Ya existe el colchón inteligente que detecta infidelidades

Los inmigrantes gallegos fueron los más lúcidos de todos los comerciantes que llegaron a la Argentina a comienzos del siglo pasado, pues no solo inventaron el querido “almacén” de barrio sino que también impulsaron la siempre activa y floreciente industria de los hoteles por hora. Ahora, rápidos de reflejos y viendo que el sexo sigue siendo pan caliente a la hora de facturar, lanzaron un colchón inteligente que detecta infidelidades, nada menos, nada menos. Si te vas de viaje y tu media naranja se queda solo (o sola) en casa, hoy mediante una simple aplicación de celular conectada a los sensores camuflados en el interior del colchón, uno puede saber a ciencia cierta (o casi) si además de engañarte, lo está haciendo en tu propio catre, algo que es mucho más condenable que el acto en si.

Así está el mercado de las relaciones sentimentales. Hay tanta desconfianza entre los seres humanos que muchos se gastarían un dinero extra para vigilar hasta el sueño de su pareja. Para esos desconfiados, la empresa de origen gallego Durmet diseñó el primer ejemplar del mundo dotado con tecnología Lover Detection System, que como anuncia la palabra, detecta si hubo actividad corporal “sospechosa.” Bajo la apariencia de un inocente colchón, el modelo Smarttress cuenta con 24 sensores ultrasónicos que se activan y comienzan a vibrar cuando está en uso, y son tan sensibles que pueden medir la duración, la intensidad y el impacto de los movimientos. Para activarlo se necesita bajar una aplicación, y cuando quien sea que esté pecando sobre tu lecho, el sistema enviará un mensaje contundente a tu celular: “colchón en uso.”

detectando mi actividad onírica sunshine

Si estás a miles de km, si nadie más que ambos dos viven en esa casa, si no hay niños saltando y no tenés un perro de gran Danés que lo use de cucha, bueno, habrá que tomarse en serio el alerta porque, según los fabricantes, los sensores están diseñados para funcionar solo con la actividad sexual, ya que ésta implica un peso diferente a cualquier otra gimnasia que se haga en la superficie del colchón. En declaraciones a la agencia EFE, el ingeniero Iván Miranda, a cargo del invento, explicó que la tecnología es infalible pues “mide el tiempo que tarda en viajar el sonido” para así detectar los cambios de presión sobre el colchón. 

Teniendo en cuenta los altos índices de infidelidad, el sistema viene a darle pruebas concluyentes a los incautos, sobre todo a los españoles. Según las encuestas son los más infieles de Europa y en el 94% de los casos, la practican en su propia casa, dice Miranda. Para los que quieran importarlo, ahora que se abrió el puerta a puerta, pueden comprarlo vía la web de la empresa. Aunque, pensándolo, antes que gastarse un dinero en semejante cosa habría que elegir mejor a la persona con la compartimos la almohada…

Sin comentarios

Sobre la venta de profilácticos y el deseo de los argentinos

Al ex candidato a presidente lo han gastado bastante en las últimas semanas, después de que salió a decir públicamente que hasta la venta de preservativos había caído porque, a causa de la crisis económica, los argentinos tienen menos relaciones sexuales. ”Están desmotivados” dijo, no sin razón. Seguramente estuvo asesorado a medias, o quizá habló por experiencia propia, pero lo cierto es que se venden menos profilácticos en todo el mundo, y es cierto también que el estrés impacta en la sexualidad de los seres humanos. Pero una cosa no es consecuencia de otra.

Lamentablemente en la Argentina no existen estadísticas ni estudios serios sobre hábitos de la población sexualmente activa como para afirmar tales teorías, en especial la última. “El tema del deseo es el más difícil a la hora de conceptualizar. Si bien es cierto que baja a causa del estrés, no podemos hacer correlaciones tan lineales, pues que haya menos venta de condones no necesariamente se corresponde con menos deseo. La caída de las ventas se puede deber a múltiples variables” aclara Adrián Helien, psiquiatra y sexólogo clínico, coordinador de la División Urología del Hospital Durand. “Por otro lado el deseo es muy difícil de medir ya que podemos tener relaciones sexuales sin deseo, y no todos los que tienen deseo tienen relaciones sexuales. Está plenamente comprobado que el estrés influye negativamente a la hora del sexo, pues el estrés desencadena una serie de fenómenos que preparan el cuerpo y la mente para afrontar peligros. Todo lo contrario de lo que necesitamos para disfrutar. El estrés es uno de los grandes productores de disfunciones sexuales. No solo del deseo, si no de la excitación y el orgasmo” aclara Helien.

