Ceremonia de encerramento

 

Lo escribo en portugués porque suena mejor, como canga, como corajoso, como cartomante, todas palabras con c, como cierre. Encerramento es más fuerte que cierre, encerramento engloba en sí misma una ceremonia, tiene movimiento, y eso, me tranquiliza, porque después viene la apertura.

“Han pasando más de tres años. Todos somos un poco más viejos.” y esta es la única frase que le robo a Almudena Grandes, la escritora española que publicó sus crónicas sobre el Mercado de Barceló en el diario El País durante todo ese tiempo.

Empecé este blog en diciembre de 2012, más o menos por la época en que se pensaba que el mundo podía acabar. Y acá estamos. Más que tres años y algo, han pasado casi cuatro. Sí, todos somos un poco más viejos.

Confieso que visualizaba este encerramento, por sentir que había perdido la frescura, por no aburrirlos, por no repetirme, porque casi todo lo que quería contar sobre esta ciudad, ya lo conté. Y lo que no, bueno, tal vez lo cuente en un libro. Ando con ganas de hacer un libro para que algunas crónicas que publiqué en este espacio tan volátil se eternicen con tinta y papel. Y lo escribo acá para obligarme a hacerlo. Es feo prometer y después no hacer. Y tan común. Hay una crónica, por ejemplo, que les quedaré debiendo, una promesa que no cumplí: escribir sobre El proyecto. Estou com um projeto aí es una frase que escucho todo el tiempo. Todos parecen estar ocupados con algún proyecto. La escucho en los bares, en la playa, en los cumpleaños, en el carnaval. Eu torço, y otra vez una palabra que suena mejor en portugués que en español, eu torço, yo hincho porque esos proyectos de los que hablan sean materializados, como este libro de crónicas de Río que quiero publicar. Ya tengo el espacio, un catering y un show para su lanzamiento en el Consulado Argentino en Río de Janeiro, ahora sólo -y nada menos- falta encontrar una editorial.

Las ideas están en el aire, ya se sabe. Hay que materializarlas antes de que otro se adelante. Mi idea de cerrar este blog-hijo, que alimento a veces con amor, a veces con desgano, a veces inspirada por fuerzas naturales que surgen cuando corro, o cuando observo y me sorprendo, o cuando vivo algo tan bizarro que a veces creo que sólo me pasa para contarlo; esta idea que estaba a metros de ver la luz, como en la salida del túnel del que tanto hablé, ese que une Botafogo con Copacabana y que durante las Olimpíadas por fin iluminaron, esa idea de cerrar el blog la estaba teniendo también el diario.

Como buena judía, lo primero que pensé al recibir el mail fue que iban a dar de baja solo el mío. Que como ya pasaron las Olimpíadas, y el Mundial, y la visita del Papa, y encima el Estado se declaró en quiebra, Río de Janeiro ya no interesaba. Con un nudo en el estómago le escribí a Nathalie Kant, que hace el blog Vivir en París.

-¿Me escribís por el blog, no?

Alivio. No es Me Río de Janeiro el que dejará de existir, es toda la plataforma de blogs de La Nación. Horror. En esta era digital en la que cuando uno por fin puede comprar el I-phone 6s, ya salió el 8, los blogs, estos espacios que fueron revolucionarios en la comunicación hace menos de una década, como el Fotolog, como Orkut, están entrando en la obsolescencia, esa palabra que hace menos de una década creo que tampoco existía.

El día que supe que los blogs no volverán a actualizarse, al final de los Juegos Olímpicos, fui a correr, y ahí se me ocurrió cuál sería el último post. Escribí:

-Hola Santiago, me imagino que estarás con la agenda repleta y la prensa de todas partes, pero arriesgo: entre el viernes y el lunes ¿tendrás un hueco para hacer una nota filmada de diez minutos? Hoy me avisaron que van a dar de baja los blogs de La Nación y esta charla con vos sería para mí cerrar Me Río de Janeiro con medalla de oro. Si no se puede no pasa nada, pero mejor preguntarte, el que no arriesga no gana :)

-Por supuesto. Contestó Lange.

