Reír juntos por 15 minutos aumenta el deseo sexual

Yo era una chica con mucho sentido del humor… hasta que entré a Tinder y me topé con una corte de individuos faltos de imaginación e insensibles a la sutileza. Sin ir más lejos, uno pensó que yo era un travesti solo porque publiqué una foto con mi mejor amigo, y he de confesar que me hizo tanta gracia el desplante que lamenté profundamente que me bloqueara el perfil. Estaba dispuesta a perdonar tamaña discriminación, pues pese a que en su perfil había imágenes dudosas (acusaba 40 pero daba 50) el tipo me hizo reír un rato (y a mis amigas). De ésos, de los graciosos de verdad, hay uno en cien. Y cuando aparece… sugiero atarlo con cinchas a la pata de la cama!.

Según un estudio del psicólogo Eric Bressler, de la McMaster University de Canadá, el humor es clave para aumentar el deseo y sostener una pareja. En sus trabajos concluyó que el 62% de las mujeres elige a aquellos hombres que la hagan reír y a su vez el 65% de los varones buscan mujeres capaces de apreciar sus chistes (…y bué, en la desesperación algunas terminamos ven belleza donde no la hay!!). Lo cierto es que esta teoría, del humor como ingrediente erótico, podría tomarse seriamente ya que refuerza otra encuesta realizada por otro especialista, Geoffrey Miller, quien demostró que los hombres con más capacidad para hacer reír al sexo opuesto son los que más parejas sexuales tienen a lo largo de su vida.

jaja jeje foto via bleeblu

Muy bien. Pero a no olvidar que la risa funciona solo si el chiste es bueno, si está en tu frecuencia. Aunque, claro, ya sería ya mucho pedir que además de gustarnos compartiéramos el mismo sentido del humor. Según un trabajo de la Universidad de Nueva York, reírse juntos por 15 minutos ayuda a liberar el estrés gracias a la producción de endorfinas, que aumenta el atractivo individual, la empatía, y mejora la circulación de la sangre, tan necesaria para la feliz materialización del encuentro.

En fin, que sea con humor, entonces..

Sin comentarios

Hombres y mujeres prefieren sexo con la luz apagada

Quisiera que el tiempo se detuviera entre las 6 y 7 de la tarde en otoño, y de 7 a 8 en verano. Woody Allen piensa lo mismo que yo: es el horario del día en el que todos nos vemos bellos, favorecidos por la luz de un sol que cae débil, envolviéndolo todo con esa aura dorada, tan sentadora. Cualquier individuo se vuelve un ser digno de amor a esas horas pictóricas. Por eso mismo detesto las dicroicas de los probadores, los foquitos blancos de bajo consumo y el tubo tipo quirófano. En fin. Si el sexo no se da en esas horas mágicas, la mejor luz artificial sigue siendo la de los telos. Por retro que sea la decoración ahí dentro la iluminación está estudiaba para que uno se vea apetecible, sin sombras que te dupliquen la figura ni las ojeras de panda, sobre todo si te toca estar arriba….

Sin embargo las timideces e inseguridades propias de hombres y mujeres han alentado aquello tener sexo con el velador apagado, cosa absurda porque la vista es un ingrediente vital, antes y durante. Sin embargo, igual que Greenpece que sugiere velas en lugar de lamparitas, un curioso comercial lanzado por el gobierno alemán insta a los habitantes ahorrar energía eléctrica también a la hora de la intimidad, según leo en El País de España. “El mundo te dará las gracias”, dice el eslogan de la campaña publicitaria en la que una niña descubre a sus papás empolvados en el living. El consejo es razonable: si vamos a salvar el planeta que sea en todo momento, pero fomentar el sexo en la oscuridad es estimular la baja autoestima, y de ese flagelo también hay que salvar al planeta.

