Manguebeat

 

El guaiamum es un cangrejo azul con un caparazón que puede alcanzar el tamaño de un plato de postre y vive en el nordeste brasileño, por ejemplo, en Bahia. El macho tiene las pinzas desiguales, una enorme, la otra no. Y puede ser diestro o zurdo. A la hembra le dicen tapajoca y los marisqueros tradicionales no la atrapan, o cuando la atrapan la sueltan (o deberían) para que se reproduzca. Hace varias semanas que nombro al guaiamum, escribo su nombre, lo miro en las fotos que saqué en el manglar de Ponta dos Castelhanos, y dentro de una rueda de tractor, cuando ya estaban atrapados. El guaiamum forma parte de las comunidades tradicionales pesqueras, como la de la isla de Boipeba, sobre la que hace varias semanas, escribo, borro, reescribo, avanzo, retrocedo, ando para los costados como los cangrejos, pierdo el rumbo, y después lo encuentro.

En los años 90, Chico Science, el cantante original de Nação Zumbi, la banda de rock contemporáneo más importante de Brasil, inventó, junto con Fred 04, de Mundo Livre S.A., el movimiento Manguebeat (ver documental). En portugués manglar se dice mangue y estos muchachos de Recife lo eligieron para crear su manifiesto por la importancia de su biodiversidad. Son una defensa natural de las costas y son motores generadores de vida, allí se reproducen cientos de especies de peces, moluscos y crustáceos. Musicalmente el mangue representa la interacción y mezcla de estilos, ritmos y lenguajes; el lugar de creación. Si Chico Science fuera un cangrejo sería un guaiamum. Guaiamum, lectores. lectores, guaiamum. Ahora están presentados. Sigo escribiendo la nota donde los nombro una y otra vez.