Que haya paz entre los sexos

 

¿ Un deseo para esta Navidad?… ninguno en particular, pero si tuviera que decir en voz alta lo que me gustaría es que las personas empezáramos a revisar un poco nuestra forma de tender vínculos sentimentales. Crímenes pasionales hubo siempre, y los habrá, pero este año muchas mujeres fueron asesinadas por el hombre que habían elegido, y en algunos casos la venganza por una relación mal nacida alcanzó a los hijos. Otras, y muchos hombres también, siguen sufriendo en silencio una pareja que los maltrata, psicológica o físicamente.

La violencia entre los sexos creció de una manera alarmante. Sabemos que es es muy finita la frontera entre el amor y el odio, pero tengo la sensación de que se cayó la barrera. La pregunta es porqué. Ahondar en este punto es complicado. La trama de las relaciones entre los seres humanos es insondable y yo no soy psicóloga, pero si algo va mal desde el principio, si notamos el más mínimo rasgo de violencia en el otro (o la otra, claro), por favor, separemos “la carne” del sentido común, y sepamos decir basta. Hace falta ser muy fuerte para tomar esas decisiones…. pero que nadie más muera en la víspera. Ese es mi sincero deseo….Salú!


 

 

  • Lalo Potemkin

    Feliz navidad para todos!!!

    Y recuerden el mejor lgar para pelearse con una mujer es ….. la cama.

  • Gabriel

    Muchachita, no es tan facil lo que decis. La situacion se torna irrevercible luego de que el pais dejo a T1nelli por 10 anios dandole a la matraka de que la mujer es solo un objeto (y todas ellas ofreciendose ser participe de la degradacion del genero por un cafecito – como diria el Negro Olmedo) y luego de que nuestro macondito paso de ser un pais de “transito” a un pais de “consumo” de fal0pa.

    La historia se repite, fijate cualquier pais que le sucedio lo mismo y veras que los parametros son identicos…. y los resultados son desastrosos.

    De aqui a parecernos a Guatemala, Nicaragua, Sierra Leona o Guinea es solo cuestion de tiempo…. digamos otros 5 a 10 anios mas.

    Lo lamento mucho por la falta de olfato de las minas que entregan no solo lo poco que tienen pero tambien sus hijos y familias completas.