Juan Pablo Varsky narra la confusión de la atleta que se equivocó de circuito

 

“No sabía adónde era la carrera. Llegaba tarde. Eran 8.25 y en Figueroa Alcorta y Monroe creí que el circuito [de la media maratón Mizuno] correspondía al de Ace [que comenzaba en Dorrego y Alcorta]“, cuenta del otro lado del teléfono Nazarena Bettinelli, con una sonrisa fresca e inocente que evidencian sus 14 años. “Al ser tan tarde, me sumé desde el km 6,5 según me di cuenta después. Por suerte, personas de la organización me prestaron su teléfono para localizar a mis papás”, agrega.

La imagen de Triamax que ilustró esta confusión se desparramó por las redes sociales para generar un gran revuelo dentro del microclima runner. Se había anotado en la prueba participativa (3km) de Ace y, finalmente, corrió 8km dentro del recorrido de la media maratón de Mizuno. No faltaron las más diversas opiniones y suposiciones sobre el error de la joven atleta. “Nos asustamos mucho. Como estaba todo vallado y estábamos llegando tarde, dejamos que Nazarena iniciara la carrera desde ese punto. Pero al ver que todas las remeras eran azules y blancas (las de los 21k Mizuno) y no verdes como las de Ace asumimos que estaba pasando algo. Nos acercamos hasta Udaondo y Alcorta, frente a la cancha de River, y el circuito obviamente continuaba para el lado del Vicente López”, explica su mamá Nilda Inés De Innocentis. Y añade: “Rescato la colaboración de los voluntarios. Rápidamente le dieron a Nazarena un celular para contactarnos”.

Nazarena es de Villa Ballester e ingresó en el mundo del running hace poco más de 3 meses. En su mundo adolescente, “corro hace un montón porque me gusta”, dice. “Es la segunda carrera en la que participo. Me firma la autorización mi papá”, describe. Su primer experiencia se dio en la carrera de Tenaris, en Campana, el último fin de semana de setiembre.

La experiencia, en palabras de Nazarena, es positiva y arroja un aprendizaje. “Me sirvió para darme cuenta que podía correr más que 3km. Nunca antes lo había hecho. Quiero seguir corriendo”, señala. Y su madre, resume: “Hay que llegar temprano a las carreras y saber dónde comienza y dónde termina. Las decisiones correctas de quienes estaban en el circuito ayudaron a que este error de mi hija se resolviera rápido. Va a seguir corriendo porque le hace bien y a nosotros nos encanta acompañarla”.

Foto: Triamax.

Seguinos en twitter en @LNCorre y en @DamianCaceres.
También podés acompañarnos en Facebook

  • Nilda Inés De Innocentis

    Gracias, Damián por tu nota, te agradezco mucho la aclaración y el aliento.

    • Damián Cáceres

      A ud. Nilda y a su hija por confiar y permitirme contar lo que sucedió desde la situación que les tocó vivenciar.

      Saludos y, de nuevo, gracias.

      • sofiacolovos

        Felicitaciones a los tres: La hija , la madre y quien la escribió. Muy linda nota. Slds!!!

  • Atori Hanzo

    El problema es que no hay fiscales sino era imposible que se colara en el km 6 y pico

  • German Negro

    Quiero alertar a quienes se meten de lleno a esta actividad. Es a partir de una experiencia personal con un familiar muy cercano. Es altamente alienante y destructiva de la familia. Hay que tener la cabeza muy bien para largarse a fondo, o hacerlo tranqui como distracción. Es una experiencia que vi repetida en mucha gente que creía que correr soluciona todo.

    • Pablo

      El deporte no es destructivo, las personas son destructivas, correr hace bien. Cualquier obsesion es mala.

    • pepe

      El running es sòlo otra actividad deportiva, que ayuda a despejar la mente y bajar unos kilos, dos buenos efectos, evidentemente si hay algo alienante y destructor de la familia, ya habría problemas anteriores que salieron a la luz……saludos.

  • Flora

    Còmo saben que sonreia si era por telelfono! LN a ponerse las pilas con el rigor periodistico

    • Damián Cáceres

      ¿Cómo me di cuenta que sonreía? Escuchándola. El rigor periodístico pasa por todo. Y escuchar es una parte de él. Acaso, ¿la sonrisa no es un gesto que puede percibirse?

      Gracias por la sugerencia. Fuiste de suma utilidad.

    • Desi

      Que suerte que nunca trabajaste en un call center donde te obligan a usar “Sonrisa telefónica”. Existe!