Preacher: Otra de monstruos

 

Preacher | AMC | Facebook

Cuando armé el calendario de estrenos para mayo, fue bastante obvio que teníamos que llegar a las últimas semanas para poder disfrutar de buenos estrenos/regresos: Wayward Pines, Bloodline, Feed the Beast y, finalmente, Preacher.

Y mientras esperaba, estuve leyendo varias entrevistas a Robert Kirkman sobre el estreno de Outcast. En una de ellas hizo un comentario que me llamó la atención, dijo que los zombies se habían transformado en los nuevos vampiros y los demonios serían los nuevos zombies. Ash vs Evil Dead, Outcast, The Exorcist y Preacher; son algunas de las producciones que demuestran que el cambio en el mundo sobrenatural es un hecho.

Sobre la historia y la adaptación

Preacher | AMC | Facebook

Antes que nada quiero aclararles que, junto con el estreno de la serie, arranqué los cómics de Preacher. Pero, aunque atrasada en al historia original, si me permití disfrutar de buscar sobre los cambios que se generaron y el tipo de adaptación que se decidió hacer. Arranquemos y tengamos en cuenta que lo que vimos en la premiere fue creado casi en su totalidad para esta producción y no es algo que encontramos en el texto original.

Preacher fue publicado por primera vez en 1995 en la línea Vértico (DC). Creada por Garth Ennis (guionista) y Steve Dillon (dibujante); las portadas fueron responsabilidad de Glenn Fabry.

La historia se centra en un predicador, Jesse Custer, que es poseído por accidente por Génesis. Una criatura creada como fruto de la unión entre un ángel y demonio, es decir, que está compuesto por divinidad y maldad pura. Luego de esta posesión accidental Jesse, junto su ex-novia y un vampiro alcohólico, va a empezar a viajar por Estados Unidos en búsqueda de Dios. Y es, durante este viaje, que se van a ir enfrentando a diferentes monstruos sobrenaturales. 

En la serie de AMC Jesse es interpretado por Dominic Cooper, aquel vampiro alcohólico es Joseph Gilgun y la exnovia es Ruth Negga. Fue producida y escrita por Sam Caitlin (Breaking Bad) y dirigida por Seth Rogen y Evan Goldberg.

La historia original combina enormes niveles de horror, drama familiar y humor; construyendo una narración más bien dramática y oscura. Pero en el episodio piloto hay un quiebre y vimos una historia con más tendencia al humor, a lo satírico y a escenas rápidas de acción que parecen salidas espectáculo gore. 

Qué me pareció el piloto

Preacher | AMC | Facebook

Todavía hay mucho por construir y descubrir en esta primera temporada. Y, como suele suceder, aquellos que disfrutaron de la lectura de los cómics seguramente tengan ciertas expectativas (y mucha información) que genere cambios sobre su apreciación en la producción de AMC.

Como no-lectora les cuento que la premiere me encantó. Es cierto que quizá me resultó algo extensa pero, cuando prestas atención en cuánto dura el episodio, esta sensación está más que justificada. 

Pero vayamos por puntos:

  • Excepto por Joseph Gilgun, no tenía presente a ninguno de los actores que componen el elenco principal. Pero tanto él como Dominic Cooper y Ruth Negga me encantaron. Creo que los tres actores conforman un grupo con muchísima química y algo explosivo. Va a ser un placer verlos crecer.
  • No soy una gran amante de las historias de demonios pero sí de la idea de odiseas, del viaje, de la búsqueda y de los diferentes enfrentamientos contra el mal que este grupo de héroes puede ir teniendo. Esta búsqueda de Dios tiene todos los elementos que a los amantes de Supernatural nos gusta.
  • La verdad es que no espero que esta serie vaya a “lo oscuro”. Por el momento esta semioscuridad mezclada con ironía, ambiente trash y muy buenas escenas de acción… me encanta y funciona muy bien.
  • Amé la introducción del personaje de Tulip,  Cassidy y la pelea en el bar de Jesse. Me gustó muchísimo cómo trabajaron con la historia del feligrés con una relación problemática con la madre, cómo permitieron momentos de impacto estético como cuando presentaron a Arseface (Ian Colletti) o nos exigieron prestar atención en la presentación de los dos ángeles, indicándonos su presencia solo con un elemento musical que podía pasar desapercibido. Preacher es, en apariencia, una serie sencilla de consumir pero ya desde la premiere demostró tener más de una capa en su narrativa y eso es desafiante.
  • Por último me gustan mucho las decisiones estéticas que se tomaron en cuanto a la paleta de colores, el tipo de tomas y construcción de planos. Es algo que digo muchas veces: ver una serie visualmente impactante pero que, cuando la miras con ojo crítico, te das cuenta que no tienen grandes artilugios… es siempre grandioso desde mi punto de vista. Está claro que Preacher tiene un buen presupuesto (pero no millonario como Game of Thrones), sin embargo desde el momento cero es obvio que nos encontramos con una serie que tiene detrás buenas ideas y grandes cabezas.  

Su estreno

Preacher estrenó el primero de sus diez episodios el pasado 22 de mayo en Estados Unidos. Sin embargo, todavía estamos esperando la confirmación para ver si AMC decide emitirla por esta parte del mundo…

Si queres seguir las novedades de “Fuera de Serie” podes hacerlo desde Twitter  ACÁ  o Facebook ALLÁ :)