[House of Cards] Volvió Frankie

 

Fuente: David Giesbrecht para Netflix

La semana pasada el mundo de las series de televisión se puso traje, incorporó a las altas esferas del poder norteamericano y empezó al pre-calentamiento para el juego político.

Leyeras donde leyeras siempre tenías un artículo que te recordaba que el próximo fin de semana ya tenías una cita que no se podía posponer: volvía House of Cards

Por acá recordamos la versión inglesa y nos armamos un “ayuda memoria” sobre dónde habíamos dejado en su segunda season finale. Hoy vamos a charlar sobre la premiere de la tercer temporada permitiendo que, aquellos que no vieron todos los episodios, puedan también disfrutarlos… y comentar libremente.

Fuente: David Giesbrecht para Netflix

Chapter 27

¿Qué pasó?

El primer episodio arranca con una escena que no nos dice demasiado. Vemos motos, autos oficiales del gobierno norteamericano en lo que parece ser un típico pueblo del interior del país. No es nada más ni nada menos que el presidente visitando la tumba de su padre con el simple objetivo de darle más humanidad. Pero Frankie (Kevin Spacey) lo hace a su manera: solo, criticando las debilidades del padre, mostrándose como superior y dejándole un regalo poco amistoso. En todo esto plantea algo fundamental: el deseo de no ser olvidado.

Nos paramos seis meses después de que jurara como presidente y con él queriendo aprobar una ley de empleo revolucionaria que requiere del apoyo de ambas cámaras del Congreso y de todos los ciudadanos para derrumbar varios programas sociales vigentes. Con críticas y una popularidad que no deja de caer, el personaje de Kevin Spacey saca sus garras y solo se preocupa por mantenerse en el lugar que siempre quiso.

Sin embargo, uno de los hechos más importantes de este primer episodio es que nos devuelve con vida a Doug Stamper (Michael Kelly) quien, luego del suceso con Rachel, debe recuperarse y enfrenta una difícil rehabilitación que parece abrirle un poco los ojos.

¿Qué me gustó?

Aunque no venía muy enloquecida con este estreno voy a admitir que el Episodio 27 fue todo lo que una season premiere necesita: me sorprendió, me atrapó, me trajo algo diferente y, sobre todo, Frank  volvió a hablar a la pantalla.

Podría parecer un reclamo algo tonto pero, en los últimos episodios de la segunda temporada, sentí que se olvidaban de nosotros y el personaje de Spacey nos dejaba de hablar… casi olvidándonos. Ese momento en que Frank, frente a la tumba, nos mira y vuelve a hablar, nos devolvió el recurso más importante de la serie..

Fuente: David Giesbrecht para Netflix

En esta primera entrega fueron dos las cosas que más me gustaron y que quiero destacar:

  • La primera está relacionada con el increíble quiebre que vimos en esta temporada en relación con las dos anteriores. Estábamos acostumbrados a verlo como el triunfador, como aquel que nadie terminaba de valorar y todos subestimaban. Ahora está en el poder, es el poder mismo, y su objetivo es mantenerse ahí…
    Fue (y sigue siendo) extraño verlo en un programa de televisión, frente a periodistas y otros políticos que lo dejaban sin palabras, expuesto y con una reputación que va de mal en peor.
    Cuando pensaba en la tercera temporada, con honestidad, no me imaginaba que iba a venir por este lado.
  • La segunda es el cambio del narrador. Estamos acostumbrados a seguir a Frank y Claire por todos lados, que lo que sucede los tenga a ellos como protagonistas o, al menos, tenga consecuencias directas en sus planes. Me gustó conocer un poco más a Doug, que el episodio disfrute de él como eje central y ver cuáles eran sus reacciones de toda la situación de Frank como presidente.
    No estamos acostumbrados a ver esto en House of Cards y que la season premiere fuera narrada de esta forma no me parece un dato menor… nos perdimos seis meses entre la segunda y tercera temporada, estamos parados en diciembre 2014 y la mano derecha del actual presidente tiene una sensación de abandono que parece que a nadie le conviene. ¿Hacia qué lugares y qué conflictos enfrentaremos gracias a esto? Otro de los puntos que no esperaba ver y me encanta que estemos disfrutando.

¿Cómo nos fue?

El estreno de House of Cards ya logró un 88% en Rotten Tomatoes y el consenso general comentó lo siguiente:

“La tercera temporada introduce nuevos elementos políticos y personales de Frank Underwood’s, aún cuando parezca que es más de lo mismo para algunos”

Por otro lado parece que, esta tercera temporada, tuvo el doble de descargas ilegales. Mientras la segunda llegó a 320.927 descargadores, la tercera sumó unos 681.889. Pero el dato más curioso viene con los países, entre los 10 donde más se descargó la ficción, encontramos cinco en los que Netflix aún no está disponible: China, India, Australia, Polonia y Grecia. Y completan la lista Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Francia y Holanda.

Fuente: Variety

Recuerden que ya está toda la tercera temporada disponible para ver en Netflix.

Si queres seguir las novedades de “Fuera de Serie” podes hacerlo desde Twitter  ACÁ  o Facebook ALLÁ.
Además no te olvides que podes hacer tu pregunta seriéfila ACÁ