Respecto de la venta de preservativos, y a propósito de haberse celebrado la semana pasada el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, vale aclarar que hoy mucha gente ha dejado de usarlos porque cree que el “peligro” mayor pasó, que los avances de la medicina han controlado la enfermedad y por lo tanto que “las posibilidades de contagio son menores”. De hecho, habrán observado que ya no se hacen aquellas grandes campañas de concientización masiva que vimos en los medios de comunicación durante los años 90. Sin embargo lo que ha crecido exponencialmente es la población de adultos mayores infectados con el virus porque, oh oh, los abuelos también hacen cositas bajo las sábanas, contrariamente a lo que muchos hijos quieren creer. Desde que se “perfeccionó” el do Sildenadil (conocido al principio como Viagra) muchos hombres mayores que nunca habían usado protección volvieron al circuito de citas, especialmente a los prostíbulos, mientras que muchas mujeres viudas o solas empezaron a recurrir a los servicios de pago.

sexo para vivir más, y mejor Foto Erwin Olaff

Esa realidad, que suena fuerte, guste o no, se traduce en las cifras. Según los datos recogidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos, en 2012 las personas mayores de 55 años representaban la cuarta parte de la población infectada con VIH en el país, donde más del 10% de los nuevos casos se da en personas mayores de 50. “La negación de la sexualidad de los mayores ha hecho que se descuide toda la prevención del VIH, pero ahora hay una tendencia en muchos países de trabajar con ellos”, afirmó la psicóloga María Pérez Conchillo, del Instituto Espill de Valencia, en una nota publicada en El País de Madrid, propósito de la fecha.

En fin. Las enfermedades de trasmisión sexual se propagan sin pausa, y solo los profilácticos nos permitirán seguir pasándola bien hasta el fin de nuestros días. La falta de deseo es otra cosa bien distinta, pues se trata de mantener lubricado el cerebro. Sin eso, no hay nada.

Sin comentarios

Los hombres se ocupan más por lucir bien en ropa interior

Con una muy querida amiga solíamos ir a ver los recitales de Sandro con la cartera llena de bombachas para cumplirle al ídolo el sagrado ritual de arrojárselas al escenario, en señal de que el fuego seguía intacto. Éramos ardientes y devotísimas fans de aquel hombre divino, dueño de la boca más sexy de todos los tiempos, aunque es cierto que no le ofrendábamos nuestras mejores “galas” sino unos calzones de algodón comprados en un puestito callejero atendido por una chola encantadora que nos hacía dos por uno. Ella misma no les veía mejor destino a esas prendas gigantes que en casa de mi abuela terminaban convertidas en patines para encerar el piso.

La ropa interior siempre será una preocupación para el género femenino, sobre todo en las primeras citas románticas. Hasta hace poco el dress code mandaba a estar conjuntadas y a no repetir modelo, pero en los últimos años la hipersexualización de la sociedad y el auge de la literatura erótica magnificaron el rol de la lencería al punto de reivindicar la estética sado, las mezclas y hasta dignificar el corpiño con relleno, devenido en el preferido de los hombres contemporáneos. Así lo afirmaba una encuesta realizada por el portal askmen y el diario The Huffington Post: al 49% de los varones consultados les encanta el push up, “aun cuando creaban un efecto que no era real”.

adiós al bralette..sunshine

Tan competitivo es el mercado de citas y tan grande la presión por agradar, que en la carrera todos queremos lucir lo mejor posible bajo los lienzos. Según un estudio de Persistence Market Research en 2015 la ropa interior masculina generó más de 8000 millones de dólares y se cree que las ventas subirán 5,8% en 2020. El sector apunta al cliente de entre 36 y 45 años que representa el 24.2% del mercado y compra pensando en la impresión que puede causar en la mujer. “Ocupa un papel fundamental para la excitación femenina, mejorando la primera impresión y acelerando los biorritmos” confirma la psicóloga Ángela Sampedro, consultada a propósito del tema.

En buena hora archivaron las prendas con los elásticos vencidos y deformadas por el lavarropas, pues si bien son muy dignas, a la hora de concretar, restan. Claro que todavía quedan batallas mayores: el slip.

