Cuáles son las ciudades sexualmente más satisfechas

No. Buenos Aires no está en la lista de las diez ciudades “sexualmente más satisfechas” del mundo. Y peor, no figura ni entre las 100 metrópolis que integran la última encuesta realizada por el sitio de entretenimientos para adultos Lazeeva, con el fin de saber dónde vive la gente que más disfruta su intimidad. Hasta Caracas, con lo mal que la están pasando sus habitantes en estos momentos, alcanza mejor performance que Buenos Aires. La satisfacción depende de muchos factores, por eso si algo sugiere esta notable “ausencia” en el ranking es que los porteños estamos algo atrasados en algunos aspectos de la materia. Como bien dice un amigo, “mentalmente nos hemos quedado en los 90”.

El objetivo del sondeo realizado entre los más de 400.000 usuarios de entre 18 y 70 años que tiene el sitio intenta describir el contexto social en el que los habitantes desarrollan su vida sexual, tomando por variables el consumo de pornografía, el nivel de libido, la frecuencia de las relaciones, el uso de métodos anti-conceptivos, juguetes sexuales y la actitud positiva hacia la comunidad LGBTQ, entre otros ítems.

Todo es posible en Rio

Paris, Río de Janeiro, Londres, Los Ángeles, Berlín, Nueva York, Sao Paulo, Las Vegas, Ibiza y Ámsterdam lideran el top ten de los sitios ideales o con mayor nivel de población a gusto en la cama. Como siempre Paris (pese a que está bastante venida a menos) sigue inspirando a los románticos, y es además el mejor destino para la gente swinger, junto con Berlín, según la encuesta. La población de Río de Janeiro es la más abierta al sexo experimental, Londres la más tolerante con la comunidad LGBT. Como dato, cinco de las diez ciudades donde más porno consumen están en EEUU, entre ellas, Los Ángeles y Las Vegas, y Sao Pablo es donde más juguetes consumen.

Sin comentarios

Cierra en Paris el Museo del Erotismo

Una de las piezas más extrañas, bizarras y originales para el autoplacer femenino la vi en Paris hace 15 años, exactamente en el Museo del Erotismo ubicado a pasos del Moulin Rouge y del barrio de Montmartre.

Aquel asiento era una simple sillita con un sistema mecánico en su interior que hacia girar, no recuerdo si a pedal o cómo, una especie de rueda de lenguas que vendrían a cumplir la función del sexo oral, invento que seguramente fue pionero en su tiempo y que hoy sido superado por la industria del juguete para adultos. La noticia es que justo ahora, cuando el sexo y el erotismo han tomado vuelo “cultural” en todo el mundo, cuando hay cada vez más muestras temáticas en museos importantes y crecen los coleccionistas privados, el querido museo fundado en 1998 cerró sus puertas la semana pasada.

Según parece el dueño del edificio no quiso renovarles el alquiler a los fundadores del espacio, Jo Khalifa y Alain Plumey, una pareja que durante 30 años se dedicó a recorrer el mundo recolectando piezas curiosas de arte popular y contemporáneo erótico hasta que conforman una colección de más de 2000 objetos, entre obras de arte y adminículos para el goce sexual. Cerca de 500 personas y otras tantas vía online se dieron cita el domingo en la casa de remates Cornette de Saint Cyr que sacó a la venta 650 lotes.

la silita placentera Le Figaro

Además de consoladores de todas las épocas, muebles y herramientas para prácticas de todo tipo, como un cinturón de castidad del siglo XIX, también contaba con un bajorrelieve de Salvador Dalí que representa una versión de su obra “Joven virgen autosodomizada por los cuernos de su propia castidad”, y un Kama Sutra artesanal realizado en bambú. El diario Le Fígaro, que publica la subasta, destaca la notable colección de fotografías antiguas que retratan el ambiente de los burdeles parisinos a principios del siglo pasado.

cubiertos fálicos AFP

Una lástima, por la cantidad de visitantes que recibía era casi un paseo obligado, un icono de Paris, como al torre, la baguette y la vie en rose.

