Etiquetas

 

¿Nunca te pasó que te etiqueten? Que digan tu nombre, seguido de alguna característica tuya que te termina definiendo. Clásicos ejemplos: Juana la loca, o el vago, el manco, el rengo, en fin… Desde la escuela primaria uno a veces arrastra estas etiquetas, que algunas personas van internalizando y ya no se imaginan sin ellas.

Este video es genial para darnos cuenta de que las etiquetas, más que ayudar a aclarar, oscurecen a la persona, no dejan que cada uno se defina ante sí mismo ni ante los demás.

Por eso también me parece oportuno mostrarles la campaña de ASDRA, la Asociación de Síndrome de Down de la república argentina. Que el lunes 21 de marzo celebra el día, reuniéndose en el Parque Las Heras de Palermo.

Si te pasó que te etiquetaran, ¿querés contarnos?

  • cecilia

    en casa era “la colgada” o “distraída”, etiqueta que me venía muy bien para no hacerme cargo de algunas responsabilidades que siempre le encajaban a mi hermana mayor. Hoy por hoy creo que hay más conciencia sobre la importancia de no etiquetar y como madre trato de estar atenta de no hacerlo ni que nadie lo haga con mis hijos.

  • Simona

    Soy hermana mayor y por eso siempre fui catalogada como la responsable y atenta a las necesidades de mis hermanos. Un poco por ser la mayor y otro por mi personalidad. Una conocida me decía “no es bueno tener el cartel de”. Coincido que es importante no etiquetar a las personas. Muy buena la campaña de insultos de Asdra.

  • floripa

    Siempre fui la catrasca en casa, la torpe de la familia. Al principio me molestaba porque me lo creía yo misma, hasta que me fui dando cuenta que es un carcterística que tenemos los seres humanos al hablar del otro. Cre es una manera que nos limita la apertura a los demás, creo que al etiquetarlo nos ‘tapa’ la humanidad de la persona, la posibilidad de verlo más allá de sus características.