Sin comentarios

En Europa creen que usar ropa sexy justifica el abuso

Leo con pena las últimas noticias sobre el crecimiento de la violencia machista en Europa, donde al parecer es un fenómeno ampliamente generalizado, tan generalizado que incluso “el 15% de la población aún lo considera un asunto privado que debería de resolverse en el ámbito de la familia” dice el texto de la agencia EFE. Esa percepción de la realidad que viven muchas mujeres surge de una encuesta realizada entre 28.000 personas de los 28 países de la UE, a propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Lo preocupante es que a estas alturas del siglo haya quienes sigan pensando que cualquier víctima también es culpable: el 27% de los europeos considera que el sexo no consentido podría justificarse si se consume alcohol (11%), si la víctima lleva “ropa sexy” (10%) o si en el pasado había tenido varias parejas sexuales. Ya ven, el primer mundo también “atrasa”.

la lucha continua… Sunshine

Días pasados, después de devorar el último capítulo de The Tudors, la fabulosa serie de Netflix, me puse a reflexionar sobre el poco tiempo que han tenido las mujeres para recuperarse de tantos siglos de crueldades e injusticias. En la Inglaterra del 1500 literalmente te cortaban la cabeza si tu marido descubría que tenías un pasado sentimental, y peor te iba si tenías ideas propias y revolucionarias (pobrecita Ana Bolena), como hizo Enrique VIII con dos de sus cinco esposas, que además debieron soportar en silencio los cuernos que les ponía sistemáticamente con cuanta doncella cruzara cerca. No quiero imaginar la saña ese personaje, de haber vivido en esta época de Tinder y vibradores.

Como dice el cable de EFE, la Comisión Europea se ha movilizado para que en 2017 acabe el flagelo de la violencia contra las mujeres mediante legislación concreta y campañas de concientización. De hecho parece que dispuso 10 millones de euros para proyectos sociales y contención a las víctimas. En cuanto a la encuesta, también muestra que un 74% de la población europea cree que “la violencia doméstica es común” y un 23% conoce a víctimas entre sus amigas o familiares. Pero uno de cada cuatro testigos (28%) calla.

La gran paradoja es que los hombres son educados por mujeres…..  

Sin comentarios

La pornovenganza será un delito en Argentina

El Senado local se ha puesto a trabajar para sacar de la parrilla leyes y proyectos pendientes antes del fin de año, y una de las que aprobó esta madrugada, a toda luz, es la que pena la “pornovenganza”.

De aquí en más, apenas sea reglamentada, le tocará entre 4 y seis meses de prisión a quien difunda imágenes de desnudez y contenido sexual explicito sin consentimiento de las partes involucradas”, dice el texto original. Esto va especialmente para los amantes despechados que en venganza suelen filtrar a las redes sociales videos y fotografías de la intimidad más íntima, con el fin de desprestigiar al ex. También es cierto que mucha gente recurre a este artilugio para crearse fama. Ya tenemos casos concretos de celebrities locales que “construyeron” su personaje a costa de publicar contenido visual comprometido con alguien famoso.

En cualquier caso, la ley es un gran avance, habida cuenta de lo fácil que es hoy destruir la reputación de las personas. Ya en Japón está vigente la misma norma, con multas altisimas en dinero y que alcanza incluso a los proveedores de Internet.

robar momentos “sugestivos”, también será delito?

Un cable de la agencia Telám dice que la Cámara de Senadores aprobó este miércoles por unanimidad, sin debate, y giró a Diputados, un proyecto de ley que reprime con la pena de prisión a quien difunda “imágenes de desnudez total o videos de contenido sexual o erótico de una o más personas” sin el permiso de los protagonistas. Además, según interpreto, será delito difundir “selfies” sin ropas y en situaciones eróticas aunque, para tomarlas, hubiera habido consentimiento de las partes, punto éste del proyecto que no resulta muy claro. Si uno se retrata junto a su partenaire luego de un encuentro, y decide compartir el momento con la comunidad de Instagram o Twitter, ¿dónde estaría la infracción? ¿y si solo fuera una pose? ¿no va en contra de la libertad de “expresión”?

“La persona condenada será obligada a arbitrar los mecanismos necesarios para retirar de circulación o bloquear el material, a su costa y en un plazo inminente” dice el texto del proyecto de la senadora sanjuanina Marina Riofrío (PJ-FPV).  En fin, y en buena hora! 