 La idea de andar a ciegas, tanteando en la oscuridad las formas de la persona elegida, privándonos de contemplar su éxtasis (en caso de conseguirlo), es un recurso del tiempo de las abuelas, y vaya a saber si las abuelas lo practicaban así. Aunque hay algunas encuestas contemporáneas que demuestran que nosotros, los de hoy, no estamos tan evolucionados en ese sentido. Sin ir más lejos, la firma de juguetes eróticos Adam & Eve le preguntó a 1000 clientes de EEUU cómo lo preferían: solo el 10% dijo que le gustaba hacerlo con las luces prendidas. Un 41% lo prefería a oscuras, y un 48% dijo variar la intensidad a medida que subía la temperatura (cómo sería eso, con una sola mano?). En Facebook los seguidores dieron la misma respuesta: al 40% le gustaba ir oscureciendo el ambiente, otro 40% quería oscuridad y solo el 20% quería verse las caras.

asumida, y a plena luz del día Foto Gza Sport Illustrated

El diario inglés The Telegraph hizo otra encuesta en 2010, según cuenta la nota, pero el sondeo se limitó a las mujeres: el 61% prefería las luces apagadas, un 48% permanecían semivestidas durante la relación sexual, y dentro de ese grupo, el 54% lo hacía porque eso les daba más confianza. Pero resulta que los hombres también están acomplejados por la dimensión de la barriga y las tetillas caídas, entre otras. Una cadena de delivery dietético, Diet Chef, consultó entre sus clientes y las conclusiones revelaron serios problemas de autoestima en este sector, ya que una cuarta parte de los encuestados (1077 varones) admitió practicar sexo a oscuras porque no están cómodos con su figura. El 45% creía tener sobrepeso y un 16% se calificaba como obeso; mientras el vientre era la parte que menos le gustaba a un 64% de ellos.

En fin, gastar luz o no es lo de menos a estas alturas del siglo tan visual, cuando la imagen parece ser lo único importante. Y ¿quién no desea verse impoluto, con la piel tensa y tersa, cual modelo de Vogue? Todos, pero lo cierto es que nadie lo consigue, a menos que te hagan fotoshop. Nos quedan algunas estrategias antes de caer en las tinieblas: por ejemplo, quedarse con una parte del vestuario puesto, hacerlo entre las 7 y las 8 si es al aire libre (en verano), usar (ambos) un antifaz de encaje que permita ver algo de carne, poner el pañuelo o una prenda sobre el velador para bajar la luminosidad (ojo, que no se prenda fuego), dejar la ventana abierta cuando hay luna y elegir definitivamente una lamparita adecuada.

Recomiendo ampliamente las de bajo consumo color durazno, y si todavía siguen sintiéndose incómodos, ¡un buen espumante, y listo!

Sin comentarios

Las diferencias entre el porno y el sexo real

Casualmente una colega me pregunta que fue de los cines porno de esta ciudad y le cuento que creo que quedan pocos, para heterosexuales, al menos, pues entre otras razones hoy la industria del XXX está muy “competida” por los canales de porno casero, que cualquiera puede ver (y filmar) desde (y con) cualquier dispositivo. Pero de la pregunta surgió la repregunta: ¿esas escenas protagonizadas por gentes del montón y no por modelos superdotados y chicas multiorgásmicas y jadeantes, son necesariamente sexo real? Hum…qué decir?

Este simpàtico video que oportunamente me acercó un amigo ilustra con ingeniosas metáforas gastronómicas la diferencia entre una cosa y otra, aunque no responde la última pregunta…Diviértanse, es apto para todo público!

Sin comentarios

La adrenalina, más eficaz que una cena romántica

Ninguna de mis amistades ha celebrado San Valentín, quizás porque efectivamente ni una cena romántica, ni flores, ni un fin de semana encerrados en la cama de un hotel boutique bastan para aumentar ni asegurarnos el amor de nadie. En buena hora si no es tu estilo de conquista, pues aunque los regalos y las atenciones son bienvenidas, en rigor, no definen nada. Según dos antiguos experimentos el mejor escenario para el amor siguen siendo las situaciones que disparan la adrenalina, como las que vemos en las películas, cuando ella está en peligro y el héroe la rescata, ejemplo, la típica escena del avión que cae en picada y a punto de estrellarse el piloto salva el vuelo con una maniobra genial, entonces la heroína aterrada queda prendada del señor, sea o no un espléndido. Es decir, un susto, una emoción inesperada pueden hacer que la chispa prenda.

