El tiempo corrió para 10.000 personas en los 10k de Fila Race

 

“El Tiempo Corre” fue la consigna bajo la cual se organizó la sexta edición de Fila Race, los 10k de FILA que se llevaron a cabo por las calles de Puerto Madero.

Con un renovado circuito, la competencia, ganada por Gustavo Frencia (29m49s) entre los varones y por Viviana Chávez (35m24s) fue una fiesta en la que no faltó la música a cargo del DJ Ale Lacroix y de la banda “Sin Ensayo”. Horacio Cabak y Soledad Villareal fueron los encargados de animar a las más de 10.000 personas que colmaron las calles del barrio porteño de Puerto Madero.

Instalada en el calendario de carreras de calle como una de las mejores pruebas de 10k de la ciudad, Fila Race invitó a miles corredores a superar sus propias marcas, iniciarse en las competencias multitudinarias y disfrutar entre amigos. Así fue como a las 8.30hs, se dieron cita en las calles Julieta Lanteri y Rosario Vera Peñaloza para recorrer un renovado circuito que tuvo gran aceptación entre los participantes.

Entre los caballeros, el atleta riojano Gustavo Frencia ganó la prueba y registró y un nuevo récord de circuito al completar los 10k en 29m49s. Detrás suyo llegó Ulises Sanguinetti, atleta de la marca, con 30m10s y completó el podio el balcarceño, Agustín Cichillitti con 30m46s.
En lo que respecta al podio femenimo, Viviana Chávez, atleta FILA, volvió a ganar la carrera con 35m24s, superando a la porteña Mariela Ortíz (35m41s) y a la neuquina Karina Fuentealba (35m46s).

La novedosa remera que recibieron los participantes contó con un cronómetro impreso en el cual pudieron dejar registro de la marca obtenida en la prueba. Además, entre todos los dorsales se sorteó un cupo para el medio maratón de Río de Janeiro, a celebrarse en el próximo mes de julio y sponsoreos de la marca por un año con el fin de que los atletas puedan seguir disfrutando de su pasión: correr.

Como todos los años, la solidaridad fue parte de Fila Race ya que al inscribirse, cada corredor pudo elegir una ONG para colaborar y donar parte de lo recaudado. Hospice San Camilo ), Fundación Asemco  y Fundación Grano de Mostaza fueron las tres opciones entre las que pudieron elegir los participantes.
Todas las botellas y tapitas utilizadas en la carrera se depositaron en tachos especiales para ser recicladas y así colaborar con la Fundación Reciduca que acompaña a jóvenes a finalizar sus estudios secundarios.  

Resultados completos