Sumar, no restar, multiplicar

 

2011

Siempre el colegio fue ese lugar de referencia, y lo sigue siendo, aunque estemos ya “grandecitos”. Quiero compartir con uds. la experiencia de estas tres escuelas, que el año pasado fueron ganadoras del Premio Comunidad a la Educación y que este año vinieron a la Feria del Libro a compartir no sólo la proyección de los documentales que hoy les queremos mostrar a Uds. sino también a contarle a todo aquel que quiera escuchar, como desde tres colegios que no cuentan con todos los recursos, estos docentes de fierro mejoran la calidad educativa de sus alumnos, y llegan a toda la comunidad, para nada más y nada menos, que transformar la realidad. 

Sin más preámbulo, les presento el primero, desde Mendoza: Radio Pizarrón

El premio les permitió comprar una antena más grande, y mejorar el alcance de las cinco cuadras a la redonda a la que llegaban, a diez kilómetros. Además sumaron reconocimiento y difusión desde otros ámbitos, y son referentes para otros colegios que buscan replicar su práctica.

Pueblo Liebig, en Entre Ríos, está volviendo a la vida desde la escuela, y desde el turismo. Hoy esta secundaria aumentó su matrícula un 30%; en parte, por el programa de estudios que ofrece, que brinda una salida laboral palpable y adaptada al lugar donde viven los chicos.

Como nos contaron las docentes a cargo, “Juan se despertó…y siguió soñando”. Hoy los chicos “supervisan” el trabajo que se realiza en un predio de 16 hectáreas en Villa Jardín, Lanús donde ya comenzó la construcción de un centro de salud. Literalmente PARAN LAS TOPADORAS, para preguntar “¿Cómo vamos?” “Y la plaza, ¿donde va a estar?”. El municipio se acercó a la escuela, para conocer el trabajo que ésta ya viene realizando con las 4500 familias del barrio. Porque las conoce mejor que nadie.

Por último, les dejo un compilado de las prácticas ganadoras del año 209. Para que puedan conocer más escuelas, más docentes que siguen formando chicos, como esos que fuimos nosotros.

Yo quiero aprovechar para mencionar a una docente con compromiso que como en una carrera de postas, pasó su “testimonio”, no sólo a mí, sino a cientos de chicos. Espero poder seguir pasándolo, aunque no ejerza como docente. Yo recibí mi testimonio de mi profesora de Historia, Cristina, quien sigue escribiendo libros, dando clase y poniendo el cuerpo todos los días, con verdadera vocación de servicio.

¿Qué docente marcó tu camino? ¡Contanos, y después contale que nos contaste!

  • maru

    Docente: Diana Dottis, Profesora de Historia en la Escuela de Enseñanza Media N°2 Bernardino Rivadavia, de El Palomar.

    Ojalá puedas encontrarla y entrevistarla :)