Las carreras con obstáculos llegaron para quedarse

 

Por Cynthia Plohn (*)

Las carreras con obstáculos son una modalidad que ha tenido gran aceptación en todo el mundo y Argentina parece no ser la excepción. Es por eso que solo entre marzo y abril se llevarán a cabo tres carreras con esta características: el 2 de marzo la Carrera Sucia en el Complejo San Sebastián, en Escobar; el 9 de marzo se hará la Barbarian Race, en Zárate, y poco más de un mes después, el 6 de abril, se realizará la segunda edición de la Demolition Race, cuya primera edición se realizó en diciembre de 2012 en Pinamar, de la que participaron 450 corredores.

Estas carreras tienen como objetivo divertirse y sobre todo ensuciarse, ya que los corredores deberán además de correr sortear más de 20 obstáculos, entre los que se encuentran paredes de diferentes alturas, trepadoras, cuerpo a tierra, piletas de barro, cruces de agua, toboganes acuáticos, cruces en gomas y con sogas, puentes colgantes  y montañas de fardos.

Para Tomás Hastrup, director de Barbararian Race, a la gente le gusta este tipo de carreras porque presentan un desafío diferente y divertido, ya que los obstáculos le dan una vuelta de tuerca a las carreras convencionales y atraen a deportistas de otras disciplinas de entrenamiento físico general.

“Es un concepto nuevo y tiene su período de aceptación, pero este tipo de carreras son muy divertidas, fomentan la camaradería entre los corredores y brindan un espacio social post carrera novedoso. En general son una propuesta muy diferente a las carreras tradicionales que se realizan cerca de la ciudad”, agregó.

La idea de la compañía, para el 2013, es realizar una versión para el invierno, y otra más cerca del verano.

Diego Fox, director de la Demolition Race, coincide con Hastrup en que el público busca nuevos desafíos y este formato de carrera es muy desafiante.

“Para los sponsors también es muy atractiva. En esta  nueva edición tenemos una modalidad de participación en la que las empresas sponsorean su obstáculo”, informó.

Fox y su equipo y están trabajando en la Demolition 3, que se hará en julio en San Martín de los Andes; la Demolition 4 en Río Cuarto en septiembre y en diciembre la Demolition 5 nuevamente en Pinamar.

En EE.UU. este tipo de carrera ya han atraído a grandes marcas: Reebok acaba de anunciar que sponsoreará La Spartan Race, una de las carreras con obstáculos más importantes del mundo. Una de las más convocantes será la Reebok Spartan Race Times Square Challenge, que se realizará próximamente en Nueva York.

La marca también planea lanzar productos creados específicamente para los atletas que participan de estas pruebas. “En Reebok reconocemos que el panorama del fitness está cambiando. Cada vez más, la gente está empezando a verlo como parte de su estilo de vida más que simplemente como una actividad.Spartan Race está a la vanguardia de este movimiento y permite que la gente se junte para experimentar el fitness con una comunidad de gente que piensa de la misma forma; formar parte de algo que es desafiante e intimidante, pero al mismo tiempo inspirador y divertido. Esto es lo que lo hace tan gratificante y es una gran parte de lo que está impulsando el increíble crecimiento de este deporte”, dijo Matt O’Toole, Chief Marketing Officer de Reebok.

Decidí averiguar personalmente cómo es participar de estas carreras, así que próximamente compartiré la experiencia con ustedes.

(*) Cynthia Plohn es periodista y runner.

¿Participaste alguna vez de una carrera con obstáculos?