Sin comentarios

El sexo casual no es para todos

A menos de una hora de haber concluido el acto, luego de fumar un cigarrillo e intercambiar los elogios de rigor (“qué lindo sos”, “que buen lomo tenés”) ella fue al toilette y cuando volvió él ya estaba sacudiendo las sábanas y poniendo en orden el cuarto, apurado por borrar cualquier evidencia del paso por su cama, y por su corazón. Que poca consideración reina entre los seres humanos hoy en día!. Minimamente debemos esperar a que el otro cierre la puerta para dar vuelta la página, es una regla de etiqueta básica entre los miembros del club. Por gestos como esos es que a la larga uno acaba abandonando este deporte, pues las relaciones casuales no son para siempre pero, sobre todo, no son para todos.

La sociosexualidad contemporánea obliga a desarrollar nuevas habilidades emocionales para sobrellevar los efectos secundarios de acostarse con extraños. Por eso es que, abolido casi por completo el sentimiento de culpa o remordimiento que acompañaba a las mujeres luego de un encuentro fugaz, en el siglo XXI para tener sexo sin después y no morir en el intento debemos entrenar la resignación (se lo tragará la tierra y no contestará ni un solo whatsApp ) y la paciencia (la pasaremos de maravillas pero con suerte conseguiremos un orgasmo).

Según un estudio de la psicóloga Anne Campbell, de la Universidad de Durham (Reino Unido), solo un 54% de las mujeres disfruta del encuentro esporádico mientras que el 80% de los hombres la pasa bien. La mayoría de ellas no alcanzaba el orgasmo en el primer match. Otra investigación elaborada a lo largo de cinco años por un equipo de sociólogos de la Universidad de Nueva York coincidía en que en las relaciones casuales sólo el 40% alcanzaba el clímax, frente al 75% de mujeres que lo conseguía dentro de una pareja estable. La noticia es que hoy esa frustración es compartida.

pagamos a medias el precio de la tentación wildhearts

Una investigación de la Norwegian University of Science and Technology en colaboración con otras casas de altos estudios, realizada entre hombres y mujeres de 30 años de los Estados Unidos, Brasil, Canadá y Noruega, demostró que tras una aventura ambos pueden quedar preocupados por su reputación y en consecuencia sentir tristeza, soledad, inseguridad, miedo, impotencia y confusión mental. En promedio, entre el 79% y el 89% de las veces ellos experimentan alguna de esas emociones, mientras que las mujeres entre el 86% y 89%, cifras que en cualquier caso revelan el eterno conflicto que existe entre lo que esperamos en un encuentro sexual y lo que realmente obtenemos de él, dicen los autores.

Así las cosas. Mientras las mujeres ganan seguridad y confianza en sí mismas, a la hora de la performance los hombres están cada vez más exigidos. Esa presión por alcanzar la meta genera grandes dosis de angustia e inseguridad en la población masculina. He ahí el apuro por tender la cama y dar vuelta la página….

Sin comentarios

Sploshing, el fetichismo de untarse en comida

A quienes les gusta cocinar, comer y tener sexo en idénticas proporciones, es decir, a los gastrosexuales o sibaritas de la vida, esta práctica puede gustarles hasta el empachoSe trata de excitarse embadurnados en comida, y en bebida, pues hay que digerir lo sólido, claro. Este entrenimiento parece ideal para los nostálgicos que pasaron los 40 y que todavía se erotizan con aquella escena de 9 Semanas y media en la que ambos protagonistas frente a un frigorífico se ponen a comer y a chuparse los dedos, hasta terminar frotándose con el menú. Sexo vintage!

El sploshing, así se llama esta variante fetichista, consiste en eso: en untarse mutuamente (desnudos o vestidos) con lo que tengan a mano en la heladera para luego “devorar” la comida sobre el cuerpo del otro. La intención es aumentar el placer sexual estimulando las papilas que irán explorando sabores, texturas y olores, explica su inventor, un tal Bill Shipton. Para el juego valen aquellos alimentos untuosos, ejemplo, crema, helado, flanes, tortas, miel, agua, jugo, yogur, fideos con tuco, sopas y cualquier comestible que no pique ni cause irritación en las zonas erógenas (evitar la pimienta, el ají locoto, etc.).

Dentro de las locuras cotidianas que trama el ser humano en su incesante búsqueda por aumentar el goce, algo que data ya desde tiempos remotos, cuando comenzamos a atribuirle poderes mágicos a ciertos alimentos, ésta debe ser de las técnicas más naive y menos arriesgadas. No causa dolor, ni la muerte de ningún ser inocente. A lo sumo engordamos, o nos rompemos la espalda fregando la escena después de la sesión.

