American Vandal: la historia sobre los penes pintados

 
FueraDeSerieAmericanVandal

American Vandal | Netflix | Foto de prensa

Antes de arrancar con la recomendación de American Vandal, quiero contarles que no estuve actualizando en “Fuera de Serie” porque tuvimos algunos problemas técnicos que no me permitían acceder. Junto con esto, aprovecho también para contarles que es muy probable que en los próximos meses los espacios de blogs de LA NACION ya no existan más. 

Aunque esta noticia no es realmente novedosa para ustedes porque ya se los había contado, este proyecto volvió a activarse y ahora solo es cuestión de tiempo. Mientras esperamos, voy a seguir actualizando este espacio pero también estoy trabajando en el armado de un nuevo sitio (externo) en donde todos podamos seguir participando de esta grandiosa comunidad.

Ahora vayamos a lo que realmente nos importa.

La primera temporada de American Vandal estrenó durante septiembre y logró traer algo distinto (aunque no innovador) al mundo de los amantes de las series de televisión.

El adolescente norteamericano

FueraDeSerieAmericanVandal

American Vandal | Netflix | Foto de prensa

Subiéndose a la enorme tendencia de las docuseries (campo en el que Netflix ya tiene muy buenos exponentes), American Vandal es el primer proyecto televisivo de Tony Yacenda y Dan Perrault. Dos creadores que probablemente no tengan demasiado presentes porque entre sus trabajos anteriores solo encontré una serie de videos cortos (Funny or Die y CollegeHumor)

En su primera temporada de ocho episodios, este mockumentary nos lleva a una clásica secundaria estadounidense en donde los autos de los profesores fueron intervenidos con dibujos de pitos. Este hecho funciona como motor para que un grupo de alumnos decida realizar un documental para YouTube, en donde investigan el hecho de vandalismo, los posibles responsables y si el verdadero culpable es quien el colegio condenó.

Con un gran trabajo en el manejo de los estereotipos del secundario norteamericano y todo aquellas clásicas construcciones que vemos en el mundo cinematográfico sobre esta etapa escolar, conocemos la historia la enteramente a través del proceso de filmación del documental en donde mezclan la investigación y entrevistas que realizan, con el proceso creativo y pruebas que el equipo de adolescentes realiza.

Aunque no logra posicionarse por entero en la categoría de dramedy o de los géneros cómico o dramático, esta serie logra combinar distintos humores y tener momentos de gran seriedad y tensión, para pasar a situaciones completamente ridículas, adolescentes e irónicas. Lo cierto es que, al mirarla, uno tiene la constante sensación de que está en medio de un experimento en donde podes reirte, sentirte incómodo o reflexivo; casi como si no existiera diferencias entre cada momento.

Quién es el culpable

FueraDeSerieAmericanVandal

American Vandal | Netflix | Foto de prensa

A veces resulta un poco extraño entender qué series de Netflix logran mayor repercusión y cuáles parecen pasar desapercibidas o si es realmente cierto que todo lo que está en la plataforma se mira. Ante esto me sorprendió la limitada comunicación que, en todos los sentidos, tuvo esta producción que sin ninguna duda se trata de algo diferente y que permite cierto aire en una grilla sobrecargada de series.

Por eso creo que American Vandal es una serie ideal para las personas que consumen muchas producciones televisivas y que empiezan a sentir que todo se parece o que ya nadie trae algo nuevo. Así como aquellos espectadores que están dispuestos a ver algo diferente, sin tomárselo completamente en serio y dispuestos a reirse de cosas completamente tontas.

Aunque la historia no disfruta de una gran complejidad ni tampoco nos trae alguna novedad (lo que vemos, lo conocemos de tantas historias como películas de adolescentes norteamericanos hayamos visto), lo cierto es que una de las mayores riquezas está en la construcción de sus personajes y las actuaciones. Combinando guiones con partes de pura improvisación, todos los personajes se sienten reales y es imposible no imaginarlos como personas de carne y hueso, logrando así un sentido de verosimilitud impresionante. En esto, el trabajo de Jimmy Tatro (que en realidad, tiene 25 años) es alucinante y hace imposible que no nos agarremos la cabeza cada vez que Dylan habla, nos cuenta de sus bromas o reacciona frente a las cosas que le pasan.

Con episodios de solo treinta minutos, la serie logra un muy buen ritmo narrativo y esta constante de “Quién es el culpable. Todos puede serlo” no cansa ni aburre, permitiendo explorar distintas historias y sospechosos. Junto con esto uno de los grandes puntos a favor es que nunca rompe con la idea de “documental escolar”, permitiéndose ciertas desprolijidades y que todo lo que conozcamos sea a través del lente amateur del equipo. Todo esto permite que, a pesar de ciertas micro-historias y personajes algo ridículos, como espectador uno logra sumergirse en la historia y consumirla como cualquier otro documental. American Vandal se siente, se mira y se consume como una historia real y, en ese punto, logra su mayor objetivo.

Finalmente quería recomendarles una nota que publicó el sitio Nerdist, en donde los protagonistas hablaron sobre la serie.

Ficha técnica

  • - Género: Mockumentary
  • - Elenco: Tyler Alvarez, Griffin Gluck, Jimmy Tatro, Camille Hyde, Eduardo Franco, Lukas Gage, Jessica Juarez, Lou Wilson, Camille Ramsey, Calum Worthy, G. Hannelius, Saxon Sharbino, Gabriela Fresquez.
  • - Productor ejecutivo: Tony Yacenda, Dan Perrault, Dan Lagana, Joe Farrell, Ari Lubet, Josh Lieberman y Michael Rotenberg.
  • - Productora: Woodhead Entertainment, 3 Arts Entertainment, Funny or Die y CBS Television Studios.
  • - Distribuidora: Netflix
  • - Estrenó en Argentina: Netflix Latinoamérica.