Sin comentarios

La infidelidad causa estragos en París

¿En qué parte del mundo la infidelidad causa más estragos, quién utiliza juguetes en la cama?…son algunas de las preguntas que intentaron responder unos geógrafos franceses para confeccionar una especie de atlas mundial de la sexualidad, dice un cable de agencia AFP. Con la ayuda de mapas, la obra traza la evolución de los comportamientos sexuales en el mundo compilando encuestas, estudios y cifras, al parecer, interesantes. ”La sexualidad está en todos lados en nuestras ciudades, en los muros como en las pantallas”, dijo Nadine Cattan, directora del Instituto Nacional de Investigación, tras 18 meses de trabajo. “Quisimos extender nuestro estudio al mundo entero para intentar verlo un poco más claro”.

los misterios de la geografía humana via tatooyou

El atlas revisa aspectos como “la transición sexual y amorosa” hoy en Europa, que va unida al fuerte crecimiento de la infidelidad. Utilizando datos de cinco países europeos y de 1,5 millones de miembros Gleeden -sitio de citas para mujeres y hombres casados–, el atlas pone a París primera entre las ciudades donde vive el mayor número de infieles. Según estos datos, más de la mitad de los infieles que mienten a sus cónyuges tiene un nivel de educación superior, y el 22% trabaja en el sector bancario, finanzas y aseguradoras. ¿Por qué son infieles? La respuesta más común es la necesidad de experimentar el “poder de seducción”. En su capítulo sobre las parejas, el atlas explora también los hábitos sexuales (frecuencia, grado de satisfacción, etc.)Asi sabemos que En Grecia, Polonia y Brasil alrededor del 80% de la población piensa que el sexo es importante, mientras que sólo el 38% lo estima así en Japón y en Tailandia. Los ingleses, noruegos y suecos son los más aficionados a los juguetes para adultos, según el atlas, mientras que en los países del sur de Europa el interés hacia esos accesorios es relativo. Seguir leyendo

Sin comentarios

Una tumba erótica en el cementerio de París

En algún punto todos somos un poco raritos. Quien más, quién menos, alguna extravagancia guardamos en el cajón más oscuro de nuestra intimidad, signo de que somos humanísimos, claro, más de lo que queremos aparentar. Leyendo un sitio que me divierte bastante encontré una noticia curiosa que les comparto, pese a que los asuntos necrológicos no me gustan, y supongo que a ustedes tampoco.

Parece que en el cementerio Père Lachaise de París hay una tumba “erótica” devenida, desde hace años, en una de las más “turísticas” de las sepulturas francesas. Se trata de la “morada final” de un joven periodista llamado Victor Noir, que murió de un balazo hace más de un siglo, justo un día antes de su casamiento. El chico había querido “mediar en un conflicto surgido entre su redactor jefe y un lprimo de Napoleón III” cuentan los redactores del blog Amazing, y así le fué.

il n´est pas mort…Ohlalá!

La sepultura en cuestión podría pasar inadvertida si no fuera por la estatua que la corona. Parece que para honrar la memoria del pobre Noir sus allegados mandaron a hacer una escultura a escala fundida en bronce y en la que el artista Amédée-Jules Dalou puso mucho esmero, ya que intentó reproducir al detalle la imagen del finado en el momento exacto de su muerte. El tipo había quedado tendido boca arriba… y con una visible y repentina erección bajo el pantalón. A poco de haber sido colocada la obra de arte sobre la tumba “se extendió el mito de que frotar, besar o rozarse con la bragueta de la estatua asegura la fertilidad de la mujer que lo haga”.

Midió, qué perversas… ¡habiendo tantos sex shops a la vuelta de la esquina!. Según muestra la foto, el bronce de la toda figura luce gastado por el tiempo, menos la zona de la entrepierna, que sigue brillante y lustradita como el primer día…¿o será fotochop?