El sexo mejora la memoria de las mujeres

El cuerpo es una maquinita milagrosa, lástima que a veces abusamos de ella. En tiempos de estudiantes nos rompíamos la cabeza durante largas noches frente a las fotocopias y los apuntes, litros de café mediante, sin saber que bastaba con hacer un poco de ejercicio fìsico después para retener lo leído, según demostró la ciencia años atrás. Moverse exactamente a las cuatro horas de haber estudiado ayuda a optimizar el proceso de recuperación de la información, sostiene un ensayo del Instituto Donders del Centro Médico de la Universidad Radboud, Holanda, y oportunamente publicado en Current Biology.

A esa gran ventaja, se le sumaría otra, mucho más placentera: el departamento de psicología de la Universidad McGill de Canadá encontró que las mujeres heterosexuales que mantienen relaciones con regularidad logran una habilidad especial para recordar las palabras, ya que el contacto genital estimula el desarrollo del tejido nervioso que crece en el hipocampo, área del cerebro que controla las emociones y los recuerdos. “Los químicos (hormonas) asociados a las señales de recompensa del cerebro también están ligados a la memoria y la actividad sexual” explicaba el psicólogo Jens Pruessner, uno de los autores del ensayo.

aprovechando el bonus track Foto Pinterest

Según el informe abreviado que publica Archives of Sexual Behavior, tras varios estudios “se han identificado una serie de factores que contribuyen a mejorar la función cognitiva, y específicamente a la función de memoria en individuos cognitivamente normales. Uno de estos factores, la frecuencia del coito peneano-vaginal (PVI o interacción peneno-vaginal, como define el informe) podría ser ventajoso por el aumento de la neurogénesis en el giro dentado del hipocampo”, señala el texto. La teoría se probó en un grupo de 78 mujeres universitarias de entre 18 y 29 años. “Para determinar si la variación en PVI estaría asociada con el rendimiento de la memoria, pedimos que completaran un paradigma de memoria computarizado compuesto por palabras abstractas y caras (rostros de personas) neutrales. Los resultados mostraron que la frecuencia de PVI se asoció positivamente con las puntuaciones de memoria para las palabras abstractas, pero no las caras. Debido a que la memoria de las palabras depende en gran medida del hipocampo, mientras que la memoria de las caras puede depender en mayor medida de las estructuras extra-hipocampales circundantes, nuestros resultados parecen ser específicos para la memoria que se cree depende de la función hipocampal. Esto puede sugerir que la neurogénesis en el hipocampo es más alta en las mujeres con una frecuencia más alta de PVI (relaciones sexuales). En conjunto, estos resultados sugieren que el PVI puede tener efectos beneficiosos sobre la función de la memoria en mujeres jóvenes sanas.”

No dice el estudio si ese bonus track cuenta para las que pasamos los 40, y si la fórmula (más ejercicio horizontal) aplica también a las escritoras, que debemos recordar y enhebrar miles de palabras por semana para poder componer un texto decente. Como sea, la receta para estar sanos es moverse!

Sin comentarios

Las máscaras, o el erotismo de la transformación

En las épocas de Carnaval vuelvo a los corsos de la infancia y los clásicos festejos con los chicos del barrio: correr por las calles para tirarnos esas bombitas llenas de agua, un recurso que si te daba en la cara no contabas el cuento. Entonces algunas madres solían vigilar sumándose, como la de un vecinito, que salía disfrazada de aldeana y terminaba echándose baldazos con sus hijos. Ahora que lo pienso, con su falda corta y empapada que dejaba ver su silueta voluptuosa, debe haber sido el sueño erótico de todos los padres del vecindario.

Los disfraces tienen ese extraño poder, son una herramienta cuyo morbo no decae, y que en estas épocas vuelven a salir del cajón más oscuro de nuestras fantasías para demostrarnos que, al fin y al cabo, todos somos un poco fetichistas. Mark Griffiths, un psicólogo y profesor de la Nottingham Trent University, autor también de un blog sobre temas de psicología y afines, indagó entre sus pacientes e hizo un listado de los disfraces femeninos que más provocan a los hombres: animadora, camarera, enfermera, mucama, secretaria, oficinista y colegiala, en ese orden. A las mujeres, según su lista, les excitan aquellas ropas relacionadas con el poder, ejemplo, el policía, el militar y el traje de empresario, el más afrodisiaco de todos…(aunque, ¿ya vieron los pantalones de la nueva policía de la ciudad Buenos Aires? O les encogió con el lavado o tienen mucha lycra!)

