Río de plástico

-Es la gente, dicen casi todos cuando hablo de la basura del arroyo Antoñico, del río Paraná, la Bahía de Guanabara o la playa de São Conrado. Es la gente, dicen. Como si la gente fuera una entidad abstracta en vez de personas y quienes conversamos unos cactus.  Seguir leyendo

Sin comentarios

Golpe bajo

Después de nueve años sin ver televisión; el plasma, muy grande, mucha definición, más de cien canales, adorna el cuarto como un cuadro oscuro. Ahora que tengo Net, el cable brasileño, tampoco miro. Me deshabitué. Pero el domingo, mientras hacía la valija para viajar a Argentina, lo prendí, y no me gustó lo que vi.

Seguir leyendo

El extraño fenómeno del mosquito reductor de cabezas

Mañana empieza el carnaval, pero nadie habla de eso. A mis amigos corresponsales de medios internacionales les cambiaron las pautas de noticias. Ya no interesa quien será la portabandera de tal o cual escola de samba, ni cuántos millones invirtió la intendencia para el carnaval 2016 en el caso de Río, o cuántos dejó de invertir por falta de fondos la de São Luis de Maranhão, en el lejano norte brasileño. Lo urgente es hablar del zika, el más “reciente” enemigo del planeta y de la preservación de la especie humana.

Seguir leyendo

Las olas, el viento y la basura

Termina enero, el año mal comenzó y ya tiene un mes menos. Último post del mes. Viernes. Foda. Iba a escribir sobre la basura, que últimamente está tan presente en mi vida. En la vida de todos, pero ahora la veo con más frecuencia, en más cantidad y en lugares donde contrasta demasiado. Seguir leyendo

Ningún río para reírse

Carioca era un río. Hoy es apenas el nombre un documental sobre la principal fuente de agua que Río de Janeiro tuvo durante dos siglos, el río que le dio nombre a los habitantes de la ciudad y orientó el crecimiento de la ciudad. Carioca era un río y ahora es una gran cloaca que vomita su caldo espeso y hediondo en la bellísima Bahía de Guanabara.

Hasta el 5 de noviembre, el río Doce, el más importante del estado de Minas Gerais, y una de las principales cuencas brasileñas, también era un río que recorría más de ochocientos kilómetros hasta desembocar en el Océano Atlántico. Hoy es apenas el lugar donde ocurrió el peor desastre ecológico de la historia de este país con tamaño de continente. Seguir leyendo

El Macho del Domingo

Había sido un día de playa formidable, Ipanema semi vacía, mar caribe, delfines pululando en el mar, sí, de verdad, a veces aparecen. Apolos jugando altinha, Apolos haciendo surf, Apolos con sus novias, Apolos haciendo guiños. Apolos como el nadador de la novela que estoy devorando, O Meu Amante de Domingo, de Alexandra Lucas Coelho, escritora, periodista y cronista portuguesa que vivió tres años en Río. Seguir leyendo

Babilônia

Algo se quema en Santos, la capital del Surf, en el litoral paulista. El humo del incendio es grueso, pesado y negro. Son tanques de etanol y nafta, que media hora más tarde, cuando yo ya no esté viendo esas imágenes en la tele de la fotocopiadora, explotarán. José Junior sube un video a Facebook de otro chico negro baleado en esta “guerra de drogas” en el Complexo do Alemão, una de las favelas más pobres de Río. En otro video filmado con celular, un hombre es golpeado y detenido por la policía cuando protesta en contra de un acto que pide el retorno de los militares. “Leva” -lleva- grita la gente y aplaude cuando unos diez policías le pegan al “comunista”. Otra foto muestra un joven lleno de golpes y lastimaduras. Lucas, a quien anoche molieron a palos en un bar de Botafogo, al final de una marcha contra la homofobia. La semana pasada se armó un escándalo con la nueva novela de la TV Globo, Babilônia, en la que dos señoras de 80 años (Fernanda Montenegro y Nathalia Timberg) se besan en la boca en el capítulo estreno. Y hace dos días, la Comisión de Constitución y Justicia aprobó una enmienda para bajar la minoridad penal de 18 a 16 años. Hoy casi no veo selfies con ojos achinados y piquitos, ni fotos de “paraísos”. Mi timeline muestra la otra cara de este Brasil alegre. La espalda de Cristo. Mientras tanto, la altura máxima para circular por los supermercados sin chocar la cabeza con un huevo de pascua es 1,70. En Santos explotan tanques de combustible y en Malvinas tres compañías británicas festejan que encontraron, en este raro 2 de abril, yacimientos de petróleo. ¿Felices fiestas?

Río de Xixi

¡Viva! ¡Hoy empieza el Carnaval! La fiesta más esperada del calendario carioca y su gran divisor. Después de la folia empieza el verdadero año lectivo-laboral. Esto será el lunes 23, en diez días. Hasta entonces reinarán los blocos -desfiles callejeros-, las lentejuelas, la cerveza y un aroma característico de esta fecha, el del xixi, pipí, pis.

Seguir leyendo

El voto imaginario

Después de 7 años y medio viviendo en Brasil, sería más lógico poder votar acá que tener que hacerlo en Argentina. Me une con mi país la familia, los amigos, los alfajores, las medialunas, la melancolía, el buen teatro y el cine, pero de política, nada. Cuanto más tiempo pasa, menos conozco a los políticos y sus partidos.

Como tampoco puedo votar en Brasil, el país de las siglas, PT, PSD, PSOL, PSL, PSTU, PMDB, me dedico a esquivar los carteles de propaganda. Si votara, probablemente haría lo mismo que la mujer de este video.

Seguir leyendo

Bum bum

Son las cuatro y media de la tarde en Tel Aviv y voy a The Photo House, la tienda más antigua de fotografía de la ciudad, de 1940. La conocí porque está en el mismo barrio donde estoy parando y por un documental que se llama Life in Stills, que narra la historia de cómo Miriam Weissenstein, de 96 años, y su nieto Ben, los de las fotos de arriba, trabajan juntos para salvar la mayor colección de fotos que hay de la ciudad. Un rato antes había pasado por la antigua municipalidad, donde se declaró la independencia de Israel, en el 48, donde hay otra buena colección de fotos de la época y una impactante, que muestra lo que era Tel Aviv a principios del siglo XX: un desierto.

Seguir leyendo