Indagando en los infinitos laberintos de este club fue que encontré un ensayo titulado Cake Hols realizado por el fotógrafo vietnamita Jo Duck, que ha tenido la genial idea de retratar una serie de culos aplastando tortas, como síntesis del morbo. Y como corresponde, viene con videíto incluido. En fin, juzgad vosotros.

pobre cereza!

 En Argentina, con lo cuestan los productos de la canasta básica, creo que con un poco de picadillo o paté en lata nos las arreglaremos bastante bien!

Sin comentarios

Fiestas de divorcio, un negocio en alza

Así como la píldora anticonceptiva en su momento, hoy son las redes de citas las que impulsan una segunda revolución sexual femenina. Pensaba en eso mientras chateaba con una conocida que escribió desde Miami para contarme que había asistido recientemente a su primera “fiesta de divorcio”, una celebración tan insólita como esos funerales donde sirven champagne y bocaditos. En el evento hubo quema del vestido de novia, entre otros rituales, y al día siguiente la flamante separada partió a las playas de Tailandia para “estrenar” su nueva soltería.

Así las cosas en este siglo XXI.  La postal de la divorciada feliz expresa esa máxima de moda que dice que para sanar hay que saber soltar, incluso a las personas. En ese sentido, un estudio realizado en 2015 por el sociólogo Michael Rosenfeld de la Universidad de Standford (EEUU) entre más de 2000 parejas heterosexuales confirma que las mujeres son las primeras en pedir el divorcio (el 69%) y que tras la separación la mayoría se siente más feliz que al comienzo del vínculo“El 75% prefiere estar sola y feliz antes que en una relación, frente al 58% de los hombres”, sostiene Rosenfeld. Aquel sondeo también ponía en evidencia que solo una de cada cuatro se arrepiente (frente al 40% de los hombres), algo entendible si recordamos que para muchas el matrimonio significa duplicar las horas de trabajo semanal, entre otros yugos de la convivencia.

….free! sunshine 

Pero volviendo al punto de partida, eso de cerrar con un buen broche una etapa tan importante se ha vuelto negocio jugoso en los países civilizados, donde hasta existen las divorce party planeers, empresas encargadas de organizar ceremonias divertidas y originales para exorcizar la pena. La intención es quitarle dramatismo al momento y ayudar a las personas a resetar su vida, lo que suena bien si fuera cierto que para estar mejor bastan un poco de alcohol y buenas amigas. En tal caso, más efectivo sería emprender un viaje para renovar energías y despejar la mente, por ejemplo, a un destino exótico a trasmano de los circuitos turísticos habituales. 

retrato de una realidad no siempre justa

Les paso un dato, por si están pasando por ese trance: en la pequeña ciudad de Lisdoonvarna, Irlanda, se celebra desde hace 150 años el famoso Festival de Matchmaking donde cada año se dan cita más de 40.000 solos y solas listos para volver a enamorarse, aunque sea por unas horas….

Sin comentarios

Cierra en Paris el Museo del Erotismo

Una de las piezas más extrañas, bizarras y originales para el autoplacer femenino la vi en Paris hace 15 años, exactamente en el Museo del Erotismo ubicado a pasos del Moulin Rouge y del barrio de Montmartre.

Aquel asiento era una simple sillita con un sistema mecánico en su interior que hacia girar, no recuerdo si a pedal o cómo, una especie de rueda de lenguas que vendrían a cumplir la función del sexo oral, invento que seguramente fue pionero en su tiempo y que hoy sido superado por la industria del juguete para adultos. La noticia es que justo ahora, cuando el sexo y el erotismo han tomado vuelo “cultural” en todo el mundo, cuando hay cada vez más muestras temáticas en museos importantes y crecen los coleccionistas privados, el querido museo fundado en 1998 cerró sus puertas la semana pasada.