Según la web de citas Gleeden, que realizó una encuesta para saber cuáles eran las profesiones más atractivas para los usuarios en vacaciones, al tope del top ten están los uniformes, tan asociados a la idea de lo que representan (poder). Los hombres fantaseaban con las azafatas, con las guías turísticas, las recepcionistas, las niñeras y por último con las camareras. El el 37% de las usuarias en cambio dijo soñar con el bañero; con los bomberos, el barman y los médicos.

Las 50 Sombras de Grey reciclaron el antifaz erótico

Lo que a mi ver resulta sexy de verdad, más que cualquier disfraz, es la máscara o antifaz, ese ingrediente sutil dentro del boudoir privado que aparece ya en los rituales religiosos de los pueblos primitivos, quedando desde entonces directamente asociado a la sexualidad, o mejor dicho, a la lujuria. Actualmente es parte de la etiqueta erótica que se lleva en prácticas y disciplinas grupales privadas en las que los participantes no quieren ser reconocidos. Tras asegurarse el anonimato, las personas enmascaradas se desinhiben hasta perder la vergüenza, de ahí su poder transformador. Si las han usado una alguna vez habrán notado que ayudan a dejar atrás lo que uno es para ser lo que querría ser, olvidando por completo la culpa y la idea de parecer pervertidos ante el otro.

Antiguamente en Venecia, con su Carnaval imponente como el de Brasil, aunque muy distinto, el uso de máscaras estaba reservado solo a las clases altas y servía, básicamente, para ir a ver obras de teatro obsceno, o para “mantener en secreto amistades galantes” es decir, tomarte la góndola y hundirse en la bruma de la noche para llegar escondidos a los brazos de un amante…

Sin comentarios

Las mascotas influyen en la percepción de las parejas

Un querido amigo acaba de adoptar dos cachorritos que habían llegado maltrechos a un refugio de la ciudad. Tienen unas orejas gigantes que más bien parecen murciélagos, una mirada derretidora y desde que publicó sus retratos en las redes ha triplicado likes, cosechado cientos de corazoncitos en estado latiente y, en consecuencia, elevó su sex appel. La misma experiencia tuvo un conocido que acunó una gatita callejera y al poco tiempo, cuando empezó a subir imágenes de la casa destrozada por el felino de dos meses, conoció vía Instagram a su actual mujer. Bueno, yo misma morí por un famoso violinista que tocaba Mozart mientras su gato gris le dormía en el hombro….

Un nuevo estudio confirma que las mascotas pueden influir en nuestra percepción de las parejas potenciales, literalmente, son un GPS para atraer gente par, lo que además demuestra cuanto más hacen por nosotros los animales. “Las mascotas traen muchos cambios a nuestra vida amorosa”, confirma Justin García, biólogo evolucionista del prestigioso Instituto Kinsey de la Universidad de Indiana que llevó adelante una encuesta entre 2300 usuarios solteros de un sitio de citas muy popular en el mundo. Los participantes convocados debían responder dos preguntas clave: “¿juzgarías a una pareja por la relación que tienen con tus mascotas?, ¿alguna vez has usado a tu mascota para atraer a alguien que te gusta?. El 61% de las consultadas eran mujeres. García, junto con los antropólogos Peter Gray y Helen Fisher, asesora científica del portal Match, analizó las respuestas y confirmó lo sabido: todas las mujeres coinciden en que los solteros que adoptan, especialmente perros sin pedigrí, son los más atractivos del mercado. Unas 553 mujeres y 277 varones afirmaron que juzgan a las personas por el trato que dan a sus bichos, y esto se debe al costado paterno que invariablemente se proyecta en ellos, concluyen los autores del trabajo, publicado en la revista Anthrozoös.

 ”cosita de mamá“…soundsnaked 

“Esto es útil en el mercado de las citas” asegura García “donde “no solo debes tener esa capacidad de conexión, sino asegurarte de que los demás sepan que la tienes. Como los humanos somos una especie que practica la crianza colaborativa, la forma como un hombre trata a una mascota puede indicar si estará comprometido con los hijos y los deberes sociales de la familia, ya sea que esto signifique cuidar de ti o de ti y tus hijos”.

