Pensá antes de hablar: las palabras lastiman

Hay que pensar mucho antes de hablar. Porque una vez que algo fue dicho, no se puede retirar. Uno se puede desdecir, disculpar o intentar explicar, pero como dice una amiga mía: EL DAÑO YA ESTA HECHO. Y los efectos de esas palabras pueden tener dimensiones impensadas y efectos muy nocivos.

Porque uno puede decir cada cosa que se le cruza por la cabeza; porque los chistes son dolorosos; porque los mensajes discriminatorios lastiman a la otra persona; porque la violencia verbal también es violencia; porque nos tenemos que hacer responsables de cada frase que sale de nuestras bocas.

Me pareció que este video refleja perfectamente cómo el bullying en las escuelas o en Internet se está transformando en moneda corriente y en un arma tremenda de violencia que lleva a que miles de chicos no sólo no quieran ir más al colegio, sino que tengan serios problemas de sociabilización y de autoestima.

Si bien la mayoría de las veces lo que decimos de los demás no tiene sustento y se basa en un prejuicio o es producto de una reacción desmedida, igualmente les duele. No los define, pero los marca. En cambio, tus palabras sí te definen a vos. Tus intereses, tus creencias, tus pensamientos, tu manera de vincularte con los demás y el mundo.

Asi que si tenés un ataque de ira, controlate antes de hablar; si te parece gracioso molestar al compañero débil de la clase, pensá que ese podrías ser vos o uno de tus hermanos; si estás acostumbrado a usar palabras denigrantes para definir a personas con ideas diferentes a las tuyas, tratá de conocer sus historias de vida primero; si te gusta hacer terapia publicando comentarios violentos en las redes sociales, sabé que siempre hay un ser humano del otro lado del teclado.

En Lituania realizaron un experimento para ver cómo reaccionaba la gente cuando la hacían leerle mensajes racistas a la persona afectada y el resultado es muy interesante.

Caras de vergüenza, dolor, algunos ojos cargados, disculpas y muchas palabras de aliento son las que recibe este joven africano de sus interlocutores lituanos cuando les pide que les lea unos supuestos mensajes que le dejaron en Facebook.

Porque la empatía que genera cualquier ser humano debería primar por sobre cualquier prejuicio, odio, resentimiento, violencia o frustración. ¡CUIDA TUS PALABRAS!

¿Cuáles son los insultos que escuchás más seguido?¿Entre qué personas?¿Crees que la gente es consciente del efecto que tienen sus palabras?

 

Con la mirada en la persona

Las cosas suceden inexorablemente. Lo único que podemos controlar es la manera en la que eligimos mirar el mundo. Desde un punto de vista utilitario, fatalista, egoísta, compasivo, constructivo …

Poner la mirada en la persona es un salto cualitativo para cualquier situación que tenemos que transitar. Por ejemplo, si nos cruzamos como una persona con discapacidad, será desde lo que es, lo que hace, sus miedos y logros, que nos vamos a poder conectar con sus dificultades y ayudarlo, o con sus capacidades y aprender de él.

Esta es la propuesta de “Revelados”, la muestra fotográfica ideada por TBWA y la Asociación de Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA) para la cual varios de los fotógrafos más importantes de la Argentina retrataron a distintas personas con síndrome de Down, con el objetivo de mostrar cómo es cada una más allá del síndrome.

Se trata de una acción que busca desmitificar el síndrome de Down, dar por tierra con una serie de lugares comunes y naturalizar la inclusión social de las personas nacidas con este síndrome.

Todos los fotógrafos participaron ad-honorem, convencidos del aporte que como artistas y comunicadores visuales podían darle a la causa. Y, finalmente, el proyecto se convirtió en una realidad gracias al aporte económico de distintas empresas y también de algunos particulares.

Seguir leyendo

Sin comentarios

¿Cómo canalizo mis ganas de ayudar?

Ya no existen excusas para no ayudar. Las oportunidades sobran. Las organizaciones sociales se multiplican y afianzan. Y diversos sitios surgieron con el espíritu de poder reunir y ordenar toda la información social disponible para que todos puedan canalizar mejor sus ganas de ayudar.

Las entidades suministran el contenido con las donaciones que necesitan o el perfil de los voluntarios que buscan sumar para que después las personas pueden realizar las búsquedas que necesitan: por temática, por artículo, por zona, etc.

Uno de los sitios es Quiero Ayudar, que a dos años de su creación, ya cuenta con más de 1200 organizaciones inscriptas y más de 150.000 usuarios ya ingresaron para hacer alguna donación u ofrecerse como voluntarios.