La idea no surgió de la nada. Había conocido a Santiago y a todo su equipo de vela en julio, cuando escribí una crónica sobre la familia Lange para la Revista La Nación. Tenía esa ventaja. La idea también era grabar en el mejor estudio del mundo. El Estudio Arpoador, un lugar que montaron los de la televisión suiza y austríaca en la Pedra do Arpoador durante las Olimpíadas. Pedí el turno, me lo dieron. Ah! cuando el universo fluye como en automático.

Fue Santiago Lange, durante la entrevista, quien dijo que cuando algo se cierra queda espacio para abrir algo nuevo. Confirmado. El mismo día que me enteré que los blogs dejarían de existir surgieron dos espacios nuevos para escribir, lo juro, no es siempre así, de hecho casi nunca es así. Y casi, esa palabra que dicen que no se debe usar en narrativa literaria, a mí me encanta, porque es en el casi, en esa excepción, donde pasan las cosas.

No me entristece este encerramento. Miro para atrás y veo que hace más de tres años, casi cuatro, ustedes no me conocían, ni yo a ustedes. No sabía que existía Gwyneth, ni Sophie, ni Diego, ni Maria, ni Alberto, ni Re. No sabía cómo era ese diálogo fantástico que permite el blog. Voy a dejar abierto el canal del Facebook, para los que quieran acompañar las novedades que, como en un viaje, o como cuando decidí venirme a vivir a Río, no tengo idea de cuáles serán. Y eso, en el fondo, es lo que me apasiona.

El Estudio Arpoador era perfecto para filmar la entrevista, con la vista de los Dois Irmãos de fondo, con esa playa de Ipanema que fue el escenario de al menos un cuarto de las historias de este blog. Pero la perfección no existe, ya se sabe. Y el estudio quedaba lejos de la casa de Santiago Lange en Río y de la mía, que está cerca de la suya. Así que cambiamos el estudio por su casa y fue lo mejor que podía pasar, porque justo estaba su compañera de equipo, Cecilia Carranza, para terminar de completar la escena, la última de esta película carioca on-line.

Elijo cerrar este blog, en el que me dieron total libertad para publicar lo que quisiera -y eso lo agradezco profundamente-, con un video, porque es lo único que no va a poder ser impreso en un libro. Con dos medallas de oro, no una, dos. La perfección no existe pero el azar sí.

Mi homenaje a Río, protagonista incuestionable de estas historias. Sin Río de Janeiro nada de lo que conté durante más de tres años, casi cuatro, hubiera sucedido. Estamos todos un poco más viejos. Todos menos Río, que es como una mujer hermosa que acaba de gastarse todo en el salón de belleza y en el shopping. No importa. Está tan pero tan linda que le seguimos perdonando cualquier cosa.

  • Susana

    Gran cierre para este maravilloso y apasionado viaje que iniciaste hacen casi cuatro años. Me emociona y me reconforta haber sido testigo y acompañante de todo tu recorrido. Conociéndote, sé que esto no es un final sino un comienzo de alguna nueva aventura con la que nos vas a deleitar. Mucha merde!!!!! Te amo.

  • juan ignacio

    Este blog es muy bueno… me acompañó siempre en los momentos en que estaba en mi trabajo, en una oficina encerrado imaginándome que estaba en el posto nove comiéndome un acaí (de polis sucos, el de tacata aún no lo conozco pero pronto).
    Te felicito por contar tus grandes experiencias de esa ciudad que mucha gente ama me incluyo.
    se cierra una puerta pero se abre una ventana de seguro.
    ojalá sigas escribiendo de Rio en donde sea, te seguiré por otras redes sociales.
    obrigado por tudo
    mucho éxito
    Juani de Chile carioca da gema

  • Gwyneth

    Ana, que tristeza me da saber que se cierra el unico espacio en el mundo digital al que entro para refrescarme el alma…Empece a leerlo porque amo Rio, pero me encontre con mucho mas que eso. Me encontre con las cronicas de una persona sensible que trasmite de una manera exquisita lo que vive, no solo en esa ciudad maravillosa, sino adonde quiera que va. Te seguire leyendo en las redes sociales, Ana. Te deseo lo mejor para todos tus proyectos, me parece que tenes todo lo que se necesita para lograrlo! Un beso grande

    • Gwyneth

      Y en cuanto al post, es triple oro! Me quedo con eso de que las adversidades te hacen mas fuerte, este es el mensaje que mas me gusta de estos dos medallistas, asi como de tantos deportistas olimpicos sobre los que hemos leido mucho estos dias, ojala que les llegue a todos los chicos que los siguen.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/rio-de-janeiro/ Ana

      Gracias por estar Gwyneth! tus comentarios fueron un bálsamo, sabélo.