Mi amigo asumió la tenencia con la responsabilidad que exigen los hijos, nada extraño en este mundo contemporáneo lleno de solitarios con grandes reservas de amor para dar. “La gente tiende a actuar cada vez más como progenitores de sus mascotas. Por ello, lo que esperaríamos de una mujer que fundamenta su conducta en la respuesta de sus hijos hacia una pareja, es similar a lo que observamos ahora con las mascotas” dice Shelly Volsche, antropóloga biocultural en la Universidad de Nevada, Las Vegas. En el estudio, cuando se preguntó a los participantes si había usado a la mascota para atraer a una pareja potencial, la mayoría de los hombres dijo que si. No es el caso de mi amigo, pero si hay algo claro es que su gesto denota la clase de ser humano que es. Y ese es el mejor imán!

Sin comentarios

Love, el calendario más erótico de todos

Del viejo almanaque que colgaba en la gomería del barrio a las impresionantes producciones magnificadas por la lente de la cámara, y la mirada, de los grandes fotógrafos contemporáneos, hay un gran trecho.

Claro que aquellas chicas pulposas posando entre llantas e infladores tenían el doble mérito de ser reales (cuerpos sin una gota de photosop) además de entretener a los señores que llegaban al taller con la goma pinchada, pero la maravilla de la tecnología digital ha sublimado la belleza de las divas contemporáneas, malamente, pues cualquier chica del montón quisiera estar adentro de esos diminutos calzones de encaje y facturando un millón de dólares solo por lucirlos en cualquier mes del año. Desde el calendario Pirelli no habíamos suspirado tanto.

La revista británica Love, dedicada al erotismo y el “lifestyle”, dirigida a mujeres jóvenes y consumidoras de moda, presentó en diciembre pasado su almanaque de advierto (de cuenta regresiva) tomando por protagonistas a las mujeres más espléndidas de la alfombra roja internacional. Pero, por lejos, ninguna ha cautivado tanto, especialmente si te gusta la cerámica y viste Ghost, como la rusa Irina Shayk torneando una sugestiva figura con sus manos, mientras de fondo suena la banda de sonido de la película. No entiendo cómo semejante chica perdió tiempo con el bobi de Ronaldo…

Lo original de este calendario animado que solo marca los días de diciembre hasta Navidad, es que está interpretado con un video de alto contenido erótico y realizado con la máxima calidad. It girls, modelos, actrices, cantantes y celebrities como Kendall Jenner, Gigi Hadid y la sinuosa Kim Kardashian fueron parte del elenco convocado en 2016 para recrear escenas de películas memorables como Ghost, Cuando Harry Conoció a Sally y Bajos instintos entre otras.

Juzguen ustedes si dan ganas de aprender alfarería!

Sin comentarios

La única verdad sobre sexo está en Google

Revisando en detalle la información de Google Trends acerca de cuales han sido en materia de sexo los términos más buscados en todo el mundo durante 2016, encuentro que en Argentina, oh sorpresa, en estos últimos días festivos se incrementó el interés local por el tema, o al menos, la vara estadística de esta fabulosa herramienta indica que en diciembre alcanzamos el punto más álgido de la tabla anual. En buenísima hora, pues hay que llevar lo mejor posible el estrés que provocan las fechas, con renuncias de ministros, economías sin rumbo fijo, el espumante sin enfriar y el calor pestilente de la ciudad. De las 24 provincias la que más searcheó la palabra sexo fue Jujuy, mientras que la Capital Federal se sitúa en el puesto 19, de las menos hot. ”Cómo tener sexo” es la consulta relacionada con mayor índice de búsquedas registradas, según Google Trends.

Respecto del mundo, y habiendo pasado un año empapada de estos asuntos, creo que el orgasmo femenino y su insondable misterio, la posibilidad de acabar acostándonos con robots, el aumento del cibersexo y en contrapartida el notable crecimiento de la población que vive sin apetitos carnales fueron los grandes ítems que movilizaron a los lectores de todo el mundo, este año. Leyendo entrelienas llego a una conclusión palmaria: hay más insatisfacción, y en consecuencia, más aislamiento y soledad. Por supuesto que mucha gente no entra en la tendencia, pero vaya uno a saber. La cama es un territorio sagrado, y veces engañoso, pues como lo revelan Instagram y FB, hay una sobredosis (agobiante) de “felicidad actuada”.

