Edison Peña, el minero chileno que no tiene temor de correr

 

Edison Peña, uno de los 33 mineros chilenos que en 2010 fue rescatado tras permanecer 69 días atrapado bajo tierra en una mina de San José, ubicada a 30km de Copiapó, está listo para salir a disfrutar de El Cruce Columbia 2015. Su presencia, una de las grandes atracciones de la 14° edición, trasciende las fronteras con un claro mensaje de superación. “Si le demuestras a Dios que estás dispuesto a luchar, te escucha mejor que si te rindes porque a Dios no le gusta que nos demos por vencidos”, contó el minero que para superar las largas horas a la espera del rescate recortó las botas de trabajo con punta de acero hasta convertirlas casi en zapatillas deportivas para ponerse a correr en las galerías de la mina.

Peña, fanático de la música del legendario Elvis Presley, fue el decimosegundo hombre rescatado luego de sobrevivir más de dos meses bajo tierra a más de 700 metros de la superficie. “Corro desde siempre. Soy un corredor amateur desde el colegio, tiempo en el que también andaba en bicicleta”, contó el chileno de 38 años al que sus compañeros en la mina le decían “el atleta”.

En 2010, con el dorsal N° 127 en su pecho, a un mes de ser rescatado, Peña fue una de las presencias estelares en la maratón de Nueva York. De hecho, su historia fue tan fuerte que se impregnó como una de las principales celebridades de la maratón más emblemática del mundo. Tras el milagroso rescate, que fue seguido en directo por la televisión en todo el mundo, los organizadores del maratón neoyorquino lo invitaron a ver la carrera, pero el minero fue mucho más allá y aceptó el desafío de correrla. Oportunidad en la que confesó que para él fue “cumplir un sueño y que correr en una carrera como ésta te hace libre”. Y agregó: “Lo hago para motivar a los que lo quieran hacer en el futuro. No soy un gran atleta, pero no tengo temor de correr”, señaló.

“Es una emoción saber que voy a correr El Cruce. Cuando participo de estas pruebas me ayuda el pensar que puedo superar cada uno de los obstáculos que se presentan”, deslizó el hombre que prefiere correr en montaña antes que en la calle porque “allí, la naturaleza, -afirmó- te demuestra tu real lugar en el mundo y lo pequeño que sos”. El atleta amateur chileno, a pesar de no estar en su mejor condición física, en los últimos dos meses intentó recueperarse con fondos largos para llegar lo mejor posible a una competencia que nada se asemeja a lo que vivió por más de dos meses en las profundidades del suelo trasandino.

Seguinos en twitter en @LNCorre y en @DamianCaceres.
También podés acompañarnos en Facebook