Los psicólogos canadienses Donald Dutton y Art Aron le pidieron a un grupo de voluntarios que cruzaran dos puentes muy distintos que hay sobre el río Capilano, en Canadá: uno está suspendido a 150 mts de altura y se tambalea sobre las piedras de un profundo cañón; el otro es un puente sólido, ancho y de poca altura en la misma zona. A mitad de camino los interceptaba una encuestadora joven y bonita que pedía que le respondieran unas preguntas para un trabajo de su Universidad. Terminado el cuestionario, les daba su teléfono y sugería que la llamaran en caso de tener algo más que agregar. Nueve de los treinta y dos participantes que eligieron el inestable puente colgante se sintieron lo suficientemente atraídos por la entrevistadora como para llamarla, mientras que de los que cruzaron el puente menos arriesgado solo dos sintieron la necesidad de retomar el contacto, cuenta una nota publicada a propósito del Dia de los Enamorados.

ay…. te alcancé! foto via gza goodbyebabylon.

La adrenalina de los voluntarios que cruzaron el puente flojo subió por la sensación de estar a 150 mts del suelo, eso aumentó los latidos cardiacos y la respiración, además de generar cierta debilidad en las piernas, síntomas externos del miedo y que son prácticamente iguales a lo que sentimos cuando estamos cerca de alguien que nos gusta. Equivocarse al atribuir esos síntomas al encuentro con la entrevistadora es lo que hizo que los voluntarios que cruzaron el puente de madera sintieran atracción por la chica de la encuesta. A eso le llaman “atribución errónea de la activación o excitación (arousal)” y se refiere al error que cometemos al identificar la causa de lo que sentimos. Quienes cruzaron el puente seguro no experimentaron tales síntomas, y por eso la misma entrevistadora tuvo menos éxito. Quedaba probado que en situaciones de riesgo la posibilidad de enamorarnos de la persona que tenemos enfrente es mayor, aunque sea la equivocada.

Los mismo pasa cuando corremos. Tanta dopamina y adrenalina segregamos que

Seguir leyendo

Sin comentarios

Viagra Cream, o helado de afrodisíacos para mujeres

Como siempre la industria del entretenimiento no deja de sorprender
a la incauta audiencia femenina que espera con gran morbo el estreno de 50 Sombras de Grey, horas antes de otra fecha significativa para las más románticas de la platea: el día de los “enamorados”, o San Valentín. Casualmente, bueno no tan casualmente, hace unos días leí en el NY Times online que entre los festejos y rituales previos un zoológico de EEUU había inventado un juego para amantes despechados que incluía permitirle a los visitantes bautizar a una pobre cucaracha con el nombre de un ex.

Ahora leo que una fábrica de helados de Londres acaba de lanzar, en sintonía con la película, un helado de afrodisíacos para mujeres. El heladito fabricado por la empresa Licktators a base de ingredientes capaces de aumentar el apetito sexual femenino causaría el mismo efecto que el Sildenafil en los hombres (prolongar el deseo, imagino, en este caso) según publica el diario Daily Mail. La empresa es inglesa y en la promoción aseguran que el postre contiene “una triple cantidad de afrodisíacos que provocarán un impulso sexual extra en las mujeres, y de forma totalmente natural”.

placer es comer lo que te gusta raisedbythewolvesau via thisisnt happiness

Ajá. Yo ni por las dudas lo probaría….pero porque en la fórmula hay grandes dosis de chocolate amargo y crema de leche, cóctel explosivo para las caderas en estos meses de bikini. Los fabricantes argumentan que el cacao seleccionado para preparar el sabor favorece la liberación de serotonina o la llamada “hormona del placer” (yo creo que la hormona del placer es la oxitocina, y que la serotonina, al revés, da sueño, en fin).

Por las dudas, diría que no se enganchen con el asunto de los afrodisíacos, a menos que sea una excusa para jugar o hacer algo distinto con tu querido/a, pero no esperen milagros de una nuez o de una ostra. Es una falsa ilusión…. Además, en pos de pasarla bien por ahí el experimento termina causando el efecto contrario, o alguna reacción indeseable….