Otro es Rutas Solidarias formada por un grupo de voluntarios impulsados por la Red Solidaria. Según ellos, lo que los distingue de otros modelos de ayuda social o de redes comunitarias es que buscan no sólo dar respuestas concretas y puntuales (comida, medicamentos) sino que continúa el proceso de ayuda y de dignificación.

Por su parte, el sitio Hacer Comunidad replica los Clasificados Solidarios que las organizaciones sociales publican todos los días, de manera gratuita, en el cuadernillo de Clasificados del diario La Nación. En el espacio online, los lectores pueden buscar por artículos, palabras claves, o incluso ofrecer sus donaciones o servicios de voluntariado.

Seguir leyendo

Sin comentarios

¿Qué decir a una persona en situación de calle?

Las personas en situación de calles no son invisibles. ¿Qué decir la hablarlas?

Las personas en situación de calles no son invisibles. ¿Qué decirles cuando les hablamos?

Tanto si en tu mundo tropezar con personas en situación de calle es una constante como si por el contrario no lo es, es probable que ante la presencia de una persona sin hogar no solo te haya surgido la duda de si dar o no dar dinero… Es posible que te hayas preguntado por un segundo cómo es que esa persona acabó así, incluso quisiste acercarte y hablarla pero diferentes pensamientos te vinieron a la cabeza. No sabes qué decir, no tienes dinero que ofrecer, acabas mirando para otro lado… sigues adelante.

Lo cierto es que en ocasiones, es posible que acercarte e intercambiar un gesto o unas palabras, pueda ayudar tanto como una aportación económica a personas en situación de calle. Aquí van maneras de aproximarte a una persona sin hogar diciendo o haciendo lo correcto, según este artículo:

1. No tengo dinero pero, ¿puedo ayudarte de alguna otra forma?. Indudablemente, dinero es algo que una persona sin hogar necesita, pero a veces puede haber algo concreto con lo que puedas ayudar, bien sea ropa, comida, etc.

2. Asegúrate que la persona es una persona sin hogar. Puedes decir, “te veo a menudo sentado en el mismo lugar y me pregunto, ¿dónde pasas la noche?”. A veces la persona no es que no tenga un hogar. Quizás no necesita un sitio para dormir, pero puede estar desesperadamente necesitada de otras cosas.

3. Da los buenos días… pero hazlo mirando a los ojos. Esto lo retrata bien el testimonio de una de estas personas en el mencionado artículo cuando afirma “Una de las muchas cosas difíciles de no tener un hogar, es que te sientes menos humano. Es como ser invisible. Aquellos que sí tienen un hogar, casi nunca miran a los que no lo tenemos a los ojos. Mirar a una personas a los ojos y hacer un leve gesto de cabeza, es una de las cosas más respetuosas que puedes hacer”.

Seguir leyendo

Sin comentarios

No perdamos la mirada de niños

Uno de los niños participantes del video SLAP HER de fanpage.it

Uno de los niños particicpantes del video SLAP HER de fanpage.it

“En el mundo de los chicos, las mujeres no son golpeadas”, dice Alessandro, de 6 años en el video SLAP HER que fanpage.it elaboró para mostrar cómo reaccionan chicos de 7 a 11 años cuando les dicen que tienen que darle una cachetada a una nena.

Primero la cara de sorpresa y después una serie de explicaciones que dejan entrever que los niños, por intuición o por consenso social, tienen muy en claro que los hombres no le tienen que pegar a las mujeres.

Es que en la infancia, se tiene una mirada real, natural, pura, sin contaminación sobre lo que es el mundo y cómo tenemos que desenvolvernos en él. En donde no entran en juego variables como la mirada de los otros, la discriminación o el miedo a lo diferente.

Lo mismo demuestra un video elaborado por la Noemi Association que muestra cómo ante la misma consigna los niños toman con total naturalidad el hecho de ver a una niña con discapacidad y cómo sus padres sienten vergüenza al verla y se paralizan.

Seguir leyendo

¿Abrazarías a un musulmán?

Este es el desafío que un hombre musulmán le plantea a los transeúntes de una ciudad estadounidense, un día cualquiera. Con los ojos vendados y los brazos abiertos, se expone a la discriminación y la violencia contra su religión, acompañado de dos carteles:

“Soy un musulmán y estoy etiquetado como terrorista”.

“Yo confío en vos.¿Vos confiás en mí? Dame un abrazo”.