  • Matias Acosta

    Nooo que tristeza! Este el único blog que seguí y leí en mi vida, todos los días entro a ver qué historias nuevas por leer aparecían para sentirme cerca de esa ciudad que tanto amo! Hoy me vine a vivir a México y siempre me cuestiono porque no estoy en Rio y de algún modo tu blog me hace acordar que ese sueño nunca lo tengo que abandonar. Voy a extrañar mucho tus historias, tus imágenes de la ciudad, esse jeito carioca que me encanta venir a ver a este lugar. Lo mejor para lo que se viene!

  • Luciana

    Tu blog está/aba en mi barra de marcadores. Cuando lo descubrí me encantó y en pocos días leí la mayoría de las historias,me adentraba en la ciudad a la que iré a vivir en poco tiempo y que mejor que desde el guiño argentino.Espero el libro! Y ojalá sigas escribiendo en otros espacios! Salut!

  • Maria Carrasco

    Nunca escribí acá, pero te leo hace un tiempo y me encantan tus historias. Es el único blog que seguí en mi vida. Tenes como una especie de magia para narrar.
    No quería dejar de decirtelo!

    Boa sorte nos proximos projetos!

  • Humberto Parizi

    Já estou com saudades.

  • Sole

    nunca escribí, este es el único blog que seguía, amo Rio.. es una ciudad maravillosa como dicen, me acercabas un poquito a esa maravilla cada vez que lo leía. Gracias!!!! muchos éxitos en lo que sigas haciendo :)

  • Alê

    Obrigado pela viagem, Ana!

    Vou seguí-la enquanto o permitir. Gosto de
    ver com os seus (lindos) olhos, de perceber com a sua (aguçada) sensibilidade e de sentir
    com o seu (generoso) coração.

    Você é especial, menina do Rio!

    Um abraço do tamanho do Cristo Redentor.

    Alexandre (Alê)

  • silvia bb

    Qué pena Ana voy a tener síndrome de abstinencia ,es el único blog que leí,seguí y extrañaba cuando pasaban días sin que publiques algo.Tienes una gran capacidad para transmitir tus pareceres,Río ayuda sin lugar a dudas,todo se le perdona por su increíble belleza,y no debe haber una carioca que lo transmita como vos.Gracias por esta entrevista a estos campeones olímpicos pero sobre todo de la vida.Tantas alegrías provocaste con tus relatos,gracias!! y espero poder ver tu próximo proyecto.Éxitos.

  • silvia bb

    Espero el libro de este blog y que lo presentes en Córdoba.Hasta siempre Ana.

  • Romina

    Qué tristeza!
    Empece a leerlo mucho antes de conocer Rio, cuando mis experiencias previas de viajes a Brasil no eran las mejores, pero después de leer y leer este blog me dio ganas de ir….y finalmente me amigué con Brasil.
    Voy a extrañar estar frente a la compu y pensar habrá subido un post nuevo?? Pero todos los finales dan lugar a los comienzos, asi que ahora a esperar el libro.
    Beso grande!
    Romina

  • Fernando

    Una pena….!!!!!! eras mi conexion con RIO…
    Muy bueno tu blog…se quiebra un poco mi corazon que tiene algo de SOL, PRAIA, BOTECO, PAPO…CHOPE…etc etc

  • Marina

    Tristeza nao tem fim.

  • Paul Mall

    solo tres palabras. ame su blog.

  • marcelo

    como voy a extrañara este blog !!
    recien me entero
    suerteeeeeeeeeeeeee

  • Diego

    Hola, Ana. Hacía tiempo que no entraba al blog, y me desayuno esta sorpresa. Pero bueno, así es la vida , nada es eterno. O en realidad si, porque todo se transforma. Seguramente te reinventarás. Lo mas importante es que estés bien, contenta y con mucho por hacer. Quizá esto es lo que necesites para hacer realidad el libro (del que ya me habías contado). Tenés mi mail por cualquier cosa que te pueda ayudar. Te mando un abrazo, un beso y toda la energía!