Artistas de los frenos

 

¿Hace falta presentar a Gilles Villeneuve? Espectacular

Aunque parezca una paradoja, en competición hay que saber frenar para correr rápido. La frenada y la velocidad en curva son los factores fundamentales en los que se destacan los grandes pilotos. Los secretos para frenar de monstruos de la F1 como Gilles Villenueve, Ayrton Senna, Alain Prost, Michael Schumacher, Fernando Alonso, Sebastian Vettel y Lewis Hamilton los cuenta el libro Unstoppable, recientemente editado por la Gazzetta dello Sport con información suministrada por Brembo, la famosa marca italiana de frenos. ¿Y cómo frenan los grandes campeones?

Hace ya unos cuantos años, tuve la fortuna de acudir a la cobertura del lanzamiento de una de las generaciones del Porsche 911 Turbo. El test drive arrancaba en Benalup, cerca de Jerez de la Frontera, y discurría por variadas autopistas y rutas secundarias del sur de España.

Aquella jornada empezó temprano y, a media tarde, la hoja de ruta nos llevó hasta un desolado paraje al pie de una sierra. Allí, había que detenerse cerca de una carpa de la organización del evento, donde ya había varios Turbo de la caravana estacionados.

¿El motivo? No era para un refrigerio, sino para hacer un recorrido como acompañantes nada más y nada menos que de Walter Röhrl.

Walter Röhrl en Estoril junto al Porsche 936 ganador en los ’70 en Le Mans y un 911 2009

Para los hinchas veteranos, huelgan las presentaciones. Sin embargo, para los que no lo conocen, este alemán alto y flaco (para el que no parece que los años pasen), fue Campeón del Mundo de Rally (1980 y 1982) en las viejas y muy peligrosas épocas de los famosos autos del Grupo B (más de 500 CV), verdaderos Fórmula 1 tan rápidos como letales, que debían conducir por los serpenteantes caminos habituales de la especialidad. En aquellos tiempos, principios de los ’80, Röhrl era uno de los pocos mortales capaces de conducir (muy rápido, además) semejantes bestias.

Una vez instalado en la butaca derecha del 911 partimos sin más. El camino trepaba la sierra y el Porsche iba realmente rápido. No alcanzaba a ver el velocímetro (después supe que veníamos a unos 250 km/h), pero los árboles a mi derecha desfilaban con extremada rapidez. La cúspide de dicha trepada era el ápice de una curva que prácticamente giraba el camino 180° y…en brusco descenso.

Miré de reojo a Röhrl, que manejaba imperturbable. La curva se acercaba y el 911 seguía igual de veloz ¿Va a frenar en algún momento?, pensé ¿Por qué no frena? Pocos metros antes de la curva tuve la respuesta, cuando sin la menor advertencia mi cuerpo empezó a despegarse en forma brutal del asiento hacia adelante (movimiento que, claro, restringió el cinturón de seguridad), acompañando a la trompa del auto que se hundió frenéticamente como agarrándose con uñas y dientes al piso. En milésimas de segundo, todo volvió a la normalidad, el 911 dobló y siguió su camino como si nada.

Esa maniobra ejecutada por el gran Walter Röhrl me ilustró en la práctica por qué los grandes pilotos son realmente veloces. Porque, paradójicamente, saben frenar. Allí comprendí que frenar es el verdadero arte de la conducción deportiva.

Pero ¿Todos los pilotos frenan igual? Hace pocos días, para festejar sus 40 años de trayectoria en la fabricación de frenos de competición, la conocida marca italiana Brembo publicó el libro Unstoppable, editado por la Gazzetta dello Sport y recopilado por José Miguel Calavia Cacho para CarandDriverthef1.com, en el que cuenta cómo frenaban y frenan siete grandes pilotos de la Fórmula 1: Gilles Villeneuve, Alain Prost, Ayrton Senna, Michael Schumacher, Sebastian Vettel, Fernando Alonso y Lewis Hamilton.

En el libro, los ingenieros de Brembo analizan a cada uno de ellos para llegar a estas conclusiones.