Mejor ir por el medio kilo de frambuesa y chocolate de siempre, o lo que te guste comer. Y una buena película erótica, o de última, porno!.

Sin comentarios

Ya fabrican juguetes eróticos en San Juan

Hace unos días le contaba a unas amigas que me corté un dedo tratando de sacar con un cuchillo la tapa donde van las pilas del vibrador, y así del tema – felizmente tengo amigas siglo XXI – tuve noticias de algunos chiches cuya existencia y utilidades desconocía. Hice un gran descubrimiento a respecto, pero ahora quería contarles que en San Juan acaba abrir una fábrica de juguetes para adultos, una patriada habida cuenta del parate en el que vivimos.

Eso: sustituir las importaciones se propone el programa nacional Capital Semilla, que acaba de prestarle fondos a la empresaria sanjuanina Natalia Clop para que se lance a producir juguetes eróticos: “Decidí presentarme al Capital Semilla porque yo ya tengo un sex shop online. Es un proyecto que arrancó muy suave (sic) y después se fueron incorporando cosas. La demanda fue creciendo, en San Juan es un nicho que no está desarrollado. Contactándome con gente de otras provincias descubrí que pasaba lo mismo. Entonces se me ocurrió que con el Capital Semilla, presentándome como productora, podía abaratar un montón de costos suplantando las importaciones de estos productos” dijo la emprendedora en una entrevista con el Diario La Provincia.

...a que no se imaginan donde està el juguete? marvelous

Natalia confiesa que lo que parecía simple empezó a complicarse. Y debe ser complicado, claro.” Para presentar el proyecto había hecho averiguaciones, pero después me encuentro con que era más complicado. Estoy trabajando con bioingenieros y artistas plásticos para asegurarnos que sea lo más estético y al mismo tiempo hipoalergénico. El proyecto fue presentado para la fábrica de productos eróticos para adultos y marroquinería, es decir: látigos, esposas. A eso ya lo estoy haciendo. Es todo un arte que requiere mucho trabajo, pero me encanta porque es un gran desafío” admitió.

En cuanto a los consoladores, dice que estarán listos en un mes porque los moldes y motores ya están confeccionados. “Mucha gente se ha entusiasmado. Y quiero que estén seguros de que todo va a estar certificado, y no va a tener contraindicaciones. La idea es que el proyecto se pueda exportar. Por lo pronto ya tengo revendedores en San Luis y en Santa Cruz. Por supuesto que el préstamo de Capital Semilla no cubre todos los gastos, pero es un empujón fantástico”

Bueno, esperemos que tambien lleguen a los sex shops de Buenos Aires, acá no hay aduana que lo impida!

Sin comentarios

Los hombres interpretan mal las señales eróticas

Si me han enviado alguna señal en estos días debo decirle al remitente que mi parabólica está fallando, tal vez porque aun que no me fui de vacaciones o bien las señales fueron puro humo, es decir, confusas. Con tal de no ser obvios uno suele ser moderado a la hora de mostrar interés por alguien, y casi siempre especulamos con que el otro será claro, entonces. Pero cuestión es que en ese especular suceden los eternos desencuentros. En un mundo donde ya todo es cada vez más complicado, las relaciones sentimentales deberían simplificarse, salir con fritas, digamos. Mis amigas dicen que soy demasiado práctica y que la saga de los vínculos entre hombres y mujeres es así: algunas pocas personas coinciden, el resto… termina con el equivocado/a. En fin. Si existe interés sexual, por qué dar tantas vueltas, eh? Felizmente esta inquietud inquieta a todas las mujeres del planeta.

