Iron Fist: por qué no funciona

 

MARVEL’s Iron Fist | Netflix LATAM | Foto de prensa

Aunque la emoción por las cuatro series de MARVEL en Netflix lo había inundado todo y la noticia fue recibida con muchísima expectativa, lo cierto es que a medida que las producciones estrenaron aquella sensación de felicidad, sorpresa y fidelidad decreció. El clic más claro fue con “Luke Cage” que, aunque a mí no me pareció tan floja, la opinión generalizada la sentenció como una de las peores. Lugar que ahora ocupó “Iron Fist”, el personaje que faltaba presentar y que daría el puntapié para iniciar la promoción de “The Defenders”.

Aunque venía leyendo malas críticas sobre esta producción, decidí esperar y ver por qué la serie no termina de funcionar. Además muchos de mis colegas me dijeron que les había parecido correcta y, a esa voz, le tengo algo más de confianza que al hype twittero.

O como mi mamá lo bautizó, “Iron Fish”

MARVEL’s Iron Fist | Netflix | Foto de prensa

Sin intentar aburrir o sonar repetitiva, antes de arrancar mi crítica me parece interesante compartir un minirepaso sobre “Iron Fist” y el recorrido de esta producción.

La historia se centra en Daniel Rand (Finn Jones), un multimillonario que todos daban por muerto y ahora califican como loco porque habla de monjes místicos, de una nueva dimensión  y superpoderes.

Aunque en un principio no queda del todo claro por qué decidió volver, con el transcurso de los episodios nos enteramos que Danny es ahora un maestro de Kung Fu con fuerza, agilidad y velocidad sobrehumanas. También va a contar que con solo 19 años derrotó al dragón “Shou-Lao el Inmortal“, razón por la cual  tiene arañazo en el pecho de este místico animal y es gracias a esta herida que consigue concentrar toda su energía espiritual en su puño (de ahí, el nombre de fantasía). 

Pero, como es de esperar, su regreso provoca muchísimo revuelvo dado que busca reincorporarse a la empresa familiar (de la que es dueño del 51%) en donde descubrirá algunos secretos oscuros de quien había sido socio de su padre que, ahora, es manejado por “La Mano”. Organización ya presentada en Daredevil y que vimos con mayor profundidad alrededor de la historia de Elektra.

Basada en el cómic de Roy Thomas y Gil Kane (1974); uno de los puntos más interesantes de “Iron Fist” es que su showrunner es Scott Buck, a quien todos conocemos por su trabajo en “Six Feet Under” y “Dexter”.

Todos mis “no”

MARVEL's Iron Fist | Netflix LATAM | Foto de prensa

MARVEL’s Iron Fist | Netflix LATAM | Foto de prensa

Este fin de semana fueron varias las series de Netflix que aproveché a mirar y que, de alguna manera, tenía como pendientes. Por un lado disfruté mucho de la tercera entrega de “Grace and Frankie” y por otro maratoneamos en grupo “Iron Fist”. Aunque sin duda hemos visto cosas peores, esta cuarta entrega está muy lejos del nivel de las anteriores:

- Nunca es lo mismo ser la primera que la última. Esto es una obviedad pero hay que decirlo porque existe una cuestión de timming que sin duda afecta a la producción. “Iron Fist” funciona como una quinta temporada del arco narrativo “The Defenders” y si somos más detallistas, se trata de la quinta en el lapso de dos o tres años. Esto genera que como espectadores nos cueste más sorprendernos, sentimos que estamos viendo una estructura repetida y ciertos cliché en la forma de construir al personaje. En “Daredevil”, “Jessica Jones”, “Luke Cage” y “Iron Fist” tenemos tantos elementos comunes que es muy fácil adoptar la actitud de “esto ya lo ví en las anteriores”.

Sin duda hay una decisión de negocios y comercial detrás en presentar temporadas independientes para cada personaje (punto que es necesariamente malo) pero a esta altura del partido, creo que si no podían generar cierta diversidad, todo este universo hubiese funcionado muchísimo mejor bajo una estructura coral en donde no se generara la sensación de siempre empezar de cero.

