El ayer, el mañana y el caldinho de feijão

 

De a poco la región portuaria de Río de Janeiro va tomando nueva forma. Después de años de obras se empiezan a ver los resultados: el Museo del Mañana, proyecto de Santiago Calatrava, que parece un yacaré para algunos, un dinosaurio para otros, es el protagonista de esta región a la que antes nadie le daba importancia. Primero porque no había nada y segundo porque era difícil llegar. Ahora se puede tomar el VLT, de lunes a viernes de 10 a 16hs, o caminar por la costanera recién inaugurada que une el Pier Mauá con la Iglesia Nossa Senhora da Candelaria, en la Av. Presidente Vargas.

La primera obra que se hizo dentro de la revitalización del Pier -muelle- y la Praça -plaza- Mauá fue el MAR, Museo de Arte do Rio, con un edificio antiguo y otro moderno, unidos por un techo ondulado como las olas. Tanto el MAR como el Museo del Mañana miran la estatua de Irineu Evangelista de Souza, el Barón y Visconde de Mauá, primer emprendedor de Río. El edificio amarillo de estilo Art Deco, que fue el primer rascacielos de Latinoamérica, de 1930, construido por la familia Marinho -del grupo Globo-, también mira al Barón. Fue diseñado por el mismo arquitecto que hizo el Copacabana Palace, el francés Joseph Gire, y durante muchos años funcionó allí el diario A Noite, donde grababan las radionovelas. 

Uno puede pararse en la plaza, sacar fotos de los museos, hacer incluso la fila kilométrica del Museo del Mañana y entrar, pero no se va a enterar de mucho más. En cambio, si se va acompañado de alguien como Sabrina Ribeiro, de Find Your Rio, una agencia que propone paseos personalizados, puede enterarse de detalles macabros sobre el Cais do Valongo o Cais da Emperatriz, que está detrás del MAR y es el lugar en el que desembarcaron más esclavos que en ninguna otra parte del mundo.

Va a recorrer las calles de Saúde, Gamboa y el Morro da Conceição; conocer historias de casas, escaleras, graffitis, piedras y hasta del caldinho de feijão, el plato más carioca que existe, que nació justamente en esa región. Después de saber su historia, el caldinho que ofrecen dentro del paseo, en el Hotel Pompeu, tiene otro sabor. Pero mejor escuchar a la propia Sabrina, que cuenta en este video de qué va el tour y deja con ganas de conocer el lado menos divulgado de la ciudad, donde todo comenzó.

El puerto y sus encantos. Rio de Janeiro from Ana Schlimovich on Vimeo.