Noveleamos con Las Chicas del Cable

 

Las Chicas del Cable | Netflix | Foto de prensa

Aunque pasó algo desapercibida en el mundo de los estrenos netflixeros (en donde todavía se habla de “13 Reasons Why“), el viernes 28 llegaron “Las Chicas del Cable”. Primera producción original de Netflix en España que vino a cubrir el mundillo poco explorado de la serie-novelada que tiene referentes importantísimos como “Velvet”, “Gran Hotel” o “El tiempo entre costuras“. Producciones que no son originales de dicha plataforma pero que sí disfrutaron de un éxito absoluto desde el momento en que están allí disponibles sus diferentes temporadas.

De espías, amores y otras yerbas.

Las Chicas del Cable | Netflix | Foto de prensa

Con un total de ocho episodios, “Las chicas del cable” nos lleva a Madrid de 1928 en donde nos encontramos con una ciudad sumamente tradicional que empieza a ver cómo, en silencio y por las noches, ciertas revoluciones deciden despertar, moverse y organizarse. En este escenario nos sumergimos en una moderna empresa de telefonía, la cual abre su oficina más importante y promete traer las mayores novedades del mundillo de la comunicación.

Allí es que conocemos a nuestra cuatro protagonistas, sus historias, recorrido, por qué y cómo llegaron a ser telefonistas. En este grupo se destaca Alba/Lidia (Blanca Suárez), a quien acompañamos en su relato narrado a través con voz en off, el cual funciona como crónica de aquello que viven, sus sentimientos y experiencias.

Combinando varios hilos narrativos que van desde historias románticas, hasta luchas políticas, pasando por mafias y sobornos, esta producción española nos permite reencontrarnos con más de un cara conocida para el público argentino: Maggie Civantos (Vis a Vis), Yon González (Bajo Sospecha), Sergio Mur (Sin tetas no hay paraíso), Nadia de Santiago (El Ministerio del Tiempo), Ana Fernández García (Cuestión de sexo).

De la conexión y la tecnología, hasta la historia de amor

Las Chicas del Cable | Netflix | Foto de prensa

Cada vez está más claro que el mundo de las series de televisión disfruta de una heterogeneidad muy grande y que, al contrario de lo que muchas vece parece, no solo hay distintos espectadores sino también existe una variedad enorme de producciones. En lo personal creo que la apuesta sube aún más cuando también nos amigamos con la idea de que no todas las series son para todos los momentos. A veces necesitamos una historia simple, fácil de seguir, que no nos exija nada ni nosotros a ella; y en el momento en que lo aceptamos también nos permitimos descubrir todo un mundo.

En esto creo que “Las Chicas del Cable” logra su mayor puntaje porque trata de una historia simple, que se desprende del mundo de la novela y que no tiene fallas argumentales groseras.

La historia central tiene su color, su romanticismo, toques del mundo más rosa y naif, al mismo tiempo que sabe combinar elementos de otro género (a veces policial, a veces del drama) que refuerzan aquella narrativa central. Muy acertadamente juega con las ideas del amor verdadero, la lucha femenina y la lealtad, sin que estos se conviertan en un discurso absoluto. Sin embargo en este recorrido para mí cuando la serie se mete la violencia de género, la serie no lo trata con la profundidad y cuidado que hoy debería tener. 

Ayuda a todo esto que las actuaciones, aunque repletas de cliché, también son correctas y está bien trabajadas. No sorprenden pero, una vez más, no pienso que sea la serie que venga a sorprender o permitirnos descubrir un trabajo alucinante de alguien que no conocíamos. Son actuaciones lindas o simpáticas, terminamos apreciando a ciertos personajes y olvidándo a tantos otros.

En tanto reconstrucción histórica, nos encontramos con un trabajo que es correcto pero que también se siente bastante despreocupado. No hay una rigurosidad en los detalles, ni de las costumbres o tipo de diálogos. En este punto, mi única verdadera crítica es con el tema musical que, definitivamente, no funciona. La utilización de canciones modernas en dramas de época tiene (siempre) el gran potencial de fallar terriblemente y para mí este es uno de los casos. Hay una cuestión de verosimilitud que se rompe y no termina de recuperarse cuando un ambiente de los años ’20/’30, no suena como lo imaginamos.

Cuando terminé de verla no me quedé con la sensación de que había estado mirando una mala serie pero sí entendí, inmediatamente, que se trataba de una producción para quienes de antemano habían amado otras producciones españolas que tengan el mismo registro.

Ficha técnica

  • - Género: Drama – Novela
  • - Reparto: Blanca Suárez, Yon González, Ana Fernández, Maggie Civantos, Nadia de Santiago, Martiño Rivas, Ana Polvorosa, Sergio Mur, Borja Luna, Nico Romero y Concha Velasco.
  • - Tema opening: “Hablarán de ti y de mí” por Vanesa Martín.
  • - Productora: Netflix y Bambú Producciones.
  • - Director: Ramón Campos
  • - Emisora: Netflix

Los invito a sumarse a la comunidad de Fuera de Serie, en FacebookTwitter , TvShowTime o YouTube :)