La gente nunca dice la verdad cuando habla de sexo. Ni a los amigos, ni a ellos mismos. La única verdad está en la computadora personal, el gran diván en que nos recostamos sin querer cada vez que algo nos preocupa.

la soledad de la belleza sunshine 

El año pasado un joven matemático de la Universidad de Harvard, Seth Stephens Davidowitz, tuvo la idea de revisar las búsquedas de Google convencido de que esta herramienta es la única fuente confiable a la hora de la indagar sobre el comportamiento humano. La primera mentira que pudo comprobar fue acerca de la frecuencia de las relaciones. La lectura fina de los datos (en esa fecha) sugería que las personas solo tendrían 30 encuentros sexuales anuales, es decir, una relación sexual cada 12 días. También descubrió que la falta de intimidad era la queja común de los matrimonios, pues las búsquedas ‘matrimonio sin sexo’ superaban más de 3 veces las de ‘matrimonio infeliz’ y era ocho veces más común que la de ‘matrimonio sin amor’. Según el experto, “hay 16 veces más consultas por un esposo o esposa que no quiere tener sexo que por falta de comunicación.”

La búsqueda de la expresión ‘relación sin sexo’ fue tres veces más frecuente que la de ‘relaciones infelices o malas.’ Los hombres se quejan más que las mujeres por la falta de fuego en la cama, aunque la diferencia entre los casados es muy poca, según Google. En cambio, los hombres solteros indagan más que las solteras, con 805 preguntas bajo la categoría ‘mi novia no quiere tener sexo’ frente a 413 de ellas. La segunda pregunta más común en Google es cómo hacer que el acto sexual dure más (de hecho la palabra tantra es de las buscadas este año).

En fin, me alegra que los argentinos intentemos romper ese amperimetro. Y será verdad, pues como dice el matemático, “frente a la computadora, las personas no tienen razón para mentir.”

Sin comentarios

En Buenos Aires una ley acaba con el piropo romántico

Hubo un tiempo en que decir piropos era una galantería digna de agradecimiento, pero la espontaneidad de aquellos poetas porteños ha caído en la volteada del siglo XXI. En breve hasta el más refinado deberá cuidar cada palabra que pronuncie porque, sacadas de contexto o mal interpretadas por la destinataria, serán consideradas como acoso callejero. Así de simple: el piropo, en todas sus variantes, estará definitivamente prohibido en Buenos Aires. 

Es una pena que pase algo así. Muchas veces ese comentario sutil aunque un poco cursi era capaz de levantarte el ánimo y hasta sacarte una sonrisa cuando en realidad solo querías llorar. Pero, es cierto, quedan pocos piroperos profesionales, señores diestros en el arte del “haiku” romántico. Ahora pasa como con las plazas públicas. Parece que ya no somos capaces de cuidarlas, no sabemos comportarnos educadamente en sociedad, por eso están enrejadas. Nos hemos convertidos en vándalos, incluso con las palabras.

En unos meses entrará en vigencia una Ley sancionada recientemente por la Legislatura porteña con el fin de “prevenir y sancionar el acoso sexual, verbal o físico, producido en espacios públicos o de acceso público, que hostiguen, maltraten o intimiden y que afecten en general la dignidad, la libertad, el libre tránsito y el derecho a la integridad física o moral de personas, basados en su condición de género, identidad y/o orientación sexual”, dice en su primer artículo la flamante normativa. El Código Contravencional prevé multas de 200 a 1000 pesos o dos días de trabajo social a quien acose sexualmente a otro en lugares públicos o privados de acceso público, “siempre que el hecho no constituya delito”, caso en el que será juzgado por un Tribunal de Justicia.

Mauricio in fraganti …Foto Luciano Thieberger EFE

Según las cifras del primer Índice Nacional de Violencia Machista, el 87% de las mujeres argentinas ha sido víctima de distintos actos de acoso callejero, especialmente las más jóvenes que, por el simple hecho de serlo, padecen ofensas sexuales, roces en los medios de transporte y otras tantas situaciones humillantes. Si recuerdo las frases lascivas que decían en mi patria chica cuando éramos apenas unas colegialas monjilmente uniformadas, entonces la Ley debería tener alcance nacional, aunque dudo que 1000 pesos puedan frenar la lengua mordaz de los miles de desubicados que además consideran que le hacen un favor a tu autoestima. Mucho menos creo que logre cambiar la opinión de quienes consideran que la victima es la culpable. Quisiera saber si el delito incluye a los hombres que hablan mirándote a los pechos y no a los ojos, algo que es moneda corriente en todos los estamentos sociales (ver foto). 

