Qué hacer en Río cuando llueve

 

Uno nunca cuenta con la lluvia. Pero después termina contando los días de lluvia que no pasan nunca, que se repiten hasta que uno tiene que volver. En una ciudad balnearia como Río la lluvia duele. Los cariocas se deprimen, se ponen nerviosos, si pueden no salen de casa. Y los turistas sufren, porque tendrán que volver a casa blancos como esta página y nadie los envidiará en la oficina. Las fotos con fondo gris, la vista desde el Cristo tapada, la playa, algo a lo que habrá que volver con sol. Pero siempre puede ser peor. Me acuerdo que en enero de 2007, el año que me mudé a Río, llovió enero entero. Todos los días menos uno. A veces pasa. Y a veces le pasa a uno. Por eso se me ocurrió escribir una lista de lugares para pasar el tiempo cuando el tiempo no acompaña y no perder las vacaciones lamentándose.

El CCBB, Centro Cultural Banco do Brasil está en el centro, en un edificio neoclásico gigante donde siempre hay buena programación. Las exposiciones internacionales más grandes desembarcan en sus salas y además tiene cines, teatros, una pequeña cafetería y una librería bien nutrida. La entrada es gratuita y conviene ir durante los días de semana, cuando hay menos gente. La mayor parte de las salas abren de martes a domingo, de 10 a 21hs. Los lunes está cerrado.

Al lado está la Casa França-Brasil, el primer edificio neoclásico de la ciudad, con exposiciones siempre raras y un buen bistrô para comer. Para quien gusta de arte la zona del centro es un buen lugar para recorrer. Algunos lugares para visitar son el Centro Cultural de Justicia Federal, el Teatro Municipal y la galería A Gentil Carioca que está en una esquina del barrio Saara. Cuando terminen de arreglar el Gabinete portugués de lectura, hay que ir, y después, para completar el recorrido clásico, comer algo dulce en la Confeitaria Colombo e ir al Mosteiro de São Bento, un antiguo monasterio con un interior barroco-rococó maravilloso, donde todos los domingos a las diez de la mañana hay misa con cantos gregorianos. De paso, rezar un poco para que la lluvia pase rápido.

Hace poco inauguró la Biblioteca Parque Estadual, cerca de la Estación Central, moderna, con wi fi gratuito y actividades varias, un oasis en el infierno de la Avenida Presidente Vargas; y en el nuevo Puerto Maravilla está el Museo de Arte de Río -MAR-, con toda la historia de la ciudad y un restaurante en la terraza desde donde se ve la obra del arquitecto Santiago Calatrava, el Museo del Mañana, que abrirá en breve.

Del otro lado de la ciudad, en el barrio de Gávea, el Instituto Moreira Salles es un excelente programa. Siempre hay exposiciones, charlas, espectáculos, ciclos de cine y otros eventos. Y un jardín precioso donde se puede tomar algo mientras se disfruta de la vista imponente y refrescante de la Floresta da Tijuca. La mayoría de las exposiciones tienen entrada gratuita. Y por ahí nomás está la galería indicada para conocer artistas brasileños: Mercedes Viegas Arte Contemporánea. Para ver marcas internacionales hay que atravesar el túnel e ir al shopping más lujoso de Río de Janeiro, el Village Mall que está en Barra da Tijuca.  

Tanto en Flamengo como en Ipanema están las sedes de Oi Futuro, espacios de arte y tecnología. El de Flamengo funciona en un edificio de 1918, donde estaba el Museo del Teléfono, a una cuadra y media de la estación de Metro Largo do Machado. Hay desde artes visuales a obras de teatro, la programación es diversificada y excelente. Las exposiciones y el acceso a la biblioteca y al museo son gratuitos. Las entradas para el resto de las actividades tienen precios muy accesibles. En el hall de entrada hay una biblioteca con buenos ejemplares sobre arte y comunicación, y auriculares para conocer las últimas novedades de la música brasileña. En el último piso hay una simpática cafetería con Wi-Fi y una terraza con vista al barrio de Flamengo. Después inauguraron la sede de Ipanema, en diagonal a la plaza General Osorio y a pasos de la estación del Metro. Hay performances, exposiciones, debates y recitales de cantantes y bandas de la mejor calidad, en un clima íntimo y con un sonido impecable, por R$ 20. Las entradas hay que comprarlas anticipadas porque el espacio es muy limitado.

En Botafogo está Olho da Rua, un espacio alternativo de arte que ya salió publicado en este blog (aquí el link) y la Casa Daros, que también salió acá y hay que visitar antes de que cierre definitivamente. En todos los casos es bueno chequear qué días están cerrados los lugares, generalmente los lunes. Y algunos también martes. Hay muchísimos lugares más, pero con estos ya se puede pasear hasta que salga el sol.

  • Gwyneth

    Ana, y que sitios historicos, o museos historicos, son interesantes para visitar?

    • http://blogs.lanacion.com.ar/rio-de-janeiro/ Ana

      Está el Museo Histórico Nacional, el de Bellas Artes, el Forte de Copacabana, el Parque Lage, el Museo del Indio, entre otros varios.

      • Rosario Cazenave

        también pueden ir al Convento Sao Bento, que es increíblemente bello, o tomar la barcaza en Plaza XV y cruzar a Niteroi para visitar el MAC

  • Diego

    Me acuerdo de ese verano! Era la segunda vez que iba a Río y llovió todos los días (aunque el verano de un par de años después fue peor, porque murió tanta gente en las inundaciones y los desprendimientos de tierra). Hacía ese tipo de salidas culturales, asi conocí el Museo de Bellas Artes. Pero también se complicaba transitar por la urbe con esas lluvias.
    Otra recomendación (a mi me funcionó al menos) para el que quiere disfrutar igual de las playas es salir de la ciudad, irse a la Regiao dos Lagos, por ejemplo. Suele pasar que por allá hay un tiempo mas benévolo, porque las nubes a veces se encajonan en los morros y se demoran sobre la ciudad, pero mas allá de las sierras el sol resplandece. En ese caso hay que prestar atención al servicio meteorológico regional.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/rio-de-janeiro/ Ana

      o al nordeste! tanto tiempo Diego

      • Diego

        É verdade, tanto tiempo! :)