El resto del video muestra cómo diferentes personas se acercan a abrazar a este hombre que plantea la oportunidad de derribar los prejuicios contra la religión musulmana. Lo que busca, en definitiva, es reformar la idea básica de que si bien existen grupos islámicos que son terroristas como Al Qaeda o ISIS, eso no quiere decir que todos los musulmanes lo sean.

Seguir leyendo

2014: un año devastador para los niños

Con este título, Unicef realiza en un vide un balance de todas las amenazas que tuvieron que sufrir los niños del mundo durante el año pasado: guerrillas, ébola, hambre, bombardeos … situaciones que llevaron a la muerte de muchos, a la enfermedad de otros, al abandono de la escuela o estar forzados a vivir en campos de refugiados.

Desde Unicef, y muchas otras organizaciones sociales, invitan a entre todos hacer un 2015 más feliz, más seguro y más saludable para todos los niños del mundo.

En la Argentina, también hay mucho por hacer. Según cifras del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, el 18,6% de los niños de 0 a 17 años padece inseguridad alimenticia, el 43,4% déficit de cobertura de salud, el 18,5% déficit en la calidad de la vivienda, el 33,1% vive en situación de pobreza y el  22,2% no tiene sus necesidades básicas insatisfechas.

¿Querés hacer algo para mejorar la situación de estos chicos? Acá te dejamos algunas propuestas para que puedas poner MANOS A LA OBRA durante este año:

  1. APADRINA A UN CHICO: que vive en un hogar, ofrecete como su tutor o colaborá con lo que haga falta: Hogares de Buenos Aires (www.hogarbsas.org.ar), Red de Hogares de Buenos Aires (www.redbahogares.com), Hogar Juanito (www.fundacionjuanito.org.ar), Federación Argentina de Apoyo Familiar (www.apoyofamiliar.org.ar), SOS Aldeas Infantiles (www.aldeasinfantiles.org.ar), Fundación SOS Infantil (www.sosinfantil.org.ar), Fundación Manos Abiertas (www.manosabiertas.org.ar)
  2. SE VOLUNTARIO EN TALLERES: Anotate como voluntario para colaborar en las tareas y los talleres que se brindan a niños de bajos recursos (arte, música, deporte): Fundación Temas (www.fundaciontemas.org.ar), Pilares (www.pilares.org.ar), Fundación DAD (www.fundaciondad.com), Casa de Galilea (www.casadegalilea.org.ar), Las Tunas (www.centrodesarrollo.org.ar), Casa de la Cultura de la Calle (www.cacuca.org.ar), Zavaleteros (zavaleteros.org)
  3. DONA JUGUETES O ROPA: doná juguetes o ropa para los niños que viven en hogares o asisten a instituciones sociales: Rutas Solidarias (www.rutassolidarias.org.ar), Hacer Comunidad (www.hacercomunidad.org/dona), Quiero Ayudar (quieroayudar.org)
  4. JUGA CON ELLOS: sumate como voluntario a una juegoteca para llevarle alegría y diversión a chicos de bajos recursos o con discapacidad: Lekotek (www.lekotek.org.ar), Potencialidades (potencialidades.org.ar), Abrir la Puerta (www.abrirlapuerta.org.ar), IPA Argentina (www.ipaargentina.org.ar), Juegoteca sin fin (www.juegoteca-sin-fin.com.ar)
  5. LUCHA CONTRA LA DESNUTRICION INFANTIL : Sumate a las iniciativas de las entidades que luchan contra la desnutrición infantil en el país: Conin (www.conin.org.ar), Cesni (www.cesni.org.ar), Nutrición 10 Hambre 0 (www.nutricion10hambrecero.org)

 ¿Cuál creés que es la peor amenaza para los niños en nuestro país?¿Qué otras organizaciones sumarías a la lista?

Sin comentarios

La aventura de llegar a la escuela

Carlitos y Micaela, protagonistas del film Camino a la Escuela

La Argentina es un país tan extenso que tiene tantas realidades educativas como diferentes geografías, historias y comunidades que componen su historia en común. Pero la desigualdad es una de sus características más llamativas, lamentablemente, y ésta se refleja en forma notable en la educación.

La realidad muestra que los desafíos a los que se enfrentan las escuelas son dispares y generan injusticia social. De hecho, según el informe “El aprendizaje desigual” elaborado por Educar 2050, el desempeño de los alumnos en las últimas pruebas PISA del 2012, difiere considerablemente si se tienen en cuenta la ubicación geográfica, el tipo de gestión pública o privada de la escuela, si es urbana o rural, y el nivel socio-económico de los alumnos.