Cuestión es que la Ley acabará con gentilezas y guarradas por igual, y correrá para ambos géneros, de modo que si nunca nos animamos a decirle algo a un señor en la calle, ahora mucho menos.

Sin comentarios

La pornovenganza será un delito en Argentina

El Senado local se ha puesto a trabajar para sacar de la parrilla leyes y proyectos pendientes antes del fin de año, y una de las que aprobó esta madrugada, a toda luz, es la que pena la “pornovenganza”.

De aquí en más, apenas sea reglamentada, le tocará entre 4 y seis meses de prisión a quien difunda imágenes de desnudez y contenido sexual explicito sin consentimiento de las partes involucradas”, dice el texto original. Esto va especialmente para los amantes despechados que en venganza suelen filtrar a las redes sociales videos y fotografías de la intimidad más íntima, con el fin de desprestigiar al ex. También es cierto que mucha gente recurre a este artilugio para crearse fama. Ya tenemos casos concretos de celebrities locales que “construyeron” su personaje a costa de publicar contenido visual comprometido con alguien famoso.

En cualquier caso, la ley es un gran avance, habida cuenta de lo fácil que es hoy destruir la reputación de las personas. Ya en Japón está vigente la misma norma, con multas altisimas en dinero y que alcanza incluso a los proveedores de Internet.

robar momentos “sugestivos”, también será delito?

Un cable de la agencia Telám dice que la Cámara de Senadores aprobó este miércoles por unanimidad, sin debate, y giró a Diputados, un proyecto de ley que reprime con la pena de prisión a quien difunda “imágenes de desnudez total o videos de contenido sexual o erótico de una o más personas” sin el permiso de los protagonistas. Además, según interpreto, será delito difundir “selfies” sin ropas y en situaciones eróticas aunque, para tomarlas, hubiera habido consentimiento de las partes, punto éste del proyecto que no resulta muy claro. Si uno se retrata junto a su partenaire luego de un encuentro, y decide compartir el momento con la comunidad de Instagram o Twitter, ¿dónde estaría la infracción? ¿y si solo fuera una pose? ¿no va en contra de la libertad de “expresión”?

“La persona condenada será obligada a arbitrar los mecanismos necesarios para retirar de circulación o bloquear el material, a su costa y en un plazo inminente” dice el texto del proyecto de la senadora sanjuanina Marina Riofrío (PJ-FPV).  En fin, y en buena hora! 

Sin comentarios

De felatrices y Gulp girls, breve historia del sexo oral

¿Cumpliría Madonna su promesa si ganara Hillary Clinton las próximas elecciones? De ser así, no querría estar en sus zapatos. A juzgar por la cantidad de votantes demócratas a la reina del pop le tomaría el resto de su vida cumplir con la palabra empeñada, más si es cierto eso de que es buena para la faena (“Soy muy buena. Me tomo mi tiempo y hago mucho contacto visual”, aclaró durante un show).

Uno tiende a desconfiar de quienes magnifican en público sus virtudes bajo las sábanas, pero en este caso la chica material sumó un poroto al destacar un par de datos propios de una buena felatriz o Gulp girl, como le llaman en el cine porno a la actriz que se ocupa de poner a punto a los actores en las escenas de sexo oral. La dedicación y el contacto visual, he ahí parte del secreto, parece.

La felatio (del latín fellare, succionar) es una práctica ancestral que algunas culturas consideraron sagrada, y mientras en otras fue, y sigue siendo, tabú. Si nos preguntamos a quién se le ocurrió implementarla por primera vez en la intimidad, y por qué, tal vez sirva recordar que hay testimonios de esta forma de goce en las pinturas del neolítico, en el Antiguo Testamento (en el Cantar de los Cantares) y en los papiros egipcios (5000 años atrás). De hecho dicen que en la tierra de los faraones algunas mujeres se pintaban la boca de cierto color para indicar su “dedicación”, también que una de las célebres felatrices de la historia fue la misma reina Cleopatra. Su fama llegaba hasta Grecia, y eso que entonces no había Instagram ni cómo hacer marketing personal. Sin embargo Cleo era conocida como “la de la boca grande” o “la gran tragona”, pues se decía que habían pasado por ella más de cien hombres, una cifra que suena un poco exagerada.

