[Stranger things] Una serie que te deja sin palabras

 

Stranger Things | Netflix

El viernes pasado estrenó a nivel mundial la nueva serie de Netflix ‘Stranger Things’. Tuve la suerte de poder verla hace ya algunas semanas y no puedo dejar decir cuán maravillosa es.

No exagero si confieso que es una de mis producciones favoritas de este 2016. Y por lo que estuve leyendo, esa es la sensación generalizada.

De qué se trata 

Stranger Things | Netflix

La historia nos lleva a un pequeño pueblo de Estados Unidos en los ‘80 donde desaparece un niño (Will, Noah Schnapp) y, a partir de esto, empiezan a pasar cosas muy extrañas.

Con esto como motor, podríamos decir que la serie se divide en tres búsquedas que, al final de la historia, se trataba de la misma:

  • La primera es protagonizada por el grupo de amigos de Will, que luego de desapareciera son los primeros en entender qué estaba pasando realmente. Dustin (Gaten Matarazzo), Luca (Caleb McLaughlin) y Mike (Finn Wolfhard) van a conocer a Eleven (Millie Brown) y ella también se va a sumar a su búsqueda. Así es que en este proceso no sólo nos vamos a ir enterando qué es lo que está pasando sino también quién es esta extraña niña.
  • La segunda es encabezada por el jefe de policía (Hoppe, David Harbour) y la madre de Will (Joyce, Winona Ryder). Ella es la primera en darse cuenta que Will se puede comunicar mediante la electricidad y que el cuerpo que encontraron no el de su hijo. En esta vorágine se va a sumar el jefe de policía y juntos van a intentar descubrir la verdad
  • Por último tenemos a Nancy (Natalia Dyer) y Jonathan (Charlie Heaton) quienes también can a emprender una búsqueda pero, en este caso, de Barbara (Shannon Purser). La mejor amiga de ella que en una noche de fiesta desapareció sin dejar rastro.

Estos tres grupos, que al final van a unir fuerzas, van a intentar rescatar a Will y Bar, e irán descubriendo que el Gobierno utilizó su pueblo como base para experimentos secretos. Poniendo en peligro a todos los que allí viven.

Qué es lo que tanto me gustó

Stranger Things | Netflix

Amé ‘Stranger Things’ casi con locura. Me pareció maravillosa por donde se la mire. Y, sin duda uno de los elementos destacados es su estética ochentosa y el constante tributo a las grandes producciones de la década (tanto del género como íconos del cine).

Estéticamente es una serie sin reproches, que termina resultando un mimo para quienes, además de la televisión, amamos el cine. Pero no excluye, no hay algo que no cierre o te deje de lado si no disfrutaste de aquellas producciones. Junto con esto, tanto la ambientación como los efectos especiales están muy bien.

Nací a finales de los ‘80 y sin bien mis películas favoritas estrenaron entre el ‘83 y ‘87, la década forma parte de un imaginario. La serie no traiciona, uno puede perfectamente sentirse parte de esos años que nada hace ruido.

En cuanto a la narratividad no es una serie de estructura compleja. Se presenta como una producción coral pero que, en su grupo protagónico, supo darle relieve y jerarquía a sus narradores.

Winona Ryder está espléndida como esta madre laburadora, algo agotada pero sobre todo luchadora. Sin embargo quienes se roban la pantalla es el grupo de los cuatro pibes que, con sus bicicletas y faroles, se enfrentan a una presencia desconocida. Cada uno de ellos realiza un trabajo espléndido con el cual es imposible no sentirse emocionalmente conectado. Mi favorito (y bastante obvio) es  Dustin. Estoy total y completamente rendida a tus pies.

Algunas curiosidades

  • Michael Stein y Kyle Dixon (ex miembros de una banda llamada ‘Survive’) escribieron 13 horas de música para la serie.

  • Winona Ryder quiso que su peinado imitara el cabello de Meryl Streep en ‘Silkwood’.

  • La secuencia de apertura está inspirada en el trabajo de Richard Greenberg (‘Alien’, ‘Estados alterados’, ‘Superman’ y ‘Los Goonies’).

  • La voz de Gaten Matarazzo cambió tanto para cuando finalizó la producción que el equipo de sonido no pudo utilizarla para el proceso de regrabación de líneas de diálogo.

  • Filmada digitalmente con RED Dragon, en posproducción se aplicó una capa de grano real de película para poder lograr una apariencia más clásica.

  • La idea de la bandana de camuflaje que Luca utiliza en los últimos tres episodios, fue idea de Caleb McLaughlin.

  • Los actores más jóvenes estaban tan asustados con el monstruo que se les dijo que era como los monstruos de la película Monsters, Inc.

  • Para que Millie flotara en una piscina para niños, se disolvieron más de 544 kilogramos de sal de Epsom en el agua.   

  • El remolque de Hopper fue comprado por el departamento de arte por un dólar.

Si sos fan de…

Vamos con las referencias obvias. Desde ET (1982) hasta Ghostbusters (1984) con la misma simpatía de Back to the Future (1985) y el mismo terror de Alien (1979), Stranger Things tiene elementos que la conectan con todas ellas. Sin embargo cuando terminé de mirarla pensé mucho en ‘The Whispers’, serie que amé y que me pareció muy buena. Si les gustó no duden en darle una chance porque se van a encontrar con un proyecto de la misma línea pero ampliamente superior.

No se olviden que ya arrancó el prode para los EMMY2016. Entren a este link y completen, en cada categoría, a sus favoritos. 

Si queres seguir las novedades de “Fuera de Serie” podes hacerlo desde Twitter  ACÁ  o Facebook ALLÁ :)