Better things: todo sobre Pamela Adlon

 

Better Things | Fx | Foto de prensa

En estos últimos meses FX nos sorprendió con dos de los mejores dramedies que vimos en bastante tiempo. Y no solo se trata de series de enorme calidad argumental sino también que supieron patear el tablero en tanto los temas que trabajaron, la estética, su forma de narrarlo y la construcción de sus personajes principales.  Atlanta, un proyecto de Donald Glover, que se anunció tímidamente pero que rápidamente conquistó a los espectadores. Y por otro nos encontramos con Better Things que también supo generar ruido y el amor absoluto.

“Mother, you had me… but i never had you”

Better Things | Fx

Oficialmente se clasificó a Better things como una comedia pero todos podemos acordar que esta producción se acerca muchísimos más a la concepción tradicional del dramedy en donde, como el nombre lo indica, vemos una combinación más que interesante de drama y comedia. Pero también es cierto que si nos queremos abrazar al concepto de la comedia, solo deberíamos hacer la salvedad de que esta producción se trata de las producciones que toman el humor desde un lugar novedoso y logran pararse dentro de la ironía, el sarcasmo y la brutalidad de la vidad cotidiana.

Desde un principio la historia planteada por la serie es bastante simple: tenemos a Sam, una actriz divorciada con tres hijas que se define a sí misma como “madre soltera”, que debe lidiar con una vida cotidiana repleta de situaciones incómodas, difíciles pero también algunas hermosas. La acompañamos en sus búsquedas laborales, en su relación con su madre, en la crianza de sus tres hijas, cómo se lleva con sus amigos pero también en las diferentes búsquedas del amor (aunque sea un amor poco comprometido).

Con diez episodios, la primera temporada estrenó a principios de septiembre y ya están disponibles los primeros cinco. En el equipo de producción nos encontramos con Louis C. K. quien no sólo trabajó en la creación del show sino también fue responsable de dirigir muchos de sus episodios. Con él, además sumamos un gran número de artistas invitados y, el detalle extra, es que el título de la serie se debe a la hermosa canción de “The Kinks”.

Crudeza, simpleza y un toque de lo bizarro

Better Things | FX | Foto de prensa

Ya todos sabemos que Pamela AdlonLouis C.K. son grandes amigos y apoyan sus proyectos; tanto que la propia actriz contó que fue el cómico quien la incentivó a crear esta serie. Con esto en mente no es difícil pensar que Better Things es para Adlon lo que Louie es para Szekely. Se tratan de series semi-autobiográficas, en donde ellos dan vida a personajes que tienen muchísimos de su verdadero yo y que, constantemente, podemos ver la relación entre lo que le pasa a sus personajes y aquello que vivieron en el mundo real.

Una de las mayores grandezas de Better Things es que a pesar de las conexiones que uno pueda lograr establecer entre la realidad y la ficción, la serie logra tener su propio estilo y es imposible no sentir que estamos viendo una historia que se apropia de la estética y personalidad de su protagonista. Sam es el centro definitivo del show y en cada parte o episodio, la vemos a ella.

Sin dudas esto nos permite disfrutar del trabajo de Pamela Adlon pero aún más importante, nos permite verla en una posición que resulta honesta y logra construir una verosimilitud tan fuerte que hasta nos preguntamos si las actrices que trabajan con ella, son o no sus verdaderas hijas.

En esto, es súper atrapante entender cómo la serie nos permite construir esta ventanita imaginaria hacia lo que es la vida del actor en Los Ángeles, logrando cierto vouyerismoa una vida que (parece) completamente diferente a la nuestra. Y digo parece porque otro de los puntos que resultan intensos de este show es la humanización de la vida de quien es reconocido. Mostrándonos situaciones que resultan tan cotidianas y sencillas, uno de sus máximos logros es lograr que Hollywood ponga los pies sobre la tierra.

Y vemos cómo este aura de lo simple está implicado en todos los aspectos de la producción y elementos narrativos. Desde los planos, hasta la fotografía, la combinación de tiempos y diálogos disfrutan de cierta simpleza que generan una gran belleza en la construcción de la historia. Estamos viendo algo que es muy diario, muy sencillo y muy real. Constantemente nos demuestra que no se necesitan artilugios para contárlo.

Por último otro de los puntos que se destacan es el trabajo del elenco que, además de interesante, logra cierta jocosidad en la construcción de sus personajes. Pamela Adlon se lleva todos nuestros premios y aplausos, pero es cierto que todo el elenco hace un gran trabajo. Quizá lo más divertido es ver la sorprendente lista de actores invitados que tiene la serie; desde Julie Bowen, David Duchovny, Danny Pudi, Bradley Whitford hasta Zach Woods, Constance Zimmer y el mismísimo Lenny Kravitz. Es muy divertido ver artistas que todos conocemos, actuando como ellos mismos (en su mayoría) pero sumergidos en una historia semi-ficcional.

Ficha técnica

  • - Género: Comedia
  • - Creadores: Pamela Adlon y Louis C.K.
  • - Reparto: Pamela Adlon, Mikey Madison, Hannah Alligood, Olivia Edward y Celia Imrie.
  • - Compositor: Jay Gruska
  • - Tema del opening“Mother” by John Lennon
  • - Origen: USA

 Los invito a sumarse a la comunidad de Fuera de Serie, en FacebookTwitter , TvShowTime o YouTube :)