Entre las imágenes eróticas rescatadas en el lupanar en Pompeya hay unas que representan una variante de la felación conocida como “irrumación”, en la que quien trabaja es el que recibe placer.

Mirar a los ojos y dedicarle tiempo sunshine

En China fue permitida durante varias dinastías (ejemplo, la Chou 720 a 222 ac), y en los textos eróticos del siglo XII los escritores recurrían a una delicada metáfora para aludir al ejercicio oral: “tocar la flauta”, expresión aún vigente en aquel país. El Kamasutra le dedica a la felatio un lindo repertorio de posiciones para practicarla con comodidad: la abertura del bambú, la posición del cangrejo, el salto del tigre y el frotamiento del jabalí, entre otras. Ya en la Edad Media fue prohibida por la iglesia y lamentablemente desde entonces la sola palabra quedó asociada al delito (no olvidar algunos episodios, como el protagonizado por el actor Hugh Grant y ex ministro Strauss Kahn).

Sin embargo, y pese a las reticencias femeninas, según el sexólogo Adrián Sapetti las estadísticas demuestran que más del 70 % de las mujeres de hasta 50 años considera atractiva la idea de dar y recibir sexo oral. Personalmente creo que a ese cambio de actitud mucho contribuyó la prédica de Samantha Jones, el querido personaje de Sex and The City. Hoy el sexo oral, que a mi modo de ver no cuenta como juego previo, sino que es sexo, tiene mucha mejor prensa. En las revistas y portales femeninos publican sendos manuales de instrucción como para alcanzar un posgrado, y los libros temáticos siempre le dedican algún capitulo.

Por ejemplo, en un libro muy útil, Sexejercicios, escrito e ilustrado por Sophie Troff, Frederic Mompo y Jade Vigreux  (Océano) recomiendan a los iniciados empezar por practicarlo bajo la ducha (nunca en la bañera) y en la poética posición de la flauta. Respecto de la promesa de Madonna, nada es al casual: en estos días se cumplen 24 años desde que lanzó Sex, ese libro de fotografías eróticas con el que apuntaló su pretendida fama de femme fatal.

Sin comentarios

Mate poaching, o robarle la pareja a una amiga

Todos tenemos una caja negra en nuestra vida, un cajón perdido al fondo del placar donde escodemos bajo llave esos pecados que jamás confesaremos. Pueden ser episodios que nos avergüenzan o sentimientos y fantasías peligrosamente contradictorias, por ejemplo desear (o haber deseado) lo ajeno, me refiero al marido o a la novia de tu amigo o amiga. Es una clase de accidente muy humano que en cualquier momento puede ocurrirle a todos, voluntaria o involuntariamente. Puede que la situación sea unilateral, que le ocurra solo a uno. Pero puede que seas correspondido. En ese caso… ¿quién de los dos “peca”?, me pregunto mientras como una tarta de cebolla y escucho la conversación de dos mujeres sentadas en la mesa vecina del bar.

Según escribió Joshua D. Foster piscólogo social de la Universidad de Alabama del Sur, en un ensayo sobre el tema publicado por la revista Journal of Research in Personality, eso de robarle la pareja a otra persona es la forma más corriente y silvestre de comenzar una relación. De hecho casi todos los vínculos sentimentales nacen de una ruptura previa, dice. Y puede ser. Siempre he creído que la mayoría de las personas ya conoce a quién será su próximo peor es nada, y que ese sentimiento saldrá a la luz, pero a su debido tiempo. Cuestión es que en la literatura urbana contemporánea el acto de quitarle la pareja a un amigo o amiga se conoce como “mate poaching” (compañero de caza furtiva, es decir, ilegal).

asaltando camas Foto Gza AXE  

 El estudio de Foster concluye que el 63% de los hombres y el 54 % de las mujeres están en sus relaciones actuales a largo plazo gracias a que se quedaron con un amor ajeno. Aunque al decir del analista, que revisó las respuestas de más de un centenar de hombres y mujeres consultados, no es el ladrón quien comete la infidelidad sino aquellos que se dejan “robar”, los que tienen el sí fácil. Son gente capaz de caer en la tentación repetidas veces, como un patrón de conducta.

