Explotar el capital erótico para tener “éxito”

 

Por llevarle el apunte a mi madre me puse a cultivar la inteligencia y el don de gentes, pero descuidé mi “capital erótico”, digamos que no esploté debidamente otros encantos que la natura me dió, y que los tengo… no lo duden. De haberlo hecho en su momento ahora andaría por la alfombra roja de la vida, sentada en un trono mucho más cómodo que este banquito de cocina en el que me encuentro escribiendo, mientras se me enfría el mate (valga la metáfora).

En España salió a la venta un libro que promete erizar la piel de las feministas más “talibanas”, las que creen en el poder del intelecto como única escalera al “éxito”. No es que haya que acostarse con el jefe para conseguir aumento, lo que la doctora en sociología Catherine Hakim nos sugiere en su libro Capital Erótico. El poder de fascinar a los demás (Editorial Debate) es que en esta época tan competitiva, es moralmente lícito utilizar a nuestro favor todas las herramientas disponibles, entre ellas, el sexapil.

el escote tiene un límitem as ta vú ,via bigfun

“Mi libro ha provocado bastantes problemas entre las feministas radicales. Ellas están extendiendo, quizá sin proponérselo, ideas propias de un sistema patriarcal”, dijo la autora, con cierta razón. Para ella, el capital erótico es un complemento ineludible del capital humano. Todos tenemos algún encanto a la vista, ¿por qué no aprovecharlo?: “Es una mezcla de atractivo sexual, cuidado de la imagen y aptitudes sociales, una amalgama de atractivo físico y social que hace que determinados hombres y mujeres resulten agradables para todos los miembros de su sociedad, especialmente los del sexo opuesto. Esto se sumaría a nuestro capital humano(estudios, formación y experiencia laboral) y al capital social, nuestra red de contactos”, dice la autora, que ha comprobado que los hombres y mujeres agraciados tienen mejores sueldos y puestos de trabajo…

aunque sabemos que no siempre es así. Lo que sí es cierto es que la gente magnética suele caer bien parada. Para Hakim, no queremos aceptar eso porque creemos que aprovechar ese don es un pecado, en definitiva, una demostración tangible del poco cerebro que tenemos: “sospechamos de la belleza porque la ética puritana siempre la ha presentado como un camino hacia el pecado; ha despreciado y trivializado la sensualidad, el placer y el ocio. Tenemos que abandonar esas ideas, porque la belleza y el capital erótico son más importante hoy de lo que lo eran en el pasado, y en el futuro serán más relevantes aún”.

bué, no se trata de ser tan obvia... isabel muñoz via big fun

 

En síntesis, no se trata de ir al trabajo apretada como un matambre ni escotada al borde del ombligo (recuerden el caso de la ejecutiva despedida por ir demasiado sexy a la oficina), sino todo lo contrario. El atractivo del que Hakim habla es algo más abarcador, y muy rentable, y pone el ejemplo de algunas ejecutivas que abandonaron el clásico trajecito masculino, símbolo incontrastable de la competencia de los sexos en el ámbito laboral.

Conozco fenómenos inexplicables, y otros muy notables, gente con mucho brillo que ha llegado al podio porque, además, tenía sustancia. A otros nos mata la pereza.

  • ILE

    Por suerte no me di cuenta demasiado tarde. Mis antecedentes, postgrados, bla, bla, bla. Mostrar poco, sugerir mucho y cerrar la boca es por demás sufiente. Además me acostumbré a que me desvistan con la mirada sin molestarme. En el trabajo sirve y mucho, aunque como te imaginarás, esos tipos no valen nada, pero pagan el sueldo…jajaja !!!

  • miguel

    Está bien hacerle caso a mamá…y a la buena ortografía. En ningún caso y por ningún concepto podria Ud. “esplotar” sus encantos, esos que la naturaleza le “dió”.

  • Daniel

    Mi estimada: dices
    “digamos que no esploté debidamente”
    esplotar NO existe en el diccionario.
    ¿no habrás eXplotado?
    Con cariño, no te comas la X

    • Amanda Jot

      me encanta “esplotar”, es mi forma expontanea de hablar, gracias Daniel!

  • No hay tierra como la mia

    Para: Estar en pareja no implica estar acompaniado….de ninguna manera, a veces es una tortura. Y estar soltero no implica estar solo….

  • Ana E.

    Amanda, no veo nada pecaminoso en utilizar nuestras armas sabiamente.
    En el Siglo XXI luego del las sufragantes en EU, quemas de sostenes en los 70´s; necesarios para esgrimir un punto, estamos aquí, con mujeres presidentes de naciones.
    Pero hay que decirlo, un gran número de hombres reconocen nuestra valía, lo veo en mi trabajo diario y en otros.
    Nena, querida, no soy argentina, puedo hablar por mi país al norte de Argentina caliente y caribeño. Acá muchos hombres comparten las labores del hogar y nosotras aportamos económico la mitad y en algunos casos más.
    Yo no dejo de flirtear para aspirar conseguir algo. No voy a disculparme si el caballero del aeropuerto entre mirar la hendidura de mis senos y una sonrisa no me hizo quitar las botas con puntas de hierro que cargo por los trabajos de campo que hago internamente en mi país.

  • Pepino

    Un buen escote tiene un poder infinito en mi.

    • Laurita

      Pepino tu frase esta buena, pero con ese nick, no pega. Horacio,Marcos, Alfredo, Alberto, Hugo, Fernando, Fer…Maxi, Gaston, Leo, Gus….cualquiera, pero, Pepino, no.
      No pega.

  • yo

    Una pista, la cancioncita del día es I can´t fight this feeling anymore. Espero que leas esto otra vez, y que entiendas. It´s up to you. Hasta aquí llego yo.