Según parece el dueño del edificio no quiso renovarles el alquiler a los fundadores del espacio, Jo Khalifa y Alain Plumey, una pareja que durante 30 años se dedicó a recorrer el mundo recolectando piezas curiosas de arte popular y contemporáneo erótico hasta que conforman una colección de más de 2000 objetos, entre obras de arte y adminículos para el goce sexual. Cerca de 500 personas y otras tantas vía online se dieron cita el domingo en la casa de remates Cornette de Saint Cyr que sacó a la venta 650 lotes.

la silita placentera Le Figaro

Además de consoladores de todas las épocas, muebles y herramientas para prácticas de todo tipo, como un cinturón de castidad del siglo XIX, también contaba con un bajorrelieve de Salvador Dalí que representa una versión de su obra “Joven virgen autosodomizada por los cuernos de su propia castidad”, y un Kama Sutra artesanal realizado en bambú. El diario Le Fígaro, que publica la subasta, destaca la notable colección de fotografías antiguas que retratan el ambiente de los burdeles parisinos a principios del siglo pasado.

cubiertos fálicos AFP

Una lástima, por la cantidad de visitantes que recibía era casi un paseo obligado, un icono de Paris, como al torre, la baguette y la vie en rose.

Sin comentarios

Mitos y verdades sobre la falta de relaciones sexuales

Me ha parecido de una valentía escalofriante la confesión que hizo la ex modelo Carmen Yazalde semanas atrás, cuando en un programa de televisión afirmó que desde hace 14 años no tiene relaciones sexuales con nadie. Ha cumplido 65, por lo que deduzco que dejó de acostarse con personas a los 51. Haciendo comparaciones generales, su caso vendría a ser equivalente al de la bailarina de tango María Nieves Rego, que a los 81 años sigue fumando poco menos de un atadito diario, vicio que, como ella misma dice, la convierte en la prueba viviente de que el tabaco no siempre mata. La vitalidad de Carmen vendría a refutar esas teorías acerca de que la abstinencia o el celibato es grave para la salud y la belleza femenina, pues está a la vista el cutis espléndido y el humor inteligente de esta divina mujer que habla en portuñol y sabe reírse de sí misma.

Por eso me pregunto hasta qué punto es cierta toda esa literatura científica que divulgamos sin pausa desde hace algunos años. Hay que tener contacto sexual regularmente para no sufrir del corazón, de hipertensión, diabetes y obesidad, para mantener tersa la piel, pero es cierto que lo mismo se consigue eliminando las grasas malas de la dieta, haciendo gimnasia a diario y evitando la mala sangre. Sin embargo, la falta de actividad sexual sí podría ser preocupante cuando es involuntaria, cuando querés y no podés, según afirma Modesto Rey, ginecólogo y sexólogo del Hospital Universitario de Burgos, España.

Consultado por el tema en un extenso e interesante artículo sobre el mito (¿?) hoy tan extendido, Rey confirma además que nadie deja de tener sexo o vida sexual mientras esté vivo, pues las fantasías eróticas “operan” en las hormonas sin pedirnos permiso. Sucede, simplemente. “Nadie puede dejar de comportarse como ser sexual. ¿Qué es la abstinencia, no tener prácticas con otras personas, no tener autoerotismo? ¿Alguien puede anular las fantasías sexuales y sus interacciones con el sistema emocional y físico? La abstinencia solo podría referirse a la falta de prácticas orientadas al orgasmo. Pero no hay estudios que evalúen su impacto en la salud de las personas que han decidido no tenerlas por razones morales o místicas o por miedos. A nivel psicológico, depende de la motivación de cada persona. Conocemos casos en consulta de quienes no tienen relaciones sexuales, pero no padecen trastornos. El problema de fondo es cómo se evidencia el conflicto de quien quiere tener relaciones pero no las tiene”, sostiene. “La actividad sexual aporta salud, pero una persona que decide ser abstinente porque lo ha decidido con libertad, no tiene ningún tipo de perjuicio en la salud. La sexualidad es un elemento importantísimo, pero si alguien decide pasar de ella puede estar perfectamente sana”, confirma en el mismo artículo Manuel Lucas, presidente de la Sociedad Española de Intervención en Sexología.

ni asexuales ni enfermos: libres….sunshine

Tal es la presión por hacerlo en esta sociedad hipersexualizada, que al final resulta un bumerán: léase, es perfectamente entendible la pérdida de ganas. Es como haberse intoxicado con chocolate y después no poder ni olerlo. El desinterés tampoco convierte a un individuo en asexual, una orientación hoy día reconocida como tal debido al alto número de adeptos al club, en todo el mundo (dicen que cerca del 4% de la población mundial).

Conclusión, a Carmen no le gustó nadie lo suficiente en estos últimos 14 años (he ahí el nudo del asunto) pero seguramente la ha pasado muy bien consigo misma, pues a cierta altura se sabe con certeza que, tanto el sexo como la opinión de los demás, no son la quintaesencia de la vida….

Sin comentarios