¿Es posible una ciudad sin semáforos?

 

¿Se imaginan una ciudad en la que sus 35.000 habitantes se pongan de acuerdo para no tener semáforos y, en cambio, decidan todos juntos respetar las mismas reglas de tránsito? Sí, aunque ustedes no lo crean esto es posible y esa ciudad existe: se llama San Martín de los Andes y en sus calles reina la tranquilidad, la prioridad por el peatón y no suenan las bocinas. Casi un sueño hecho realidad …

 
Una de las calles céntricas de San Martín de los Andes

En un lugar que siempre se caracterizó por ser una aldea de montaña, en la que abundan las construcciones de piedra y madera, la paz, las arboledas imponentes, los vecinos prefirieron preservar esa esencia, y decirle NO a los edificios altos y los semáforos.

Más allá de que después de la crisis del 2001 fueron miles los que llegaron a estos lares para probar mejor suerte y aumentó  notablemente el número de habitantes, y por ende de vehículos, en el 2008 comenzaron los debates sobre si era necesario poner semáforos para ordenar el creciente tráfico vehicular.

Desde el sector social - el Movimiento Libres del Sur y el Movimiento Barrios de Pie de San Martín de los Andes – y también desde el gobierno, lanzaron campañas de difusión y consulta sobre la posibilidad de instalar semáforos. Estas dieron como conclusión que la gran mayoría de los vecinos prefería evitarlos y como consecuencia comprometerse a trabajar en las conductas de seguridad vial.

La tranquilidad reina en las calles de San Martín

La tranquilidad reina en las calles de San Martín

Así fue que se pintaron las sendas peatonales en todas las calles del casco histórico y se realizaron campañas de concientización sobre las normas de tránsito tanto para automovilistas como para peatones.

“La característica arquitectónica de San Martín de los Andes es muy particular, con un perfil de aldea de montaña. Incluso varias ciudades y pueblos del mundo tienen cerrado el tránsito a su casco histórico. Nosotros estamos orgullosos de manerar el tema de esta manera”, sostiene la arquitecta Liliana Tadic de Alic, vecina de la ciudad. 

La semana pasada tuve la suerte de poder visitar esta hermosa ciudad y me llamó poderosamente la atención el perfecto orden que existía en términos de tránsito. Uno pone el pie en la senda peatonal, y los autos se detienen para ceder el paso. Al principio me costó confiar en que iban a frenar, acostumbrada a la locura porteña, pero con los días hasta las turistas van entrando en esta filosofía de respeto por el prójimo.

Para los que le interese leer algunos consejos sobre seguridad vial antes de subirse al auto, les recomiendo el sitio de la organización Luchemos por la Vida, en el que encontrarán información útil, cursos y estadísticas interesantes.

¿Qué medidas creen que se pueden implementar en la ciudad de Buenos Aires para mejorar el tránsito?

  • http://www.redconfluir.org.ar Alberto Dolmann

    Difundanla en La Nacion para que los argentinos sepamos que podemos madurar de una vez, ponernos de acuerdo y crecer como pais en estas tierras hermosas !

  • Alberto Dolmann

    Difundanla en La Nacion ! Asi los argentinos podemos ver que podemos madurar, ponernos de acuerdo, crecer y tener un pais ordenado e inclusivo (veo en las fotos de San Martin de los Andes que incluyen rampas para discapacitados hasta en los bosques !) ! Gracias !

  • floripa

    a ciudad de buenos aires entran todos los días 4.000.000 de autos, debería haber primero una medida que transforme esta realidad

  • sandra

    creo que habría que sacar a los porteños de la ciudad unas semanas, y traer a la gente de san martín de los andes a bs. as.

  • dvd

    A mi criterio no puede ser que 3 luces de colores determinen quien vive y quien muere. Es la falta de conciencia, de humanidad y respeto por el prójimo lo que debería primar, no las luces de colores.