Una mujer o un hombre que se sienten atraídos muestran diversas señales pero mientras ella piensa que él únicamente está tratando de ser amable, él entiende que es ella es amistosa. Es que casi siempre malinterpretamos esas “señales” o “pistas” del sexo opuesto, según un reciente estudio del Departamento de Psicología de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología (Noruega) y que publica la revista Evolutionary Psychology. En buena hora los psicólogos evolucionistas indagan en el laberinto de la psicología sexual de género entre las culturas y grupos sociales, gracias a ellos es que tenemos información sobre lo que nos pasa a todos, por igual. Lo que no es consuelo, ni alcanza para justificar la falta de iniciativa, claro.

buscando tu radar, que la señal se corta  buff burns marvelous

“La aptitud reproductiva de un hombre, es decir, la cantidad de descendencia que produzca, depende de la cantidad de mujeres a las que él es capaz de fecundar, pero esa actitud no funciona para las mujeres”, explica Mons Bendixen, coautor de la investigación. “Las mujeres necesitan señales mucho más claras que los hombres antes de considerar mantener relaciones sexuales” dice.

El estudio se hizo entre 308 heterosexuales (el 59% mujeres) de entre 18 y 30 años. La mitad de las mujeres y el 40% de los hombres tenían una relación sentimental cuando se hizo la encuesta. Todos respondieron el mismo cuestionario de otro trabajo similar realizado en EEUU, con idéntico fin. Los resultados fueron también idénticos: tanto hombres como mujeres explicaban que sus señales sociales eran malinterpretadas por el otro, pero los hombres eran los que más veces malinterpretaban las señales.

“Los resultados no son una sorpresa, visto desde una perspectiva evolutiva-. Lo fascinante es que nuestros resultados son idénticos a un estudio realizado en los EE.UU, a pesar de que Noruega es uno de los países sexualmente más liberales que la mayoría en igualdad de género en el mundo. Este hecho debilita alegaciones alternativas sobre que los roles sociales de hombres y mujeres en diferentes culturas determinan su psicología en estas situaciones”, aclara Bendixen.

En fin, ajustando los radares si queremos pasarla bien y disfrutar de la vida, que es corta, dice el cliché…

Sin comentarios

Doce escenas de sexo en 50 Sombras de Grey

Buenos Aires ya está empapelada con los afiches de la película que va a estrenarse en Argentina horas antes del Día de los Enamorados, aunque dicen los medios de todo el mundo que en 50 Sombras de Grey hay más sexo que amor.

Según han contabilizado los críticos de The Sunday Times, en total, el filme inspirado en la famosa saga que ha enloquecido a las mujeres de todo el planeta reivindicando el sadomaso y el bondage, entre otras prácticas de dominación, suma cerca de doce escenas de alto voltaje. Veinte minutos sobre un total de cien de contenido que podría esitar a la incauta platea. “Será la película más lasciva en más de una década” promete el diario, que se puso a comparar el tiempo que los guionistas le dedicaron al sexo explícito y que, según dicen, en este caso supera la suma de escenas eróticas de las 100 películas estrenadas en 2014 entre Estados Unidos y Reino Unido.

La cosa si será interesante si en esos veinte minutos vemos escenas completas, y no abstracciones….

El diario The Guardian destaca que El último tango en París tenía apenas nueve minutitos de calor real y que Eyes Wide Shut, la ultima de Stanley Kubrick que tanto bombo le hicieron (para nada) apenas si mostró en dos minutos algo de todo lo que prometia.

Cuestión es que como siempre habrá que esperar a ver qué consideran “fuerte”, aunque para muchos puede ser poco grato ver disciplinas eróticas antes casi exclusivas del cine XXX. De todas formas, en Estados Unidos solo podrán verla menores de 17 años acompañados de un familiar o tutor, y en el Reino Unido la British Board of Film Classification decidió que quienes tengan menos de 18 directamente no podrán entrar al cine ya que el contenido va contra las normas que acaban de promulgar para las producciones sobre sexo. De todas maneras recuerdo que la misma directora (Taylor-Johnson) ya había anunciado que la escena más polémica se eliminó del guión porque era demasiado…

Yo no le pondría tantas fichas aún, pero admito que me da curiosidad ver cómo recrearon estas prácticas antes ocultas y que ahora han disparado la venta de esposas, antifaces, látigos, maquinaria y demás adminículos de cuero con tachas. Pero si quieren ir entrando en calor les recomiendo que vean La profesión de Irina Palm una de las películas eróticas más jot y saludables de los últimos tiempos….