Fiel a su estilo, Gilles Villenueve era muy agresivo en la frenada. Poco le importaba la presión que ejercía a los frenos, si bloqueaba o dañaba los neumáticos. Sólo le interesaba frenar lo más tarde posible y ganar mucho tiempo antes de doblar. El video del legendario mano a mano con René Arnoux (Renault Turbo) en el GP de Francia 1979 es una muestra cabal de su estilo impetuoso y vehemente.

Ayrton Senna, un gran tester para desarrollar los sistemas de frenos en la F1

Ayrton Senna también exigía mucho a los frenos, pero era un estudioso del tema y, junto con los técnicos de Brembo, determinaron que era mejor contar con varios pistones de diámetro pequeño en las pinzas, antes que pocos y grandes. De allí, que las mordazas de freno utilizan normalmente 6 pistones en una superficie de contacto relativamente pequeña.

Su archirrival, Alain Prost, hacía honor a su seudónimo de El Profesor. Según los especialistas de Brembo, el francés cuatro veces campeón del mundo, cuidaba al máximo los frenos tratando de hacerlos durar el mayor tiempo posible. Para eso, frenaba de manera suave y lineal, sin castigar los frenos jamás.

El Profesor Alain Prost, un maestro para frenar con suavidad sin perder tiempo

El máximo ganador de todos los tiempos, Michael Schumacher, era un perfeccionista; por lo tanto, quería aplicar la presión de freno exacta para cada curva, con objeto de obtener el máximo rendimiento posible para  realizar buenos tiempos de vuelta. Además, controlaba personalmente el sistema hasta en sus más mínimos detalles, preguntando constantemente todo tipo de cuestiones técnicas a los ingenieros.

Michael Schumacher, frenadas con precisión alemana

Exactamente igual es Sebastian Vettel, un calco de Schumi para frenar. Los dos pilotos alemanes, según Brembo, solicitaban poco recorrido del pedal para obtener la mayor respuesta posible de inmediato. Vettel, además, prefiere empezar cada sesión de entrenamientos o clasificación con un set completamente nuevo de frenos para contar siempre con la máxima mordida posible.

Sebastian Vettel bloquea para doblar en primer lugar después de una largada

Por su parte, Fernando Alonso es también un perfeccionista: exige el sistema con mucha precisión para frenar al máximo sin castigar los frenos y los neumáticos. Según Brembo, es muy parecido a Prost por su tratamiento gradual y suave de los frenos. Los especialistas de la casa italiana afirman que es una especie de ABS humano, que controla en forma exacta el momento del bloqueo.

Fernando Alonso bloquea las ruedas delanteras de su Ferrari

El actual campeón mundial, Lewis Hamilton, está catalogado como excelente a la hora de frenar. Tiene un estilo motociclístico (de hecho, le gustan mucho las motos). Lo hace con agresividad en la etapa inicial de frenado, en especial con los frenos delanteros, y retrasa (estira) todo lo que puede el momento de empezar a frenar para no perder tiempo antes de la entrada en curva.

Lewis Hamilton trata de estirar al máximo la frenada

Como en muchas especialidades, cada maestro tiene su librito. Sin embargo, es fácil deducir que cada piloto frena acorde a su forma de manejo en general. Así, los hay impulsivos, agresivos y reflexivos. Una cosa es segura: no hay una receta única para frenar, porque todos ganaron con sus respectivos estilos.

Links:

http://www.caranddriverthef1.com/formula1/noticias/2015/09/11/116657-brembo-da-las-claves-alonso-schumacher-o-senna-en-la-frenada

Para mayores precisiones técnicas sobre el frenado en la Fórmula 1:

http://www.redbull.com/it/it/motorsports/f1/stories/1331715599035/brembo-racing-freni-formula-1

https://albrodpulf1.wordpress.com/2015/02/07/analisis-tecnico-frenos/

http://www.formulaf1.es/7186/frenos-de-f1/

  • Danielbond

    Para mi Prost,fue el mejor

  • GabrielXNZ

    Maravilloso el video de Villenueve