para mi País es una ong que ayuda a construir viviendas de emergencia para que familias que viven en condiciones muy precarias, puedan salir del barro, literalmente.

Ellos armaron la página Me Indigna y proponen que cuentes que es lo que justamente te indigna. Lo mejor: que también te propone que te comprometas.

Lo que todavía hace falta, es inclinar la balanza, porque suman más las indignaciones que los compromisos:

Obviamente que esto recién empieza y tengo la esperanza intacta de que gane la batalla el compromiso, porque es más fácil para nosotros indignarnos.

Sinceramente, me indignan muchas cosas y es más fácil de hacer esa lista de indignaciones que la de compromisos.

Asi que dejo a uds. la lista de cosas que los indignan, porque en esa seguro no necesitan ayuda. Pero les dejo aquí una lista de posibles compromisos que cada uno de nosotros podría asumir:

#MeComprometo a hacer un click diario en Porloschicos - click que se convierte en una donación GRATUITA de alimentos para chicos que necesitan ir a un comedor comunitario para tener garantizada su alimentación diaria.

#MeComprometo a imprimir un poster con la foto de un chico perdido y pegarlo en la escuela donde voy a votar en las próximas elecciones.

#MeComprometo a salir un día en la recorrida que hace Red Solidaria por las noches brindando abrigo y algo caliente a personas en situación de calle que pasan frío.

#MeComprometo a donar un día de mi vida.

¿me ayudan? a ver si además de mostrar nuestra indignación podemos mostrar y contagiar también nuestro compromiso.