Es incierto el futuro de los vínculos nacidos del sufrimiento de un tercero, aunque algunos casos demuestran que cuando son verdaderos pueden perdurar, véase el ejemplo más autóctono, el de la rubia y el futbolista, que comieron perdices mientras el marido de ella digería el bochorno público. Sin embargo, bajo ese impulso romántico podría esconderse el profundo trastorno afectivo del cazador, que no necesariamente caza para comer sino por puro deporte. He conocido hombres y mujeres profesionales que lo practican solo para demostrarse a sí mismos que todavía siguen vigentes en un mercado de citas cada vez más exigido.

“Un paciente expresaba hace un tiempo, ‘las mujeres son como el campo, está todo alambrado y pertenece a alguien. No hay territorios salvajes o libres: hay que tomarlos’ recordaba el psicoanalista Andrés Rascovsky en una nota publicada tiempo atrás en una revista dominical. No alcancé a escuchar como acabó la historia que contaban en la mesa vecina, pero no desearía jamás quedar atrapada en la punta de un triángulo enfermo. Sigo creyendo que la felicidad consiste en no hacerle a los demás lo que no querrías que te hicieran….

Sin comentarios

G Shot, la técnica que aumenta el deseo sexual femenino

Cuando una serie de Netflix me atrapa siento el mismo impulso que ante un kilo de helado: me lo como todo junto y en el momento.  Así fue como en tres madrugadas vi las seis temporadas de Drop Dead Diva, una historia que aún en su bobez resultó interesante y aguda.

Si no la vieron trata de una rubia superficial aspirante a modelo y con novio abogado muy espléndido.Un día por mirarse las uñas mientras conduce, la rubia muere aplastada por un camión de naranjas, al tiempo que del otro lado de la ciudad una abogada brillante y gordita recibe un disparo de muerte por error. Cuestión es que la rubia va al cielo, pero como no quiere estar muerta pide volver a la tierra, y logra regresar pero en el cuerpo de la abogada brillante y gordita. La modelo ahora es profesional, inteligente y tiene sobrepeso. La discriminan por su cuerpo, la veneran por su cerebro, y en medio de todo eso intenta definir su doble identidad.

Los episodios abundan en los complejos laberintos de la amistad entre mujeres y la sexualidad femenina, de hecho quedé encantada con un capítulo en el que Jane debe asistir legalmente a su verdadera madre, una profesora de danza que cae presa por contratar los servicios de un joven prostituto. Cuando la mujer está ante frente el juez sufre un orgasmo repentino. Entonces confiesa que semanas antes se había sometido a la técnica del G Shot, y que estaba pasando las secuelas del post quirúrgico.

efectos comprobados superbold sunshine

Pause. Inmediatamente busco en el mataburros (Google) que es G Shot. Podía ser que fuera un gag de la ficción, pero hete ahí que esta intervención quirúrgica existe en EEUU y se practica en mujeres que han perdido el deseo sexual.

El gran descubrimiento se lo debemos a un médico ginecólogo llamado David Matlock, autor de una técnica que consiste en incrementar el tamaño del Punto de Gräfenberg o Punto G situado entre el hueso púbico y el cuello uterino, a unos tres centímetros de la vagina, mediante una inyección de ácido hialurónico. Con este método se consigue aumentar la superficie del Punto G para que pueda recibir estimulación directamente y así producir una sensibilidad extrema, dice el sitio del médico. Un estudio realizado por el Instituto de Rejuvenecimiento Vaginal en Los Ángeles, California (donde trascurre la ficción) afirma que el 95% de las pacientes tratadas tuvieron mejores orgasmos y recuperaron las ganas perdidas. Creer o reventar. 

Lo cierto es que la ciencia se ocupa cada vez más de la vida sexual de las personas, tratando de que sea plena, sana y sin fecha de vencimiento. Qué sería de la humanidad sin recursos como éstos. Lo que no tiene arreglo por ahora es el mercado sentimental, sin dudas. A la madre de la protagonista de Drop Dead Diva no le queda alternativa (a sus 55 años) que ir a fiestas para cougars, pues como bien explica la señora, los candidatos de su edad andan correteando criaturas. De modo que tanto el G Shot como el Sildenafil (Viagra) tienen una eficacia limitada.

Pero mientras tanto que siga la fiesta, claro.

Sin comentarios