Sin comentarios

La primera vez define la vida sexual adulta

¿Como fue tu primera vez? Yo solo tengo gratos recuerdos de aquel chico de ojos color ciruela con el que trepábamos por los ríos serranos buscando berros y menta y alguna cascada cristalina donde zambullirnos lejos de la mirada materna…

Supongo que aquellas imágenes fueron pregnantes, por que según dicen, la primera vez es el “ADN” de tu vida sexual. Lo que siga estará condicionado, marcado a fuego, por esa primera experiencia. Si es negativa, los encuentros posteriores estarán notablemente afectados, dice un estudio publicado en el último número de la revista científica The Journal Sexual of Medicine realizado por el departamento de Psicología dela Facultad de Medicina de Dunedin, en Universidad de Otago, Nueva Zelanda. Es más, según el documento, las consecuencias de un debut emocionalmente malo están ligadas a la aparición de posteriores disfunciones sexuales importantes, por eso consideran que la edad de inicio de las relaciones no es tan clave como el lugar o el contexto en que se den. Los factores actitudinales, el contexto, las expectativas y la elección libre del momento son esenciales a la hora de garantizarnos una primera relación placentera y satisfactoria, coinciden los autores. De lo contrario los miedos, ansiedades e inseguridades impactarán en la respuesta sexual (excitación, orgasmo, deseo).

“El grado de frustración que produzca puede predisponer a sentir inseguridad en las siguientes relaciones en cuanto al desempeño sexual” dicen los investigadores. “En los hombres puede acabar generando incluso disfunciones de carácter psicógeno como la disfunción eréctil (DE) y la eyaculación precoz (EP) o la anorgasmia y el vaginismo en las mujeres”. Los más expuestos (por decirlo de alguna manera) podrían ser los varones ya que éstos miden su masculinidad en base al desempeño sexual y se sienten responsables del placer de la mujer, por lo tanto si perciben que no han “estado a la altura” de las circunstancias pueden sentir culpa, lo que impactará en su autoestima y seguridad. Eso se traduciría en las disfunciones mencionadas que todos conocemos.

naturalmente feliz...via marvelous

Aunque una cosa es la primera vez de todas, en rigor siempre estamos debutando. Pero a cierta altura ya deberíamos haber superado la anécdota negativa y dejar que las cosas fluyan, sin darle al sexo demasiada importancia. A veces por magnificarlo tanto es que nunca nos conforman los resultados.

Lo único cierto es que la primera vez no saldrá redondo, sino que será real: todos tenemos vergüenzas, miedos, dudas, inseguridades y lo mejor es no ocultarlas, dicen los expertos en el consultorio. “Si no afrontamos la sexualidad con expectativas realistas estamos abocados a la frustración y a afrontar futuras relaciones desde la inseguridad y el miedo”, apunta el trabajo. “¿Qué pasaría si se aprendiera a no darle importancia, a asumir que quizá, que la primera vez salga mal o regular, no es tan importante? ¿Que lo realmente importante es que acabe saliendo bien y que, como en muchos otros aspectos de la vida, ‘nadie lo hace bien a la primera’?”, preguntan. Por eso, el consejo de la ciencia es volver a tener “relaciones eróticas para disfrutar y no para conseguir un buen puntaje, lo que significa aprender a reconocer los nervios en vez de fingirlos, reconocer la inexperiencia en vez de disimularla”

By natural, by happy, digamos…. Buen finde!

Sin comentarios

Viaje al interior de una fábrica de dildos

Va una notita de color para arrancar esta última semana de enero, pesada y húmeda, como todas las de este verano cruel. Una cronista del portal Buzzfeed recorrió el interior de una fábrica de consoladores de North Hollywood (Los Ángeles), toda una revelación para quienes no habíamos imaginado cómo es la cocina de los juguetes para adultos en la actualidad (y tampoco en el pasado). Se ve que los empleados tienen oficio, a juzgar por el nivel de los detalles y el hiperrealismo alcanzado en cada una de las piezas que manipulan.

El video dura pocos segundos y pese a la cuota bizarra, tiene la necesaria dosis de gracia para ser incluído en este blog. A reírse un poco, y feliz lunes!

 

Sin comentarios