- Son necesarios los personajes carismáticos: Todos podemos admitir que este grupo de series cuenta con mejores y peores actores, pero nunca esperamos actuaciones que nos deslumbren. Lo cierto es que en “Iron Fist” ninguno de los personajes me generó empatía y en su gran mayoría, me resultaron pobremente construídos. Empezando por la actuación de Finn Jones, pasando por el agotable recurso de Rosario Dawson y terminando con los peores villanos que vimos. Faltaron personajes como Foggy (Elden Henson), Karen (Deborah Ann Woll), Malcom (Eka Darville) o Trish (Rachael Taylor), faltaron presencias fuertes como la de Fisk (Vicent D’Onofrio) o The Punisher (Jon Bernthal).

- Hay algo que a nivel estructural también falla: Personalmente me parece super interesante que las series se permitan variar la duración de sus episodios, dependiendo aquello que quieren contar. Sin embargo en “Iron Fist” todos los capítulos me resultaron demasiado largos (fue casi asesino empezar con dos de 60 minutos que casi no contaron nada) y muy pocos realmente avanzaron con la historia. Si como espectadores sentimos que es posible saltear o que dos episodios deberían haber sido resumidos en uno, hay algo que estructuralmente está fallando.

- Las peleas más pobres que vimos hasta ahora: También es cierto que a una serie como esta, uno no le está pidiendo un aura artística. En líneas generales arrancamos “Iron Fist” porque nos gusta la historia del personaje, el mundo de los superhéroes y porque espermos poder ver buenas peleas. Acá es donde yo encuentro uno de los imperdonables: las coreografías de las peleas son extremadamente pobres. No soy una experta en artes marciales por lo cual no podría decirles si se debe a los movimientos, quien los ejecuta o cómo se filmaron, pero cada una de las luchas es totalmente olvidable.

- Algunos detalles que quiero sumar. Una de las cosas que más me gustaron de las series MARVEL + Netflix, fue su trabajo con la banda de sonido. Sin ser algo que se presentaba como sofisticado, siempre se sintió correcto y acorde con las situaciones que estábamos viendo. Esto en “Iron Fist” no funciona de la misma forma y, en lo personal, creo que falla cada vez. Además esta última producción es la que hace el trabajo más pobre en la construcción de su propia verosimilitud fantástica. De las cuatro, es la menos detallista.

Para cerrar solo puedo decirles que no hay duda en que hemos visto producciones peores o más flojas, sin embargo es cierto que uno está esperando mucho más de esta asociación. Luego de cinco temporadas los responsables de estas series deberían permitirse lograr una mayor variación en sus historias, recursos y storytelling.

Aunque las historias vayan por carriles independientes y fueron presentadas como estructuras individuales, lo cierto es que nosotros las miramos como parte de un todo. Solo me queda por pensar que, esta vez, Netflix/MARVEL se olvidaron los espectadores.

 

Ficha técnica

  • Género: acción, artes marciales, fantasía.
  • Creador: Scott Buck.
  • Basado en: “Iron Fist” de Roy Thomas y Gil Kane.
  • Elenco: Finn Jones, Jessica Henwick, Tom Pelphrey, Jessica Stroup, Ramón Rodríguez, Sacha Dhawan, Rosario Dawson y David Wenham.
  • Productores ejecutivos: John Dahl, Cindy Holland, Allie Goss, Alison Engel, Kris Henigman, Alan Fine, Stan Lee, Joe Quesada, Dan Buckley, Jim Chory, Jeph Loeb, Scott Buck
  • Productor: Evan Perazzo
  • Productora: Marvel Television, ABC Studios y Devilina Productions.
  • Distribuidora: Netflix.

Los invito a sumarse a la comunidad de Fuera de Serie, en FacebookTwitter , TvShowTime o YouTube :)