Esto es precisamente lo que busca mostrar Pascal Plisson en su documental Camino a la escuela – estrenada el 23 de enero pasado y que todavía no llegó al país – en el que narra la historia real y extraordinaria de cuatro niños, héroes cotidianos -Jackson, Carlitos, Zahira y Samuel-  que deben enfrentarse diariamente con una multitud de adversidades y peligros para llegar a la escuela.

Micaela, en su escuela

¿Qué vas a hacer con el segundo extra en 2015?

Segundo extra en el 2015

No te sorprendas si el próximo 30 de junio tu reloj marque las 11:59:60 antes de pasar a las 12:00:00, pues este año será más largo, por lo menos por un segundo más. Así es como el 2015 nos regala una extra pequeña oportunidad de hacer las cosas que más queremos.

Por supuesto, todo esto tiene una respuesta científica, según el Observatorio de París la razón base a esta decisión es que la tierra sufrió un ligero retraso en su rotación y es por ello que agregar un segundo permitirá sincronizar los relojes atómicos con la tierra, o por lo menos lograr una precisión más exacta.

Seguir leyendo

Morir haciendo ropa (en Camboya y en Argentina)

En más de un post hemos reflexionado sobre la responsabilidad que tenemos todos como consumidores. Y cómo, a la hora de elegir determinados productos, estamos incentivando malas prácticas laborales como talleres clandestinos o trabajo infantil.

El reality show llamado Sweatshop, ropa barata de la muerte, que se emitió en el canal noruego Aftenposten (en este LINK, pueden verse todos los capítulos subtitulados en español) busca generar conciencia sobre este tema. Para hacerlo, decidió llevar a tres jóvenes blogueros de temas de moda, a conocer los talleres de Camboya en dónde se fabrican las prendas que ellos visten y publicitan. El programa causó tal conmoción, y conciencia repentina, que el tema llegó al parlamento.

Con el correr de los capítulos, Anniken, Frida y Ludwig – jóvenes noruegos de familias de buen pasar que convirtieron su pasión por la moda en su profesión gracias a internet – pasan de la sorpresa, a la culpa, la indignación y el replanteo de toda su vida de comodidad y consumo.

Hablan con los trabajadores, participan de jornadas maratónicas en los talleres, empiezan a vivir como lo hacen los camboyanos, con las mismas condiciones laborales y salariales, conocen sus casas y sus historias de vida desgarradoras. En uno de sus testimonios, una chica les cuenta que durante 14 años ha cosido la misma costura de un hombro de un jersey. Por eso, cobran sueldos de 3 euros por día. Estos son algunos de los testimonios de los camboyanos:

“Pido a los que compran ropa de Camboya que nos ayuden porque estamos muy mal” 

“Si me enfermo no puedo darme el lujo de ir al médico. Estamos obligados a pedir préstamos entonces nuestros sueldo desaparece según entra. Casi no tenemos dinero para echarle sal a la comida”

“No es que quieran trabajar ahí. Sino que como son pobres no tienen elección. Y trabajar en una fábrica es lo único que pueden hacer”

“De chica tenía un sueño que era poder estudiar. Pero no me lo pude permitir. Mi familia es pobre. Nunca nos hemos podido permitir ir al colegio”

Una Anniken llorosa y compasiva dice a la cámara: “Cuando empezás a entrevistar a una persona ves que ella vale exactamente lo mismo que valgo yo.¿Qué clase de vida es esta? Su madre no murió por una enfermedad o por un accidente. Se murió de hambre porque no tenía nada para comer”, dice, mientras se ahoga en sollozos.

Anniken junto a una trabajadora textil camboyana

Ludwig agrega: “no es justo que una persona esté sentada 12 horas trabajando, cosiendo, cosiendo y se caiga desmayado de hambre y deshidratación. Es tan injusto. Y es verdad que nosotros somos ricos porque ellos son pobres. Somos ricos porque nos sale 12 euros una remera de H&M, mientras que otros mueren de hambre para que la tengas”.

Parece que esta experiencia tuvo tan impacto en los jóvenes que cuando regresaron a Noruega, Anniken y Frida se convirtieron en activistas e incluso iniciaron una guerra contra Afterposten por no mostrar la situación de los trabajadores de la marca H&M. Su petición para que la empresa sueca mejorara las condiciones laborales llegó al parlamento de su país.

En nuestro país, organizaciones sociales como La Alameda han denunciado talleres clandestinos y trabajo esclavo en la industria de la indumentaria.

¿Qué te pareció programa?¿Comprás ropa hecha en Camboya?¿Sentís que sos responsable de lo que pasa allá por tu manera de comprar?