Wild Río

 

Arriba, el Cristo iluminado con los colores de “los hermanos” para el día de la Independencia Argentina. En la cima del Corcovado el personal vestía gorros de lana y guantes. Lo primero que pensé fue qué exagerados, pero a los cinco minutos el frío congelaba las manos. 

Abajo es verano, un verano invernal con playas semi vacías, agua transparente, vendedores ambulantes desesperados y esa súper bacteria que destapó la CNN y acecha a los bañistas.

Falta tan poco para las Olimpíadas. El sábado en el Aterro do Flamengo ya había soldados vestidos para la guerra vigilando el área con sus bazucas gigantes. Una nenita rubia que jugaba a la pelota le pasó por abajo al caño del arma, parecía una escena trucada con photoshop de tan inverosímil. Para los juegos habrá 22 mil soldados para intentar disipar el miedo que meten los policías en huelga con sus carteles en el aeropuerto que dicen “welcome to hell” -bienvenidos al infierno. Hasta mi amiga carioca que se fue a vivir a la Argentina y que ya pasó tiempos duros en Río, como los 90, o por el 2007, tiene miedo de venir. Yo le digo que no pasa nada. Pero no me cree. “Un poco es nuestra culpa -dice un periodista amigo- por hablar siempre de las cosas malas.” Un poco sí, pero otro poco no. 

A principios de mes, Diego Vieira Machado, estudiante de arquitectura de la Universidad Federal de Rio de Janeiro, 24 años, de Belém do Pará, la puerta del Amazonas, fue encontrado sin vida, golpeado y sin ropa, dentro del campus de la universidad. Diego era gay. Pocos días antes le tocó a Juma, una onza que hicieron participar de la ceremonia de la antorcha olímpica en Manaus, capital del Amazonas. La onza, símbolo nacional, incluida en la lista de especies amenazadas del IBAMA desde 2003, quiso escaparse después de las fotos junto a la llama olímpica -símbolo de la paz y la unión entre los pueblos-, pero los del batallón militar la mataron a tiros. Qué se pensaba ese animal rebelde.

Los profesores estatales están en huelga desde marzo y las escuelas están tomadas por los estudiantes que aprenden cosas que la escuela no enseña. El MinC, Ministerio de Cultura, está tomado por los artistas, que ya hicieron más de 200 recitales. Tocaron desde Caetano hasta Letuce bajo el lema Fora Temer. Porque al final a Dilma la sacaron sin cargos justificados. Fue un golpe, un golpe muy bajo.

De golpes surge música, de crisis surgen cambios, de eventos que colocan a la ciudad maravillosa en la lupa surge la visibilidad de una realidad cruel y desigual. Hasta los chinos hablan del tema.


  • Andrea

    tengo un poco de miedo, ahora también del agua, el domingo salgo para alla con mi hija de 8 años….pero no decaeré, esperamos mucho este viaje.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/rio-de-janeiro/ Ana

      Sin miedo Andrea! el mar está divino, verde esmeralda. Me metí un montón de veces, y acá sigo. A pensar en positivo, que así es como salen bien las cosas. Buen viaje!