Taboo o cómo Tom Hardy no deja de brillar

 

Taboo | FX | Facebook

Si existe una serie que viene sembrando muchísima expectativa y que, episodio a episodio, demuestra que toda aquella espera realmente valió la pena, esa producción es Taboo.

Y no solo se trata de que es protagonizada por Tom Hardy, sus escenas flojo de ropa y su estética oscura; sino que se trata de una de aquellas series que sin duda van a dejar su marca en esta grilla que sabe combinar producciones masivas, increíbles y joyas que casi nadie ve.

De teaser en teaser

Taboo | FX | Facebook

Conocida como “la serie de Tom Hardy” en realidad se trata de un proyecto familiar en donde el actor y su padre, Edward “Chips” Hardy (a quien todos conocemos por sus comedias) se unen para su creación y, dicen que se inspiraron en las historias que Chip contaba a su hijo de chico. A esta dupla se suma Steven Knight, a quien no le había ido muy bien en el mundo del cine pero en la televisión maravilló con Peaky Blinders.

Con un estética oscura y sucia, la serie nos lleva a Inglaterra de 1814 (previo al reinado de Victoria I) en donde es muy fácil ver el contraste entre la Revolución Industrial (sus tonos grises, grasosos y perversos) y la burguesía británica (bella, impoluta y brillante). Es en este contexto que aparece el personaje de Hardy, James Keziah Delaney, regresa del mundo de los muertos (luego de 10 años en África) para apoderarse de unas tierras que su padre le heredó y podrían ser la clave para que la corona gane la guerra anglo-americana. 

Pero esta vuelta no se trata solo de convertirse en un enemigo del Estado Inglés, sino también de lo que significa para sus relaciones amorosas y familiares. Con James  dando vueltas reflotan muchísimas situaciones, secretos muy oscuros y amores prohibidos, que podrían perturbar a cualquiera.

Con ocho episodios en total (de los cuales, solo tres fueron ya emitidos), la dirección estuvo a cargo exclusivamente de Kristoffer Nyholm (The Enfield Haunting, Forbrydelsen) y Anders Engström (Thicker Than Water); dos directores con una larga experiencia televisiva pero que Taboo representa una de sus primeros trabajos para la televisión británica. 

Otro nombre no menor y que me gusta destacar es el de Max Richter, responsable de la banda de sonido de la serie. Pianista y compositor de música clásica, hizo un trabajo increíble con sus composiciones minimalistas que acompañan de manera excepcional la estética grasienta de Steven Knight.

Maybe this be love

Taboo | FX | Facebook

No hay mucho secreto en decir que, absolutamente todos, estábamos esperando con ansias el estreno de Taboo. Tanto, que esa vorágine de locura y papa caliente, yo también tenía cierta urgencia por escribir mi opinión sobre la producción.

Sin embargo, al ver el primer episodio, mucho de ese hype se desinfló e inundó del ritmo y tiempos de la serie. Mi primera experiencia alrededor del piloto fue de total desconcierto y sentir que, con mirarlo una sola vez, no me había resultado suficiente. También creí que necesitaba ver más antes de emitir alguna opinión (y que esta tuviese algo de sentido). Como para darles un ejemplo bastante tonto, a la hora de mirar series lo hago en idioma original y sin subtítulos pero con Taboo me resultó imposible.

Taboo tiene, para mí, tres puntos fundamentales:

  • Su narrativa: aunque la historia no resulta terriblemente innovadora o sorprendente, es maravilloso la forma de contarla. Con lentitud y tomándose los tiempos necesarios para cada situación, conversación y mirada, aquel storytelling está repleto de silencios abrumadores que son magníficos.  Se trata de una serie para disfrutar en cada uno de sus detalles, para mirar sin estar haciendo nada más y para dejarse envolver por todo lo que está contando. Al mismo tiempo, no es una producción para espectadores que esperan adrenalina, rapidez y movimiento.
  • Su estéticaSteven Knight sabe muy bien dar vida a este tipo de ambiente y en Taboo potencia lo que ya habíamos visto en Peaky Blinders. Estos ambientes decadentes, inmundos, repletos de grasitud y fealdad, de colores grises, de valores morales completamente cuestionables y perversos. Es imposible no mirar cada una de las secuencias como una puesta en escena artística, tenebrosa y, al mismo tiempo, atrapante y hermosa. Leí por ahí que Hardy había dicho que quería que Taboo fuese el opuesto de Downton Abbey y, desde la paleta de colores hasta la iluminación, lo han logrado en cada uno de sus detalles.
  • Su elenco: Todo el cast de Taboo es maravilloso y dan vida a personajes fríos, oscuros y con muchísimo relieve. Yo, personalmente, amo el trabajo de Oona Chaplin a quien considero una gran actriz pero este es uno de esos caso en que todos ellos hacen un trabajo grandioso. Quizá uno de los grandes defectos de esta serie es que el elenco queda opacado por la magnificencia de Tom Hardy quien, en James Keziah Delaney, ha logrado potenciar muchos de los elementos que pudimos ver en su John Fitzgerald (The Revenant).
    Es increíble verlo en pantalla y su personaje debería ir a la lista de los mejores del 2017.

Como muchas otras grandes series de la televisión, tengo la sensación de que Taboo quedará como una gran joya que solo algunos disfrutamos (quizá que la productora de Tom Hardy haya perdido 2 millones de libras, sea la prueba más clara de esto) y nos quejamos de su falta de reconocimiento. Sumándose así a la lista de series que, como Boardwalk Empire, nunca lograron aquella masividad que parece coronar a las grandes producciones. En lo personal pienso que será difícil ver series que la superen, aún cuando nos enfrentamos a un 2017 repleto de producciones que prometen muchísimo.

Ficha técnica

  • Género: Drama de época.
  • CreadoresTom Hardy, Edward Hardy y Steven Knight.
  • Escritores: Steven Knight y Edward Hardy.
  • DirectoresKristoffer Nyholm y Anders Engström.
  • ElencoTom Hardy, Leo Bill, Jessie Buckley, Oona Chaplin, Mark Gatiss, Stephen Graham, Jefferson Hall, David Hayman, Ed Hogg, Michael Kelly, Jonathan Pryce, Jason Watkins y Nicholas Woodeson.
  • Compositor: Max Richter
  • Productores ejecutivosTom Hardy, Ridley Scott, Liza Marshall, Kate Crowe, Dean Baker, Steven Knight y Tom Lesinski.
  • ProductoresTim Bricknell y Edward Hardy.
  • Cinematrografía: Mark Patten
  • EditoresSerkan Nihat, Matt Platts-Mills, Guy Bensley, Kate Weiland, Jason Krascucki, Beverly Mills
  • ProductoraScott Free Productions y Hardy Son & Baker
  • En Argentina se va a emitir a través de FX, pero la fecha todavía no está confirmada.

 Los invito a sumarse a la comunidad de Fuera de Serie, en FacebookTwitter , TvShowTime o YouTube :)