Brasil de película – Parte II

 

Mientras la actualidad brasileña escribe el mejor guión de su historia, lleno de suspenso, villanos, mentiras y heroínas, seguimos con el cine del gigante. Había propuesto 22 títulos, así que muchas buenas películas seguro quedarán afuera de esta segunda tanda cronológica de 11. Pueden agregar recomendaciones en los comentarios así se forma una buena filmoteca.


Abril Despedaçado (2001)

De Walter Salles. Un drama sobre dos familias destinadas a una venganza sin fin, filmado en el sertão baiano. Esta película, una producción suizo-franco-brasileña, fue el puntapié inicial de la carrera internacional de Rodrigo Santoro.

Amarelo Manga (2002)

De Cláuido Assis. Filmada en Recife, con una banda sonora espectacular y fotografía de Walter Carvalho, retrata la vida interior de la capital pernambucana como ninguna otra película, salvo otra suya, Febre do Rato, una poesía en blanco y negro que se estrenó en 2011.

Edifício Master (2002)

Genial documental dirigido por Eduardo Coutinho que muestra la vida íntima y cotidiana de los habitantes de un edificio con 276 monoambientes, situado a una cuadra de la playa de Copacabana.

Cinema, Aspirinas e Urubus (2005)

Es el estreno como director de Marcelo Gomes. Cuenta la historia de Johann (Peter Ketnath), un alemán que en 1942 huye de la Segunda Guerra Mundial y se va a trabajar como vendedor de aspirinas en el Nordeste de Brasil.

Se eu Fosse Você (2006)

Divertida comedia sobre un matrimonio que un día, al despertarse, se da cuenta de que están con los cuerpos cambiados, él en el cuerpo de ella y viceversa. Con Tony Ramos y Glória Pires.

Meu nome não é Johnny (2008)

Dirigida por Mauro Lima, cuenta la historia real de João Guilherme Estrella, un joven carioca de clase media-alta que se transformó en un líder del tráfico de drogas. Con la brillante actuación de Selton Mello.

 

A Mulher Invisível (2009)

Escrita y dirigida por Cláudio Torres, con la actuación de Selton Mello y Luana Piovani, es una comedia sobre un tipo deprimido por su separación que se inventa a la mujer perfecta.

VIPs (2010)

Dirigida por Toniko Melo y protagonizada por Wagner Moura, narra la increíble historia de un joven -inspirado en Marcelo Nascimento da Rocha-, que no consigue asumir su propia identidad y por eso asume otras, por ejemplo, la del hijo del dueño de Gol, creando los mayores fraudes de la historia brasileña.

Bruna surfistinha (2011)

Dirigida por Marcus Baldini y basada en la historia real de una prostituta brasileña, en una adaptación del best-seller O Doce Veneno Do Escorpião: o Diário de uma Garota de Programa, de Raquel Pacheco. Protagonizada por la bella Deborah Secco.

Paraísos artificiais (2012)

Dirigida por Marcos Prado y producida por José Padilha -la dupla de Tropa de Elite-, la película se introduce en el mundo de las drogas y la psicodelia que acompañan las fiestas de música electrónica. Con su buena dosis de suspenso, romance y Amsterdam.

Ventos de Agosto (2014)

Deliciosa obra prima de Gabriel Mascaro, a través de un hombre que se dedica a grabar el sonido del viento -interpretado por el propio director-, muestra con unas imágenes preciosas y detallistas cómo transcurre la vida en un pueblito de pescadores del nordeste.

  • Diego

    Que buena idea, Ana, dedicar un post al cine brasileño. Yo agregaria a la lista “O homem que copiava”, “O Homem nu” y “Durbal discos”, tres filmes que cuentan historias absurdas y hasta trágicas con grandes dosis de humor. Muy recomendables!
    No me gustan las comedias livianas tipo “Se eu fosse voce”, parecen esas peliculas producidas por Suar o Telefe.

    Y a no olvidar esa cinta de denuncia descarnada, Carandiru, del argento Hector Babenco.

    • http://blogs.lanacion.com.ar/rio-de-janeiro/ Ana

      Buenísimo aporte Diego! a mí tampoco me gustan demasiado las comedias pero esa reconozco que sí.

  • Joseci Pereira

    Abril Despedaçado en español quedo: Detrás del Sol. Tiene un canal en YouTube con algunas películas brasileñas en español:

    https://www.youtube.com/channel/UCdL-ysm-JB0XwvtFt4-sSuQ